Jardinero huye de peleas con su esposa y decide acampar por 10 años

Jardinero huye de peleas con su esposa y decide acampar por 10 años

El hombre viajó a Kingston Upon Thames, en Reino Unido, donde acampó en un bosque.

Jardín botánico

Applegate estuvo casado tres años con su esposa, según relató a la prensa británica.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

21 de octubre 2017 , 12:48 a.m.

La jardinería fue mucho para su esposa, asegura Malcolm Applegate, un británico de 62 años que ama su trabajo, cortando, cuidando y dando forma al follaje en las casas de las personas. Tanto así, que el hombre comentó que escapó de su hogar harto de las peleas que le causaban las horas que le dedicaba a su querido oficio. Y por este motivo estuvo dispuesto a vivir 10 años acampando en un bosque.

Applegate estuvo casado tres años con su esposa, según relató a la prensa británica, sin embargo, las discusiones crecieron al mismo tiempo que él se dedicaba a sus jardines. “Mientras más trabajo aceptaba, más se enojaba mi esposa. No le gustaba que estuviera fuera de la casa por mucho tiempo (…) El comportamiento controlador empezó a salirse de las manos y empezó a exigir que redujera mis horas de trabajo”, relató el hombre.

Ante esto, Applegate decidió abandonar a su esposa. Y así, montado en su bicicleta, sin previo aviso a ella ni a su familia, se alejó de la casa.

Su casa, una carpa

Tres semanas duró el viaje de Applegate desde Birmingham, donde vivía con su esposa, hasta Londres. El trayecto no fue fácil, ya que a mitad de camino le robaron su bicicleta y debió continuar a pie.

Por fin llegó a Kingston upon Thames, un municipio al suroeste de Londres, donde encontró trabajo como jardinero en una residencia de ancianos y un nuevo hogar, acampando junto a otras dos personas en un bosque cercano, según relató.Allí permaneció 10 años oculto de su esposa y de su familia que lo terminó dando por muerto tras mucho tiempo de búsqueda.

Su hogar

Applegate dejó su vida en el bosque y vive hace algún un tiempo un albergue para personas sin casa -Emmaus Greenwich-, al sur de Londres. Una vez que tuvo un sitio con muros donde dormir, no dudó en contactarse con su hermana. Le escribió una carta y ella lo llamó de vuelta, entre lágrimas. “Ahora tenemos una relación excelente”, comentó el hombre a Daily Mail.

Applegate también aseguró que ama trabajar en los jardines, aunque su principal actividad es hacer trabajos y campañas para recaudar dinero para personas sin techo. “Tengo una habitación preciosa”, aseguró. “No fue hasta que me casé que mi vida se volvió más y más inestable”, se lamentó.

La historia de Applegate recuerda la de Lawrence John Ripple, un hombre de Kansas que en 2016 le dijo a su esposa, en medio de una discusión, que prefería ir a la cárcel que seguir viviendo con ella. Acto seguido, se dirigió a un banco, asaltó a uno de los cajeros –con una nota que decía que tenía una pistola- y esperó a que llegara la policía para entregarse.

EL MERCURIO (Chile) / GDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA