Migrantes musulmanes se identifican con países europeos

Migrantes musulmanes se identifican con países europeos

Así lo revela un reciente estudio que encuestó a  más de 10.500 personas.

Foto:
21 de septiembre 2017 , 03:09 a.m.

Una gran mayoría de los musulmanes que viven en Europa sienten un fuerte sentimiento de pertenencia a su país de residencia, pese a que un tercio asegura haber sufrido discriminación a la hora de buscar un puesto de trabajo.

Así lo revela un estudio de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) difundido hoy en Viena. Un 76 % de los más de 10.500 musulmanes entrevistados en 15 países europeos se sienten identificados con el país en el que viven, aunque un 31 % dice haber sido objeto de discriminación a la hora de buscar un empleo.

"La abrumadora mayoría de los musulmanes tiene una gran confianza en las instituciones democráticas" a pesar de experimentar "discriminación y hostigamiento generalizados", subraya la agencia europa en su segundo informe (desde 2009) sobre la situación de la minoría musulmana en Europa.

Esta comunidad está compuesta por unas 20 millones de personas, un 4 % de la población total de la Unión. El informe sobre minorías y discriminación (EU-MIDIS II) incluye sondeos a más de 25.500 inmigrantes de diversas minorías.

"Es totalmente ridículo afirmar que los musulmanes no están integrados en nuestras sociedades. Lo contrario es el caso: encontramos que su confianza en las instituciones democráticas es mayor que en gran parte de la población en general", asegura el director de la agencia, Michael O'Flaherty.

"Sin embargo, cualquier discriminación y delito de odio impide su inclusión y reduce su capacidad para encontrar trabajo. De esta manera, corremos el riesgo de alienar a individuos y poblaciones enteras, lo cual puede tener consecuencias peligrosas", advierte.

Tanto los nombres y apellidos, así como símbolos visibles de su pertenencia religiosa en la vestimenta o el color de la piel de muchos musulmanes pueden acarrearles un tratamiento discriminatorio.

El 27 % de los encuestados dijo haber experimentado hostigamiento debido a su origen étnico o migratorio y un 2 % fue por objeto de agresiones racistas. Con respecto al informe similar anterior, la encuesta actual "muestra que las actitudes públicas han cambiado poco en los últimos diez años".

Así, la mayoría de los afectados sigue sin denunciar los incidentes de discriminación que sufre, en primer lugar porque no cree que algo vaya a cambiar. Al mismo tiempo, un 65 % de los encuestados muestra desconocimiento sobre una autoridad u organización a la que puede dirigirse para defender sus derechos.

En este campo, España se encuentra en el último lugar -solo un 5 % de los encuestados dijo conocer una entidad apropiada- seguido de Eslovenia (6 %) y Malta (8 %). En cambio, en Dinamarca un 64 % sabía a dónde debía dirigirse, situación similar en Chipre (61 %) y el Reino Unido (52 %). Un 16 % de los musulmanes encuestados tuvo que someterse alguna vez a un control policial y casi la mitad de ese porcentaje estima que la única razón era su condición de inmigrante o pertenencia a una minoría étnica y religiosa.

En general, la FRA considera "baja" la aceptación de los musulmanes entre la población europea, pues una de cada cinco personas dice que no le gustaría tener vecinos que profesan la fe islámica. Con un 36 % de la población manifestando esa postura, Chipre es el país más reacio, seguido de Austria y Malta (ambos el 31 %). En el otro extremo se encuentran Francia (7 %), Reino Unido (12 %) y España, que junto a Dinamarca comparte el tercer puesto como más tolerante, con un 13 %.

Los datos del Eurobarómetro, recogidos en el documento, indican que el 71 % de la población comunitaria dice no tener problemas si uno de sus colegas de trabajo es musulmán, un porcentaje inferior que si se tratara de budistas (81 %), judíos (84 %), ateos (87 %) o cristianos (94 %).

El sentimiento más negativo hacia la posibilidad de tener un colega musulmán en el trabajo se registra en la República Checa, donde solo un 27 % dijo que se sentiría a gusto o que le sería indiferente, lo que contrasta con el 89 % en Suecia. En cuanto a los vínculos más cercanos, uno de cada tres europeos se sentiría disgustado si su hijo o hija tuviese una relación amorosa con alguien musulmán.

Frente a ello, el 17 % de los seguidores del islám tampoco aceptaría bien que un miembro de su familia contraiga matrimonio con una persona de otra religión. Pero casi la mitad -un 48 %- de los musulmanes encuestados ha respondido que se sentiría "totalmente a gusto" si un familiar suyo se casa con alguien no musulmán.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA