Imagen de prosperidad opaca las denuncias en contra de Daniel Ortega

Imagen de prosperidad opaca las denuncias en contra de Daniel Ortega

La oposición prevé una abstención de 78 por ciento en las elecciones del pasado domingo.

fg

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.

Foto:

Rodrigo Arangua / Reuters

06 de noviembre 2016 , 11:21 p.m.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llegó este domingo a las elecciones presidenciales como candidato favorito para hacerse con su tercer mandato consecutivo hasta el 2021, en un proceso electoral en el que las denuncias de fraude, autoritarismo y corrupción quedaron eclipsadas por su imagen de garante de un bienestar sin precedentes en el segundo país más pobre de Latinoamérica.

Después de casi una década de crecimiento sostenido, déficit e inflación controlados, los comicios estuvieron dominados por Ortega, quien disfrutaba de una amplia ventaja, pues según las últimas encuestas, contaba con un 69,8 por ciento de los votos, bajo la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Entretanto, el movimiento Ciudadanos por la Libertad, integrado por antiguos miembros de la Coalición Nacional por la Democracia, principal grupo de oposición en Nicaragua, estimó hoy en un 78 por ciento el nivel de abstención en las elecciones generales de este domingo.

La dirigente de ese movimiento, Kitty Monterrey, dijo en rueda de prensa que sus observadores ubicados en las afueras de los centros de votación reportaron un promedio de la participación de 25 personas por Junta Receptora de Voto (JRV) en el casco rural y de 40 en las zonas urbanas, de un máximo de 400.

(También: La del presidente Ortega, victoria cantada en Nicaragua)

"Conforme nuestra experiencia electoral, de mantenerse esta tendencia, al final de este proceso habría una participación de aproximadamente el 21 por ciento, y en consecuencia la abstención superaría el 78 por ciento", señaló.

No obstante, el ente electoral se mostró optimista con la afluencia de personas a las JRV, pese a que no se observó un flujo masivo de votantes. La mayor afluencia de ciudadanos nicaragüenses a las JRV se vio por la mañana, pero a pesar de eso tampoco pudo notarse una participación multitudinaria.

El Consorcio Panorama Electoral, integrado por cuatro organismos cívicos nicaragüenses, informó de una "concurrencia moderada" en los comicios de este domingo. En tanto, líderes del opositor Frente Amplio Democrático (FAD) aseguraron que la abstención "ha sido masiva", lo que consideraron una expresión "del rechazo a la farsa electoral".

"Hemos hecho un cálculo de 70 por ciento a 80 por ciento" de abstención, afirmó la antigua aspirante a la vicepresidencia de la principal fuerza opositora Violeta Granera en base a un informe preliminar de los observadores del FAD desplegados fuera de los centros de votación.

El principal bloque nicaragüense para estas elecciones era la Coalición Nacional por la Democracia, que luego de los fallos de los poderes Electoral y Judicial que devinieron en su anulación, se dividió en el FAD y Ciudadanos por la Libertad.

Según el movimiento Ciudadanos por la Libertad, con la abstención la población rechazó la "farsa electoral", debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo despojaron del Partido Liberal Independiente (PLI) "a sus legítimas autoridades, con lo cual se cercenó a los ciudadanos la posibilidad de elegir".

Asimismo, advirtió sobre la impresión de 5,8 millones de papeletas, cuando la combinación del padrón pasivo y activo es de 4,9 millones de votantes.

Nicaragua llegó a esta elección general con una nueva y criticada candidatura del presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, que busca su cuarto mandato y tercero consecutivo, ahora junto a su esposa, Rosario Murillo, como aspirante a vicepresidente.

Ortega, que cumplirá 71 años el 11 de noviembre, ha dirigido el segundo país más pobre de América Latina, después de Haití, en dos etapas: la primera desde 1985 hasta 1990, cuando fue derrotado por Violeta Chamorro (Unión Nacional Opositora), y la segunda, desde 2007, al vencer en las presidenciales celebradas un año antes y también en las de 2011.

Por decisión de Ortega, los comicios no contaron con observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) ni la Unión Europea (UE), entes que cuestionaron el proceso electoral de 2011, en el que obtuvo su segunda reelección consecutiva.

Se espera que el Tribunal Electoral ofrezca el primer cómputo oficial del escrutinio este lunes. Un total de 4,34 millones de nicaragüenses estaban convocados este domingo para elegir a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

REUTERS, AFP Y EFE
Managua

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA