La ola verde que avanza para despenalizar el aborto en Argentina

La ola verde que avanza para despenalizar el aborto en Argentina

Es vista como una victoria del feminismo en el país, que desde 1921 no abría debate frente al tema.

Aborto en Argentina

Es la primera vez que el tema del aborto llega a discutirse en el Parlamento argentino, tras siete intentos fallidos.

Foto:

EFE / David Fernández

16 de junio 2018 , 06:45 p.m.

Las gélidas temperaturas de Buenos Aires, que por esta semana rozaron los cinco grados centígrados, no fueron impedimento para que miles de mujeres y hombres esperaran en las afueras del Congreso la respuesta frente a un proyecto de ley que busca despenalizar el aborto en Argentina y que pasadas 23 horas de debate fue aprobado en una difícil y apretada votación.

El estallido del movimiento feminista retumbó en la sede del legislativo, ambientado por gritos de alegría, llanto y pañuelos verdes, emblema de la campaña por el aborto legal.

“Las casi 24 horas sin dormir y paradas no fueron un obstáculo sino un momento de encuentro, de sororidad (hermandad entre mujeres) y de empuje para que esta ley en la calle se haga escuchar y los diputados y diputadas escucharon, por suerte, nuestras voces”, señaló Gabriela Bombart, una de las manifestantes que pasó toda la noche en la calle. Para ella, lo ocurrido el jueves es un paso más para pagar una “deuda de la democracia”, como es el aborto legal, seguro y gratuito, lo que refleja que “el feminismo está más vivo que nunca”.

Sin embargo, el debate más difícil todavía no se ha dado y ahora pasa al Senado de Argentina, en el que sus 72 integrantes tienen una posición mucho más conservadora frente al tema y que todavía no han dado una fecha para su realización.

“Destacar el trabajo de estos meses en la Cámara de Diputados y todos los argentinos, que han dado un debate histórico propio de la democracia”, fue lo único que atinó a decir el viernes el presidente Mauricio Macri, un acérrimo “defensor de la vida”, como él mismo se califica, y quien ha ratificado en diferentes ocasiones estar en contra del aborto.

Pero la actitud del mandatario, según han dicho varios analistas, obedece a una estrategia –también calificada como oportunismo político– que le permite en ese sentido limar asperezas con sectores y partidos en los que no tiene mucha aceptación, pero además distraer la atención de la gente de temas delicados en este momento como la más que delicada crisis económica por la que atraviesa el país, entre otros temas.

Al mandatario le llovieron cuestionamientos por parte de Obispos de la Iglesia Católica, que le recriminan haber abierto de nuevo el debate frente a este polémico y enterrado tema en Argentina, que desde 1921 solo permitía el aborto cuando la salud o la vida de la madre se vieran comprometidas.

ABORTO by Diana Rincòn on Scribd

Así, luego del presidente dar luz verde al debate en la Cámara de Diputados, dicha votación de igual forma reflejó la profunda división frente al tema que existe en Argentina: 129 votos se pronunciaron a favor, 125 en contra y una abstención, una cortísima brecha.

Precisamente en el marco de esas diferencias, la diputada Elisa Carrió, uno de los principales referentes del gobernante frente Cambiemos –alianza de tendencia conservadora–, amenazó con abandonar sus filas al expresar su desacuerdo con la aprobación del proyecto, apoyado por gran parte del oficialismo. “Que le quede claro a todo Cambiemos, a la próxima rompo”, expresó la legisladora, alzando la voz y sin tener la palabra, antes de que la sesión terminara.

Entre otros aspectos, el proyecto despenaliza cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación– y no solo en los actuales supuestos por violación y peligro de salud de la madre–, y establece que si la persona gestante es menor de 16 años, se debe realizar con su consentimiento.

Pero no todo fue euforia a las afueras del Congreso, donde también se encontraban a la expectativa un centenar de integrantes del autodenominado movimiento ‘provida’, que reclamaban con sus característicos pañuelos azules que los legisladores frenaran el proyecto, que en marzo había sido presentado por séptima vez.

Cifras alarmantes

Según cifras de Unicef, en Argentina nacen anualmente casi 3.000 bebés de niñas de entre 10 y 14 años y, según Amnistía Internacional, el aborto es la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias.

En América Latina, República Dominicana, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua, Chile y Surinam son los países donde más penalidad pesa sobre aquellas mujeres que deciden abortar, mientras que el aborto es legal en solo en Uruguay, Guyana, Cuba y Puerto Rico.

En el mundo, son 32 los países en los que aborto no está permitido bajo ningún concepto, entre ellos se encuentran Andorra, San Marino y el vecino geográfico de Argentina: Chile.

“Salga adelante la ley o no, el movimiento feminista local ya logró algo más grande: una renovación generacional en la lucha por los derechos de las mujeres”, apuntó Victoria Tesoriero, integrante de la Campaña.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.