Referendo de Cataluña pone contra las cuerdas al Gobierno español

Referendo de Cataluña pone contra las cuerdas al Gobierno español

Choques entre Policía e independentistas dejan 844 lesionados. Votaron 2,2 millones de personas.

Carles Puigdemont y Mariano Rajoy

Carles Puigdemont (izq.), presidente de la Generalitat, y Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, tienen posiciones encontradas.

Foto:

Lluis Gene - Javier Soriano / AFP

02 de octubre 2017 , 10:03 a.m.

La celebración del referendo independentista de Cataluña, en el que varios hechos de violencia mostraron la peor cara de España en los últimos 40 años, agudizó el enfrentamiento entre el gobierno de Mariano Rajoy y la Generalitat (autoridad catalana), que se apresta a pedir la proclamación de la independencia ante el Parlament (órgano legislativo).

El referendo, que había sido declarado ilegal hace varias semanas por el Tribunal Constitucional de España, se caracterizó por las actuaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil, cuyos miembros se desplazaron a lo largo de la semana pasada desde distintos puntos del país.

En los días previos y por orden judicial habían decomisado urnas, papeletas de votación, citaciones de los jurados y otro tipo de material electoral con el fin de impedir los comicios.

De la misma manera, la Fiscalía les había ordenado a los ‘mossos d’esquadra’ (Policía catalana) que clausuraran todos los puestos de votación.

Sin embargo, en muchos centros y colegios de votación, los ciudadanos realizaron tomas hasta con 36 horas de anticipación para evitar que les impidieran el acceso a ejercer un voto que consideraban válido, a pesar de su declaratoria de ilegalidad.Los golpes y disparos de bolas de goma dejaron casi 844 heridos, según la Generalitat. Y, de acuerdo con el Ministerio del Interior, 33 agentes de seguridad también resultaron lesionados.

Choques durante el referendo en Cataluña

Choques durante el referendo en Cataluña.

Foto:

AFP

Choques durante el referendo en Cataluña

La tensión durante la jornada fue alta.

Foto:

REUTERS

Choques durante el referendo en Cataluña

Choques durante el referendo en Cataluña

Foto:

AFP

Choques durante el referendo en Cataluña

El gobierno español dijo que referendo era una "farsa".

Foto:

REUTERS

Ante la inacción de los mossos d’esquadra para impedir las elecciones, el Gobierno central los denunció ante varios juzgados.

La represión de la Policía Nacional y la Guardia Civil fue criticada por amplios sectores sociales y políticos, al igual que el desafío a las instituciones españolas que planteó el Gobierno catalán, en cabeza de Carles Puigdemont.

Para el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP) en el poder, pese a los incidentes y enfrentamientos entre independentistas y la Policía, triunfó el Estado de derecho, y la responsabilidad de los sucesos violentos es de Puigdemont.

Por su parte, el partido izquierdista Podemos criticó la “política represiva del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy”, y pidió su dimisión.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos (centroizquierda), se mostró convencido de que la solución es que dimita el actual gobierno separatista y se convoque a elecciones regionales. Sin embargo, para el gobierno de Rajoy, lo sucedido ayer responde a un plan premeditado, una “escenificación” de los dirigentes separatistas. “Ha sido un ataque premeditado y consciente, al que el Estado ha reaccionado con firmeza y serenidad”, dijo en declaraciones televisadas.

Ha sido un ataque premeditado y consciente, al que el Estado ha reaccionado con firmeza y serenidad

Puigdemont criticó al gobierno de Madrid por emplear “violencia injustificada, desmedida e irresponsable”. El presidente catalán dijo que Cataluña se ganó “el derecho a tener un Estado independiente” y prometió trasladar en los próximos días el resultado del escrutinio al parlamento regional, dominado por sus partidarios, para que declare la independencia.

Además, le hizo un llamado a la Unión Europea para que deje de mirar hacia los lados en la cuestión independentista catalana.

En las primeras horas de este lunes, el Gobierno catalán informaba que hubo 2’262.424 votos emitidos, de los cuales 2’020.144 (el 90,09 por ciento) fueron a favor del sí a la independencia, 176.565 (el 7,87 por ciento) por el no; en blanco, 45.586 (2,03 por ciento) y 20.129 nulos (0,89 por ciento).

Pero, en medios locales y en redes sociales se denunciaron irregularidades, como la falta de registros de documentación, la posibilidad de que una persona votara más de una vez y la manipulación de las urnas.

Para Rivera, “lo de hoy (domingo) no era más que una coartada, una escenografía perfecta para poder declarar esta semana que viene la independencia unilateral” de la región. “El único objetivo es romper Cataluña por la mitad, fracturar a la sociedad catalana y sacarnos de Europa”, dijo, mientras pedía calma y convivencia.

Lo que viene

Aunque el gobierno de Madrid puso todo el aparato del Estado para impedir el referendo, las imágenes de votantes anónimos y de los propios líderes separatistas en distintas partes de la comunidad autónoma serán utilizadas por la Generalitat para legitimar este proceso electoral. Y, como era de esperarse, los incidentes han servido para que los separatistas culpen al Estado español de contar únicamente con la violencia como arma contra la democracia.

Mientras Rajoy ha expresado su intención de escuchar a los separatistas, siempre dentro de la ley, la mayoría de los observadores y de los líderes políticos coinciden en que la solución definitiva al problema catalán dependerá de la voluntad para dialogar sin insistir en posiciones extremas.

Reacciones

Boris Johnson
Ministro de Exteriores del Reino Unido

“Obviamente estamos preocupados por cualquier incidente violento, pero evidentemente este referendo, tal como yo lo entiendo, no es constitucional”.

Charles Michel
Primer ministro de Bélgica

“¡La violencia nunca puede ser la respuesta! Condenamos cualquier forma de violencia y reafirmamos nuestro llamamiento a un diálogo político”.

Anne Hidalgo
Alcaldesa de París

“Soy andaluza de origen y parte de mi familia es catalana. Lo que pasa es muy triste. Confieso que no entiendo que Cataluña quiera separarse de España”.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA