En España piden 14 años de cárcel para colombiana que botó a su hijo

En España piden 14 años de cárcel para colombiana que botó a su hijo

La mujer, que se mostró arrepentido, lo había abandonado en un contenedor de basura.

España

Los hechos ocurrieron el 15 de julio del 2015, pero apenas se celebró ayer el juicio que acusó a la mujer de asesinato en grado de tentativa.

Foto:

Archivo particular

02 de marzo 2017 , 09:25 p.m.

El juicio contra una mujer colombiana que botó a su bebé de diez días de nacido en un contenedor de basura en Mejorada del Campo, un pueblo cercano de Madrid, el 15 de julio de 2015, comenzó el viernes con una declaración de arrepentimiento de la madre, de 38 años, que aceptó su culpabilidad. El fiscal rebajó el pedido de la condena de 27 a 14 años.

Los hechos ocurrieron el 15 de julio del 2015, pero apenas se celebró el jueves el juicio que acusó a la mujer de asesinato en grado de tentativa. Próximamente se dictará la sentencia. Catalina aceptó su culpabilidad. “Perdí la cabeza; no era yo. Ahora, y después de estar en prisión, sí me he dado cuenta del daño tan grande que he hecho”, dijo llorando en el juicio, en el cual se puso de rodillas.

La colombiana aseguró estar “más que arrepentida” y ser consciente de que el bebé pudo haber muerto. En el mismo juicio, el llanto también entrecortó el testimonio de uno de los guardias civiles que rescataron al bebé. “Me senté en la parte de atrás, con las rodillas en el asiento delantero, y tuve que hacerle la reanimación porque no reaccionaba”, dijo Carlos Rodríguez.

Momentos cruciales

Ese miércoles 15 de julio del 2015, la Policía acudió a una llamada que alertaba sobre ruidos que salían de un contenedor de basura subterráneo. Un hombre que paseaba a sus perros los oyó y pidió ayuda a un vecino, convencido de que se trataba de un gato. Una pareja de guardias llegó al lugar. Cuando los policías se dieron cuenta de que “no era un animal sino una criatura”, solicitaron servicios sanitarios y una grúa, que levantó la caneca.

Adentro encontraron un morral negro: allí estaba el niño. “Entonces vimos un amasijo de mantas y un bracito de bebé; vi que tenía algo de vida”, dijo el agente. “Tenía la piel transparente, se le marcaban las venitas y no reaccionaba a ningún estímulo”, agregó. Tras cinco o siete minutos de reanimación, el bebé reaccionó y lo llevaron al hospital de Henares. Precisamente, allí había nacido el bebé.

Catalina, madre de otros tres hijos (5, 6 y 12 años) se resistió al momento de ser arrestada, poco después del hallazgo.

Luego aceptó haberlo hecho: “Me agobié con el bebé”, dijo. Fue enviada a prisión provisional y sin fianza. Al marido también lo arrestaron, pero lo dejaron en libertad al considerar que no sabía nada del abandono.

A pesar del estado en el que lo encontraron, el niño está bien. “Está en una casa de acogida; creo que lo tiene la Comunidad de Madrid y está en buenas manos hasta que encuentre una familia que le dé el cariño y el amor que se merece”, dijo Andrés Moya, el otro policía que lo encontró en la basura.

JUANITA SAMPER
Corresponsal de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA