Detenida una mujer por escuchar Placido Domingo a todo volumen

Detenida una mujer por escuchar Placido Domingo a todo volumen

La mujer había adquirido esta rutina durante 16 años, tiempo suficiente para irritar a sus vecinos.

Plácido Domingo

Placido Domingo es el cantante favorito de aquella mujer. No tanto de sus vecinos, quienes están agobiados por escucharlo a diario.

Foto:

EFE

12 de agosto 2018 , 01:07 a.m.

Una mujer de la localidad de Sturovo, en Eslovaquia, ha sido detenida por poner durante 16 años a todo volumen, desde las seis de la mañana a las diez de la noche, una aria de ópera interpretada por el tenor español Plácido Domingo, informaron medios locales del país europeo.

"La propietaria de la casa no respetó ni siquiera una sentencia definitiva del Tribunal Supremo que le prohibía poner esa música", reveló la cadena privada TV Markyza.

La detenida y varios vecinos estaban inmersos en un largo proceso judicial por el que se prohibió a la mujer volver a poner música alta dado que ocasionaba molestias. Pero, al no respetar la decisión judicial, fue arrestada.

Los acordes de un fragmento de cuatro minutos de La Traviata, de Giuseppe Verdi, que la mujer ponía de forma repetida en su aparato de música, eran acompañados por silbidos por parte de algunos vecinos, con lo que el nivel de ruido en el vecindario se hacía insoportable, señaló la cadena JOJ.

El instructor del caso, quien vio indicios de peligro por las amenazas realizadas por la mujer tras su detención el pasado lunes, solicitó para ella prisión preventiva y un juez deberá dictaminar si prosigue en la cárcel. Al parecer, la detenida protestaba con su música a todo volumen por los ladridos continuos del perro de un vecino, aunque la disputa prosiguió incluso después de la muerte del animal. El sonido se apoderó de aquella vecindad que, en primera instancia, escuchó ladridos que fueron reemplazados, con el tiempo, por las altas notas de un tenor. 

"Todo el mundo sufre. No hay ni un momento de paz, desde la mañana hasta las diez de noche. Todos los vecinos sufren", relató un angustiado vecino al medio húngaro Index. 

Otra vecina, con menores señales de desespero, añadió: "Me encanta Plácido Domingo, pero no así". Y un tercero, agobiado por el cotidiano concierto ensordecedor, aseguró: "Traería aquí a la gente que hace las leyes y les obligaría estar sentados delante de esa casa. Si dicen que eso está bien así, durante 10 años, todo bien, pero temo que se aburrirían del espectáculo en dos horas".

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.