Líderes europeos abordan "situación crítica" de la UE por el Brexit

Líderes europeos abordan "situación crítica" de la UE por el Brexit

La canciller alemana Angela Merkel dijo que "debemos mostrar que podemos mejorar'.

fg

Los líderes de los 27, sin el Reino Unido, se reúnen en Bratislava para discutir el futuro del proyecto europeo tras la victoria del "brexit" en el referéndum británico.

Foto:

EFE

16 de septiembre 2016 , 11:36 a.m.

Los mandatarios europeos conversan este viernes en Bratislava sobre cómo dar un nuevo impulso a una UE en "situación crítica" tras la decisión británica de abandonarla, en una cumbre informal sin Reino Unido centrada en la seguridad y la defensa.

"Estamos en una situación crítica. Tenemos que mostrar con nuestras acciones que podemos mejorar", aseguró a su llegada la canciller alemana, Angela Merkel, para quien esta cumbre debe mostrar que los mandatarios "pueden trabajar juntos para resolver los problemas" de Europa.

Los 27, reunidos entre fuertes medidas de seguridad en un castillo con vistas al Danubio y a los rojos tejados de la capital eslovaca, intentarán superar sus divisiones en temas como la acogida de migrantes y responder a las preocupaciones de 500 millones de europeos.

Según el anfitrión de la cumbre, el primer ministro eslovaco Robert Fico, los dirigentes "tendrán una conversación muy honesta sobre el estado en el que se encuentra la UE", que hace frente a una serie de crisis.

La voluntad de los británicos de abandonar el bloque, expresada en referéndum el 23 de junio, añadió una nueva crisis a una UE a la defensiva desde la crisis financiera de 2008, que echó a la calle a millones de trabajadores, y la más reciente crisis migratoria, pasando por los atentados yihadistas en el corazón de Europa.

La seguridad, la lucha contra el terrorismo y la defensa europea, así como medidas para impulsar el crecimiento del bloque y luchar contra el desempleo, deberán centrar los debates, en la línea de los planes anunciados el miércoles por el presidente del ejecutivo europeo, Jean-Claude Juncker, ante la Eurocámara.

"La defensa europea es el desafío para Europa", señaló el mandatario francés, François Hollande, quien deseó que la UE, junto a Francia, "pueda garantizar su propia protección, su propia defensa, en el marco de la OTAN" con Estados Unidos y, sin su aliado atlántico, si Washington "elige alejarse".

Defensa europea

Francia y Alemania tienen previsto proponer en Bratislava una iniciativa común para lanzar operaciones de la UE más fácilmente y obtener una mayor financiación europea en materia de defensa.

Aunque la salida de Reino Unido representa la marcha de una de las principales potencias militares de la UE, también sale uno de los países más reticentes a avanzar hacia un ejército común.

Juncker reclamó el miércoles recursos militares comunes entre países del bloque, complementarios a los de la OTAN, así como la creación de "un cuartel general único en la UE" y de "un fondo europeo de defensa" para "estimular activamente la investigación y la innovación" en esta industria.

"Pienso que los países de la UE o de la OTAN (...) se han comprometido a aumentar los gastos de defensa hasta el 2 por ciento [del PIB] y esto debería ser la primera cosa que hacer", dijo el primer ministro estonio, Taavi Roivas, máxime cuando los países bálticos temen una eventual actitud agresiva de la vecina Rusia desde el conflicto en Ucrania.

La cumbre representará "un punto de inflexión" en el campo de la seguridad y una mayor protección de las fronteras exteriores del bloque, resumió el martes el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, en una carta cursada a los líderes europeos.

'En familia'

Otro de los retos de la cumbre de Bratislava será superar el nivel "de fragmentación y también de poca convergencia" en el seno de la UE, en palabras de Juncker. Los países del denominado Grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa), reacios a la política de acogida de refugiados, estiman que el bloque está demasiado dominado por algunos grandes países. Y los países del sur, como Grecia, Francia e Italia, defienden el reparto de la acogida de migrantes, además de una mayor flexibilidad en términos de rigor presupuestario.

Como muestra de esta división, la petición del jefe de la diplomacia luxemburguesa, Jean Asselborn, de excluir a Hungría de la UE por violar sus valores fundamentales.

"No es una posición de mi gobierno", precisó el viernes el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel.

En Bratislava, "discutimos los problemas en familia, intentamos encontrar soluciones", agregó.

Bratislava (AFP)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA