Hollande deja a Macron una Francia dividida y un partido fracturado

Hollande deja a Macron una Francia dividida y un partido fracturado

Llega al Elíseo el presidente más joven de ese país con enormes desafíos, entre ellos la economía.

François Hollande y Emmanuel Macron

Hollande saluda al presidente electo en la conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial.

Foto:

Stephane De Sakutin / AFP

14 de mayo 2017 , 12:00 a.m.

Cuando anunció en la televisión, el primero de diciembre de 2016, que no iba a presentar su candidatura para la reelección presidencial, François Hollande tenía la voz quebrada y el rostro descompuesto.

Por primera vez desde 1958, cuando fue adoptada la Constitución de la República francesa, un mandatario renunciaba a buscar ser reelegido. Hollande parecía estar viviendo, en ese instante, el momento más duro de su mandato. Tal vez el más amargo de su carrera.

Abdicar era sin embargo más prudente que correr el riesgo de una humillación aún mayor si se presentaba en las primarias del Partido Socialista (PS). Los acontecimientos le dieron finalmente la razón.

Cuatro meses después, el candidato del PS, Benoît Hamon, obtuvo escasamente el 6,3 por ciento de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, una derrota electoral histórica para el partido.

En cambio, Marine Le Pen, la candidata del Frente Nacional, terminó dando un doble récord al partido de extrema derecha: 21,3 por ciento en la primera vuelta y 33,9 en la segunda.

Con ese panorama, el quinquenio Hollande concluye con la derrota colectiva del PS y un fracaso personal. Hollande deja además un país fracturado y dividido que oscila entre recomponerse y descomponerse. Lo paradójico es que el mandatario se ha mostrado, por estos días, muy complacido, visiblemente indiferente a los reproches.

Hollande, quien hoy entrega el poder a Emmanuel Macron, le apostó desde muy temprano a la candidatura de su ‘sucesor’, y por eso ha convertido el triunfo del centrista en victoria personal.

“Hollande no entregará el poder a un candidato de la derecha, ni de la extrema derecha ni de la izquierda radical, sino a su ‘hijo político’: Macron”, explicó a EL TIEMPO el politólogo Gaspard Estrada.

Macron, líder de la República en Marcha, fue consejero y ministro de Economía de Hollande. De hecho, el proyecto económico del nuevo presidente es “bastante similar al de Hollande. De un lado, disminuir los impuestos sociales a las empresas y a los particulares; del otro, la voluntad de priorizar la oferta, aumentar la competitividad y reformar las leyes laborales”, agrega Estrada.

Pero la victoria de Macron no ha tenido solamente un sabor dulce para el presidente saliente. “Cuando Hollande ganó en 2012, el PS tuvo por primera vez todos los poderes: presidente, primer ministro, mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, la mayoría y la presidencia del Senado, la mayoría en las grandes ciudades, en las regiones y en los departamentos. El PS controlaba todo. Hoy, en cambio, no controla nada. Es muy probable que en las legislativas de junio consiga pocos diputados. Por eso, el triunfo de Macron también significa la muerte del PS”, concluye Estrada.

El mayor fracaso de Hollande fue en el campo económico

En estos cinco años, Hollande también cosechó varios triunfos. Entre otros, encarnar con éxito el rol de padre de la nación tras una larga serie de atentados terroristas. También se mostró firme en materia de política extranjera, en particular endureciendo la intervención en Irak y Siria contra el Estado Islámico.

La aprobación del matrimonio homosexual es considerada el más grande logro social de su gestión. Es muy poco probable que esa ley vaya a ser abolida o enmendada algún día, como esperan sectores conservadores.

Hollande logró anotarse también algunos puntos en el campo económico. La actual coyuntura económica es favorable. La economía francesa ha tenido un ligero repunte en los últimos meses, el crecimiento sigue una línea ascendente y el entorno para los negocios ha mejorado. La actividad del sector privado está en expansión y las perspectivas de los inversores son bastante positivas.

¿Cómo explicar entonces el desplome de popularidad de Hollande, en referencia a un sondeo realizado en octubre pasado?

“Dos elementos impidieron que Hollande buscara la reelección. De un lado, su incapacidad para escuchar y canalizar las movilizaciones sociales del año pasado en contra de la ley del trabajo. Del otro, la falta de determinación para consolidar coaliciones con el resto de las fuerzas políticas”, dijo a este medio Paula Forteza, candidata a diputada de los franceses establecidos en América Latina y el Caribe por el movimiento República en Marcha, de Macron.

Error de diagnóstico

El número de desempleados en Francia aumentó en medio millón durante el gobierno Hollande. Sin embargo, en 2012 él se había comprometido a invertir la curva de desempleo. Aun así, “el mayor fracaso de Hollande fue en el campo económico. No cumplió la promesa de reducir el desempleo masivo que ronda el 10 por ciento en Francia (3,9 por ciento en Alemania)”, afirmó Jean-Yves Nicolas, profesor de comunicación política en el Instituto Católico de París (ICP).

“Hollande cometió un error de diagnóstico sobre la gravedad de la situación económica del país. En particular, sobre las diferencias en materia de competitividad con los países vecinos como Alemania. Las buenas decisiones de su gobierno llegaron al final de su periodo, cuando ya era demasiado tarde. Entre otras, el pacto de estabilidad, la reducción de los impuestos para las empresas y el comienzo de la reforma del código laboral”, puntualizó Nicolas.

Estas reformas comenzaron a dar frutos hace muy poco tiempo. Es muy posible que el nuevo presidente aproveche los beneficios de esas decisiones. “Macron quizás sea el hombre que llevará a cabo los sueños no confesados de Hollande”, comentó el exeurodiputado centrista Jean-Louis Bourlangues.

ÁSBEL LÓPEZ
Para EL TIEMPO
París

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA