Este jueves empieza la hora de la verdad para Rousseff en Brasil

Este jueves empieza la hora de la verdad para Rousseff en Brasil

Senado brasileño comenzará a decidir si la absuelve o la despoja de su cargo de manera definitiva.

fg

Dilma Rousseff recibió el martes el apoyo de cientos de sus seguidores durante una manifestación en São Paulo.

Foto:

Reuters

25 de agosto 2016 , 01:09 a.m.

El Senado brasileño comenzará a decidir este jueves el destino de la presidenta Dilma Rousseff, suspendida desde mayo y que podría ser finalmente destituida la semana próxima, lo que confirmaría en el poder al ahora mandatario interino, Michel Temer.

En caso de que Rousseff sea despojada de su cargo, tras ser acusada de adulteración de balances fiscales, Temer seguirá en la Presidencia hasta el primero de enero del 2019, cuando finaliza el actual mandato, pero si el Senado absuelve a la mandataria, esta recuperará el poder una vez que se publique la sentencia.

La decisión definitiva se prevé que será tomada entre el martes y el miércoles próximos, después de unas maratonianas audiencias que empezarán este jueves con la comparecencia de dos testigos de la parte acusadora y otros seis presentados por la defensa, que desde hoy estarán recluidos e incomunicados en un hotel de Brasilia. (Lea: Llamado agónico de Dilma Rousseff para frenar su destitución)

Todas las sesiones serán dirigidas por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ricardo Lewandowski, quien actúa como garante constitucional del proceso, que la mandataria y sus seguidores han calificado desde el inicio como un “golpe de Estado” fabricado en el Legislativo.

Una vez que sean escuchados los ocho testigos, lo cual se prevé que concluirá la noche del viernes o la madrugada del sábado, el juicio será retomado el lunes, cuando Rousseff comparecerá personalmente para presentar su defensa.

“Voy al Senado porque creo en la democracia. Debo eso al pueblo brasileño. No voy porque crea en la belleza de lo que ven mis ojos. Tengo absoluta claridad de lo que están haciendo. Sé que es una injusticia y mi presencia es muy incómoda, extremadamente incómoda”, declaró Rousseff el martes, en un acto con cientos de sus partidarios.

En la que será su primera y única comparecencia ante el Senado desde el pasado 12 de mayo, cuando fue suspendida de sus funciones y se instauró el juicio político, la mandataria dispondrá de media hora para exponer sus alegatos. Luego, en lo que muchos anticipan que serán los momentos de mayor tensión en todo el juicio. (Lea: Rousseff propone elecciones anticipadas para tranquilizar a Brasil)

Rousseff deberá responder a las preguntas que puedan formular los 81 senadores, que en una clara mayoría ya se han manifestado en favor de su destitución.

Para que la mandataria suspendida sea definitivamente apartada del poder será necesario que lo apruebe una mayoría calificada de 54 votos, que representan dos tercios de los escaños del Senado.

Encuestas publicadas por la prensa local dicen que al menos 51 senadores han anticipado su apoyo a la destitución, frente a 19 que declararon su apoyo a Rousseff, mientras que en el entorno de Temer cuentan con unos 60 votos en contra de la presidenta. 

AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA