Puigdemont no irá al Senado y tensa más la relación con Madrid

Puigdemont no irá al Senado y tensa más la relación con Madrid

Dice que no "perderá el tiempo con aquellos que ya han decidido arrasar el autogobierno".

Puigdemont no irá al Senado y tensa más relación con Madrid

El presidente catalán, Carles Puigdemont, aseguró que ir al Senado no tendría mayor utilidad.

Foto:

Iván Alvarado / Reuters

26 de octubre 2017 , 02:09 a.m.

El presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, se rehusó este miércoles a comparecer en el Senado de España para oponerse a las medidas propuestas por el Gobierno central para impedir la secesión de esa comunidad autónoma, ya que considera que la decisión de aplicarlas “ya está tomada”.

Fuentes del Gobierno regional de Cataluña explicaron que, pese a que su “voluntad” era comparecer este jueves ante la comisión de senadores que tramitará las medidas incluidas en el artículo 155 de la Constitución española, Puigdemont decidió finalmente no viajar a Madrid, ya que a su juicio su intervención no tendría mayor utilidad. Posteriormente confirmó su ausencia en su cuenta de Instagram: “No perderemos el tiempo con aquellos que ya han decidido arrasar el autogobierno de Cataluña ¡Seguimos! #CatalanRepublic”.

En lugar de Puigdemont, el Ejecutivo catalán enviará al Senado un documento con las alegaciones en contra de la aplicación de dicho artículo, mediante el cual el Gobierno central, con la autorización de la Cámara Alta, puede asumir el ejercicio de las competencias de autogobierno de una región autónoma cuando sus gobernantes incumplan las leyes.

Cuando uno no viene a los sitios es porque no quiere hablar

La negativa no sorprendió al Ejecutivo español, cuyo ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró que, con esa conducta, el líder catalán ha dejado claro que “no quiere dialogar”. “Cuando uno no viene a los sitios es porque no quiere hablar, dialogar ni atender a los requerimientos”, dijo Méndez de Vigo, quien destacó que esa es la actitud que se ha visto “desde el principio”.

Los próximos días podrían ser cruciales en el pulso que ha seguido al referendo independentista celebrado el primero de octubre, que fue declarado ilegal por Madrid y, según el gobierno catalán, legitima sus reclamos para convertirse en un Estado.

Aunque no está claro cómo tomará el Gobierno central el control en términos prácticos, ni cómo reaccionarán los funcionarios y la policía catalana, algunos defensores de la independencia amenazaron con una campaña de desobediencia civil, elevando las posibilidades de enfrentamientos. Madrid rechaza los pedidos de diálogo de Puigdemont para resolver la situación, afirmando que primero debe retirar la ambigua declaración de independencia.

No está claro aún si Puigdemont hará una declaración unilateral de independencia, algo que, dada la oposición del gobierno de Madrid y de los líderes europeos, tendría un valor meramente simbólico. También está por ver si convoca elecciones regionales adelantadas. Esta posibilidad podría materializarse aún el viernes, antes de que el Senado lo despoje de sus poderes e imponga su mandato directo. Algunos líderes políticos y empresariales españoles respaldaron la idea de que un adelanto de los comicios podría evitar la intervención y ayudar a salir del punto muerto. Además, también podría fortalecer el mandato de Puigdemont si ganan los partidos independentistas o permitirle una salida digna en caso contrario.

Agencias Efe y Reuters - Madrid

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.