México sufre embate de Katia tras terremoto que deja 65 muertos

México sufre embate de Katia tras terremoto que deja 65 muertos

Una de las zonas más afectadas por el huracán fue Zaragoza, en el sur del país.

Terremoto y huracán en México

En Juchitán, casas y colegios están partidos por la mitad.

Foto:

Ronaldo Schemidt / AFP

09 de septiembre 2017 , 06:54 p.m.

Ante los escombros de sus casas y el pánico de réplicas del terremoto, que sepultó a vecinos y familiares, centenares de habitantes de Juchitán de Zaragoza, en el sur de México –cuya costa oriental fue golpeada este sábado por Katia–, pasan las noches a la intemperie y sin saber qué será de ellos.

“Toda la casa de enfrente se vino abajo y la de atrás también, y nosotros perdimos todo”, relata Gabriela Ortiz, una de las damnificadas en Juchitán, el municipio más afectado por el movimiento telúrico de 8,2 en la escala de Richter que ya ha sido catalogado como el más virulento del último siglo.

Ortiz vio cómo, frente a sus ojos y en cuestión de segundos, el terremoto se llevaba todas sus pertenencias y ponía en riesgo su vida y la de los suyos. “Fue horrible, siento impotencia”, reconocía este jueves con lágrimas en los ojos junto a su hermano menor y su tía.

Sentada en un sillón frente a su antiguo hogar, a la intemperie y ante un calor que no da tregua ni de noche, Ortiz montaba guardia frente a su morada en este humilde municipio del sureño estado de Oaxaca.

El terremoto, el “mayor registrado” en los últimos 100 años, según el Gobierno, ha dejado hasta el momento 65 muertos, 250 heridos y 159 municipios con declaración de emergencia. Hasta 46 personas murieron en Oaxaca (sur), 15 en Chiapas (sureste) y 4 en Tabasco (sureste).

Juchitán de Zaragoza acumula más de la mitad de estos muertos –36– sepultados bajo casas e infraestructuras. “Ya viene, aquí viene otro”, gritaban unos jóvenes tendidos en colchones en plena calle mientras se levantan y ayudan a los más mayores a colocarse en medio de la calle, lejos de casas resquebrajadas hasta los cimientos, que parecen aguantarse con pinzas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, acudió el viernes a Juchitán. Una visita relámpago en la que prometió restablecer agua, alimentos y atender médicamente a sus habitantes. Entre la esperanza y la desconfianza, muchos pedían pasar de las palabras a los hechos.

Ciudad de México, con más de 20 millones de habitantes y que no olvida la pesadilla del sismo del 19 de septiembre 1985, de 8,1 grados, que dejó en ruinas amplias zonas con más de 10.000 muertos, esperaba expectante este sábado posibles réplicas. Autoridades y expertos aclararon que esta vez la distancia hacia el epicentro fue de 700 km, mientras que en 1985 fue de unos 400 km y de ahí su impacto menor en el centro del país.

EFE
Juchitán de Zaragoza, México

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA