‘España saldrá de esta’: Gómez

‘España saldrá de esta’: Gómez

Yolanda Gómez, constitucionalista española dice que la autonomía no debe perderse.

Protestas en Cataluña

Unas 6.000 personas se concentraron este sábado en la plaza de Sant Jaume de Barcelona.

Foto:

Alberto Estévez / EFE

29 de octubre 2017 , 12:22 a.m.

El panorama político de España sufrió bruscos vaivenes en los últimos días con la declaración de independencia de Cataluña, la aprobación de medidas para que el Gobierno central la combata y las manifestaciones. En el trasfondo de todo está el proceso independentista ilegal, impulsado por las autoridades catalanas, a quienes ahora se les aplica la ley.

Se trata del artículo 155 de la Constitución española, que permite la intervención del Gobierno central en una autonomía que actúa de manera ilegal. Su activación e implementación llevan un procedimiento complicado e inédito en el país, pues se aplica por primera vez.

La constitucionalista Yolanda Gómez explica a EL TIEMPO la situación vista a través del lente de la ley.

¿Cuál es el escenario que podemos esperar?

Estamos en un escenario muy difícil. Se declaró la independencia de nuevo de esta manera extraña en que actúan las autoridades catalanas y se aprobaron medidas del 155 para que el Gobierno las aplique. La pregunta es cuál va a ser la reacción de Cataluña y su gobierno.

Si se oponen a las medidas del Gobierno central, ¿puede haber intervención de los cuerpos de seguridad?

No. Yo creo que las van a acatar, pero van a intentar que sean las fuerzas políticas en la calle, las asociaciones, los que tengan una reacción contra esto. No espero una oposición individual de los consejeros y del presidente Puigdemont, pero sí que se movilicen para alterar el orden público.

En todo caso, lo que digan no tiene validez...

Efectivamente. Ya no tienen capacidad ni autoridad para decretar nada en relación con la gobernabilidad de Cataluña, porque además se ha producido el cese completo del gobierno. Es imposible pensar que tengan alguna capacidad de acción política. Por eso pasarán a la acción en la calle.

Es imposible pensar que tengan alguna capacidad de acción política. Por eso pasarán a la acción en la calle

Sabemos que es inviable una república catalana, y ellos también eran conscientes de ello...

Es inviable aparte de que es ilegal. Para una constitucionalista como yo es muy importante que sea inconstitucional, pero con independencia de esto, es materialmente inviable. No han conseguido apoyo internacional, se han cometido toda clase de ilegalidades y vulneraciones a la Constitución y económica y socialmente es inviable. Ellos lo sabían y comenzaron el proceso como una forma de presión contra el Gobierno de Madrid, seguramente para conseguir ventajas económicas etc., y al final el proceso se ha desbordado y ahora es incontrolable.

Cuando comenzaron, ¿sabían que llegarían hasta aquí?

Algunos sí. Cuando uno ve documentación antigua se da cuenta de que desde hace unos 30 años hay documentos en los que se traza una hoja de ruta hacia la independencia. O sea que sí había una minoría concienciada que desde el primer momento en el que se les transfieren las competencias de la autonomía constitucional ya venían trabajando por llegar al día de hoy.

¿La capacidad legal del Gobierno y las medidas son suficientes?

El Gobierno tiene en su mano todos los instrumentos jurídicos y el resto de las instituciones está funcionando bien en España. Este es un problema localizado solo en Cataluña. Cosa distinta es qué pueda suceder en la calle, en un colegio, en una empresa, y eso es lo que tendremos que ver en los próximos días. No puedo hacer una previsión porque está en manos de las autoridades catalanas el reconducir su actuación y acatar la ley. No sé a dónde pueden llegar viendo lo que se ha hecho hasta el momento.

En el debate político se habla de una posible reforma constitucional. ¿Para qué serviría?


La reforma constitucional es sobre todo una reivindicación del Partido Socialista Obrero Español, que la lleva en su programa desde hace años y que tiene ya un proyecto que convertiría a España en un Estado federal. Yo no veo inconveniente en que se estudie una reforma constitucional para cambiar la estructura de centralización política, pero hay que ver qué modelo de Estado federal se implanta porque hay muchos y muy diferentes unos de otros.

¿Una mayor autonomía en las comunidades evitaría que se repitiera lo que se está viviendo?


No está tan claro y es lo que se discute: si podría reconducir ciertas comunidades autónomas –en especial las históricas, como Cataluña– o si esa autonomía llevaría a otras comunidades por el mismo camino de Cataluña. Yo creo que la autonomía hoy en día es necesaria en España. Es un país que ya se ha estructurado en diversos territorios, que tienen autonomía política, y revertir esto es imposible; ni siquiera es deseable.

Me parece bien que los territorios tengan autonomía para organizarse política y económicamente, pero también es cierto que tenemos que establecer mecanismos de control y de supervisión que no sean tan costosos políticamente como el 155; que sean más accesibles, más ordinarios y que permitan reconducir situaciones como las que estamos viviendo.

Yo creo que la autonomía hoy en día es necesaria en España. Es un país que ya se ha estructurado en diversos territorios

¿Se habría podido evitar esto si se hubieran tomado otras medidas o si el Gobierno hubiera actuado antes?

Es difícil decirlo a posteriori, pero creo que se habría podido tomar alguna medida para no haber llegado tan lejos. Las fuerzas independentistas estaban decididas a dar este golpe y esperaron el momento oportuno para darlo. Pero aquí había desde hace varias décadas una decisión firme de una minoría radical y activa para llevar a Cataluña por este camino.

Quizás haber prestado más atención a algunas alertas que ya veía mucha gente, como la situación de la educación. Desde hace décadas se manipula la información que se transmite en las escuelas, sobre todo respecto de la situación de Cataluña en el mundo y en España; se habría podido revertir con medidas ordinarias de revisión estatutaria y educativa. Y luego la deriva de algunos medios de comunicación, que naturalmente están al amparo de la libertad de expresión –¡faltaría más!–, pero que han estado alentando el proceso independentista.

A pesar de ello, España no está rota…

No. España saldrá de esta. No olvidaremos estos días, pero tengo confianza en que la democracia española vencerá este obstáculo.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal EL TIEMPO - Madrid

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.