Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

'Todo saldrá bien con la paz': Roberto Pombo

Sábado 10 de diciembre de 2016
Europa

'Todo saldrá bien con la paz': Roberto Pombo

Palabras del director de EL TIEMPO en la presentación de su libro 'El tiempo por cárcel' en España.

Por:  JUANITA SAMPER OSPINA | 

De izquierda a derecha: Juan Luis Cebrían, presidente del Grupo Prisa de España; el director del diario EL TIEMPO, Roberto Pombo, y Juan Esteban Constaín, historiador y novelista.

Foto: Daniel Machado/ CEET

De izquierda a derecha: Juan Luis Cebrían, presidente del Grupo Prisa de España; el director del diario EL TIEMPO, Roberto Pombo, y Juan Esteban Constaín, historiador y novelista.

0

compartidos

“Yo creo que todo saldrá bien y que inclusive el resultado del plebiscito es bueno porque muestra que el país está dividido en dos -a veces es mejor que estarlo en cuatro-, y porque es una indicación de los votantes a los acuerdos”, dijo sobre el proceso de paz que se adelanta en Colombia entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) Roberto Pombo, director del diario EL TIEMPO, este miércoles desde Madrid (España), durante la presentación de su libro titulado 'El tiempo por cárcel'.

En el acto, consistente en una conversación con Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa, y el historiador y novelista Juan Esteban Constaín –entrevistador en la obra–, también se habló del futuro de los periódicos.

Tras explicar a la audiencia en la Fundación Ortega y Gasset el triunfo del ‘No’ en el plebiscito por la paz, circunstancia que no siempre es comprendida en el panorama internacional, el director de EL TIEMPO se mostró optimista sobre el resultado final: “El Presidente (Santos) hará uso de la facultad constitucional que tiene de manejar la paz y eso nos llevará a una nueva situación que, como siempre en Colombia, será dura, difícil y terminará funcionando bien”.

Y agregó: “Habrá algún tipo de concesiones de los votantes a esos acuerdos, y de las Farc también porque han descubierto que el establecimiento no es lo que ellos pensaban: una cosa única en la cual manda la oligarquía”.

Pombo mostró su convicción de que “la paz se logra por lo que han hecho varios presidentes consecutivamente a lo largo de doce años o un poco más”, y agregó que “lo que es absurdo es que sean tan insensatos como para no ver eso como un continuo que los debía enorgullecer a todos, cada uno por lo que hizo su parte”.

Cree que las causas de ello son “la envidia, por un lado; la vanidad, por el otro, y de alguna manera, en el caso de (el expresidente Álvaro) Uribe, una cierta concepción ideológica que conlleva unas trabas importantes porque es conceptualmente contrario a que exista un proceso, ya que no reconoce un conflicto sino un problema de orden público”.

La conclusión de Pombo también es optimista: “No volverá la guerra como antes”. El director del medio colombiano cree que la guerrilla ya hizo su proceso, su “duelo” y le es difícil devolverse. Tanto este grupo como el Gobierno están obligados a moverse. “Para la opinión pública lo más grave es que los guerrilleros históricos no vayan a la cárcel y que puedan ser elegidos. Alguna de esas condiciones va a tener que cambiar”, replicó.

Desde finales de la década pasada, Roberto Pombo dirige el diario EL TIEMPO, donde también fue reportero, editor político y editor general.

El tiempo por cárcel, editado por Debate, surge de una serie de conversaciones que el director de este diario sostuvo con Constaín, y en él cuenta parte de su vida y sus experiencias en los medios de comunicación.

El futuro del periodismo

Durante la presentación del libro, en una conversación con Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa, y Juan Esteban Constaín, entrevistador en la obra, Pombo también se refirió al futuro de los periódicos: “Los periódicos en papel dejarán de ser el eje fundamental de la información y el análisis y, eventualmente, terminarán convertidos en unos nichos de análisis y de opinión”, dijo. Ver también: 'Hoy se hacen periódicos mucho más rigurosos que los de antes'.

Agregó que “sobrevivirán económicamente si están arropados por grupos de medios rentables que tendrán que ver con temas de televisión y plataformas digitales, etc.”.

Señaló, además, que más importantes que los periódicos en sí mismos, son las marcas “en la medida que puedan transmitirles a los lectores la credibilidad, la seriedad, el punto de referencia y el polo a tierra que han significado por distintas razones en cada país para el orden informativo analítico y político”.

La sombra de García Márquez

El nombre de Gabriel García Márquez también estuvo presente a lo largo de la conversación. “Todo lo que (Pombo) contaba parecía una novela de García Márquez”, dijo Constaín en referencia al proceso de escritura del libro, que, en sus palabras, tiene “un hilo anecdótico”.

“Gabo ha sido un personaje importantísimo para mí, para Colombia y para el periodismo”, dijo Pombo. “Jugó un papel en todos los procesos de paz, infructuoso individualmente, pero rico en el total”. También señaló que fue fundamental en el periodismo; incluso si hubiera tenido un periódico exitoso, como soñó.

“Gabo tenía la capacidad de instalarse en el alma de quien tuviera en frente”, dijo Pombo. Más aún, como periodista “tenía la capacidad para entender los elementos individuales de todas las posturas, pero también, desde el punto de vista cinematográfico, para cambiar el plano de la cámara y siempre mostrar el contraplano. Cuando todos los periodistas estábamos analizando algo en un sentido unidireccional, él tenía la perspectiva para voltear la cámara de una manera muy distinta y ver el contraplano de la realidad”.

Clic generacional

La presentación del libro, editado por Debate, no terminó en punto final sino en puntos suspensivos. “Nada está definido”, dijo Pombo. El país está en puntos suspensivos: “No está definido el futuro de Colombia habiendo pasado por un proceso de paz enorme, con la mitad del país en contra de la otra media, y su solución depende de la sensatez de los dirigentes y de los componentes de la sociedad”.

La situación del país anfitrión está en puntos suspensivos: “No está decidido el futuro de España. Colombianos y españoles nos parecemos en que se piensa que todo está hecho y todo el mundo tiene derecho a decir que se haga lo que él cree y no ceder en nada”.

El periodismo está en puntos suspensivos: “Estamos en medio de una revolución sangrienta que ha dejado y dejará una cantidad de muertos en el camino, incluidos nosotros”, dijo Pombo en la conclusión de la presentación.

“Estamos en un mundo de actividades políticas y profesionales que se van a definir por fuera de los parámetros históricos habituales, por fuera de las fórmulas a las que estamos acostumbrados, por fuera de las transacciones tradicionales y eventualmente han de surgir gentes distintas a nosotros que ya no estén en plan de escribir biografías sino de hacer otras cosas”, repuntó.

“Estamos en el momento de hacer un clic generacional histórico donde lo lógico es que se organicen mediante valores y ecuaciones diferentes, de una manera más coherente y clara hacia el futuro de lo que nosotros estamos en capacidad de hacer”, finalizó.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO
España

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Siguiente

Por visados, Bulgaria ni Rumania firmarán acuerdo comercial con Canadá

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad