'Es urgente la reunificación monetaria y descentralización económica'

'Es urgente la reunificación monetaria y descentralización económica'

Arturo López analiza la economía cubana y los retos que tiene el nuevo presidente, Díaz- Canel. 

Tres escenarios de lo que será el futuro de la isla con...

Durante su presidencia, Barack Obama cedió y suavizó las sanciones que había contra Cuba.

Foto:

Desmond Boylan / Reuters

21 de abril 2018 , 10:08 p.m.

Para anticipar las próximas dinámicas en Cuba, hay que partir del contexto en el que está el sistema cubano: es una situación estable, pero con importantes fragilidades, sobre todo en la economía. Un descalabro en esa área, particularmente en los puntos neurálgicos de la seguridad energética y alimentaria, en la que el país tiene vulnerabilidades, tendría importantes consecuencias políticas.

El presidente Raúl Castro no saldrá bruscamente del escenario político. Hasta el 19 de abril tuvo en sus manos la triada del poder: la primera secretaría del Partido Comunista de Cuba (PCC) y las presidencias de los consejos de Estado y de Ministros.

Será un aterrizaje suave en el que una nueva generación de líderes que han ascendido en la escalera de poder del sistema, paso por paso y sujetos a pruebas y comprobaciones, tomarán las riendas.

El libreto de los próximos tres años, descrito por Raúl Castro en su discurso, es emular la transición de 2008, cuando su hermano Fidel le cedió el poder.

El sistema ganó con su papel estabilizador, que lo llevó tanto a expresar opiniones adversas sobre aspectos tradicionales de la revolución, como a ratificar el rumbo tomado por su hermano, bajando la temperatura a posibles desavenencias internas.

Lo más urgente para el nuevo equipo es implementar las medidas adoptadas y procesadas como necesarias en el VI y el VII congresos del PCC sobre la reforma económica, particularmente la reunificación monetaria y la descentralización económica y política.

Pero lo más urgente no es lo más difícil. El reto mayor sería lidiar con las consecuencias políticas de esas reformas y la presión por otra ola de cambios que estas deben generar.

Si se produce la reunificación monetaria acompañada por una devaluación y se relanza el modelo económico de acuerdo con las líneas esbozadas, la economía será más sustentable, pero se redefinirá la estructura social y de propiedad del país: habrá más ricos, más pobres y más desigualdad abierta.

Uno de los principales analistas de la política cubana desde Cuba, Rafael Hernández, ha indicado que Raúl Castro deja como legado un nuevo tipo de socialismo más funcional.

Eso es cierto, con la acotación de que aun con esa mayor funcionalidad, el modelo no es sostenible a largo plazo sin otras reformas urgentes.

Todos los experimentos para salvar economías de comando, con sectores de mercado segmentados del resto de la estructura productiva, han sido un fracaso.

Los éxitos del este de Asia, el norte de Europa y la propia India reflejan la importancia de la intervención y regulación del Gobierno. Pero ese éxito solo ha ocurrido en contextos de economías mixtas y esencialmente de mercado.

Cuba puede inventar su propio modelo, pero no puede evadir la necesidad de una competencia mercantil y un compromiso por dejar caer a las empresas ineficientes si se quiere alcanzar una mínima sostenibilidad macroeconómica.

Así mismo, el país necesita regular la tenaza de los nuevos grupos corporativos estatales, proclives a defender monopolios sin aceptar mecanismos sociales de control y defensa del consumidor.

ARTURO LÓPEZ LEVY
Experto en política latinoamericana y estadounidense

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.