Rafael Correa 'debería venir' a Ecuador, dice presidente Lenín Moreno

Rafael Correa 'debería venir' a Ecuador, dice presidente Lenín Moreno

Presidente ecuatoriano califica de 'canallas', declaraciones de exmandatario sobre su discapacidad.

Lenín Moreno

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, quien dijo que el exmandatario Rafael Correa debería regresar al país.

Foto:

AFP

05 de julio 2018 , 04:37 p.m.

El exmandatario Rafael Correa, quien vive en Bélgica, debería regresar a Ecuador para comparecer ante la justicia que le dictó orden de prisión preventiva por su presunta participación en el secuestro de un opositor en 2012, dijo este jueves el presidente Lenín Moreno.

"Yo creo que el presidente (sic) Correa debería venir, debería venir, y a veces desearía verdaderamente que resulte inocente de lo que se le acusa", señaló Moreno en un encuentro con la prensa extranjera en la sede del gobierno nacional en Quito.

Moreno fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013. Ambos sostienen una pugna de poder que llevó a la crisis al oficialismo, en el poder desde hace una década.

El presidente agregó que "tampoco es agradable haber sido vicepresidente durante dos ocasiones de una persona que ha tenido comportamientos autoritarios" y durante cuyo mandato "se han realizado de manera clandestina, de manera subterránea, secuestros, violaciones de los derechos humanos y asesinatos".

La justicia ecuatoriana dictó el martes orden de prisión preventiva y activó una circular roja de la Interpol con fines de extradición contra Correa, quien vive en Bélgica con su familia tras dejar el poder en mayo de 2017.

La Fiscalía indaga al exmandatario por los supuestos delitos de asociación ilícita y secuestro del opositor Fernando Balda en Bogotá en 2012. El exlegislador suplente acusa a Correa de ordenar su fugaz secuestro.

Yo creo que el presidente (sic) Correa debería venir, debería venir, y a veces desearía verdaderamente que resulte inocente de lo que se le acusa.

Moreno expresó: "me espeluzna saber que el joven idealista que conocí en el 2006 se haya convertido de manera extraña, de manera siniestra, en un personaje de esa calidad".

Correa dijo el miércoles que retornar a Ecuador sería "casi un suicidio", pues considera que no tiene "garantías", y dejó entrever la posibilidad de pedir asilo en Bélgica al estimar que ese país "jamás" daría trámite a su extradición.

Tras la decisión judicial, Correa recibió el apoyo de los presidentes Evo Morales, de Bolivia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, lo que generó una ofensiva diplomática de Ecuador.

Quito llamó a consultas a su embajador en La Paz y suspendió el viaje de su nuevo representante en Caracas. Moreno consideró "desafortunadas" las declaraciones de Morales y Maduro, que denunciaron una "politización de la justicia ecuatoriana" y "persecución" contra Correa, respectivamente. "Hemos tomado nuestras resoluciones de forma independiente sin que nadie injiera en nuestra decisión y hemos sido respetuosos con la autonomía de cada uno de esos países, y exigimos la correspondencia del mismo tipo de respeto", manifestó Moreno.

Para enfrentar el posible juicio por secuestro, Correa debe estar presente en Ecuador debido a que la legislación impide el proceso en ausencia por ese delito.

El denominado 'caso Balda' se encuentra por ahora en la fase de instrucción fiscal, por lo que el exgobernante socialista podría ser sobreseído antes del llamado a juicio.

'Canallas' declaraciones sobre incapacidad

Moreno tildó de canallescas una recientes declaraciones del exjefe de Estado Rafael Correa sobre que la discapacidad de actual gobernante le provocó una "amargura" que le lleva a supuestamente actuar de manera "patológica" contra él.

"El hecho de calificar la posibilidad de que (una persona) convierta en una amargura perversa su discapacidad me parece que es una discriminación terrible", manifestó Moreno en un encuentro con la prensa extranjera sobre unas recientes declaraciones a un medio español de Correa, que asegura ser un perseguido político.

El exmandatario aseguró al medio que "algunas veces las personas que han sufrido una tragedia como la que él sufrió, él era un deportista, le metieron un balazo en la espalda y quedó condenado a una silla de ruedas, guardan una amargura, una frustración con la vida, una frustración hacia los demás que no han sufrido esa desgracia que cuando tienen poder deforman esa amargura". "Nosotros creemos que va por ahí también el asunto, porque es demasiado grave ya, es patológico", apostilló Correa, siempre según ese medio.

El hecho de calificar la posibilidad de que (una persona) convierta en una amargura perversa su discapacidad me parece que es una discriminación terrible.

Moreno quedó postrado en una silla de ruedas en 1998 tras sufrir en Quito un disparo a quemarropa por delincuentes que lo asaltaron, perdiendo la movilidad en ambas piernas.

El presidente se refirió este jueves a ese episodio de su vida y reveló que cuando recibió el disparo y se vio obligado a usar una silla de ruedas, tuvo "una nueva oportunidad en la vida". Y señaló que entonces era un empresario "que veía para arriba, para delante", pero entonces aprendió que "hay seres humanos que pasan momentos muy difíciles, a los cuales hay que amar, respetar y ayudarles a que sigan adelante" y que la nueva circunstancia le ayudó metafóricamente a "mirar desde abajo".

Lenín Moreno

Lenín Moreno, presidente de Ecuador.

Foto:

AFP

Moreno, quien fue vicepresidente durante los primeros años de la década de gobierno de Correa, consideró que los comentarios sobre su discapacidad ofenden a todo un colectivo. "Utilizar una canallada de ese tipo, me parece que es desacertado y menos de un expresidente de la República", apostilló Moreno.

El gobernante de 65 años consideró que "no se pueden atribuir ciertos comportamientos de perversidad, de criminalidad a que tengan su origen en aspectos de este tipo, así como no podría decir que ciertos tipos de comportamientos delictivos tuvieron origen en aspectos familiares y sociales", anotó.

Moreno aseguró que no tiene espacio para la amargura y se declaró una "persona feliz", en paz consigo mismo y que procura actuar de acuerdo a sus principios.

El actual presidente, quien fue enviado especial de la ONU sobre Discapacidad y Accesibilidad, ha sido reconocido en Ecuador y en instancias mundiales por su trabajo en favor de los discapacitados con las misiones "Manuela Espejo" y "Joaquín Gallegos Lara".

Correa ha sido procesado en un caso de secuestro de un exdiputado opositor en 2012, y se encuentra prófugo de la Justicia ecuatoriana que ha solicitado a Interpol una orden de detención internacional por su incomparecencia ante un tribunal de Quito.

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.