La banda terrorista ETA entregó sus últimas armas

La banda terrorista ETA entregó sus últimas armas

En el arsenal hay 2.900 kilos de explosivos y 118 pistolas, rifles y armas automáticas.

Entrega de armas de ETA

Miembros de la policía francesa observan las armas encontradas en uno de los puntos cuya localización ha sido facilitada por ETA.

Foto:

EFE

08 de abril 2017 , 06:49 p.m.

La banda terrorista ETA, que durante más de cuarenta años buscó la independencia del territorio del País Vasco, hizo entrega este sábado de la información sobre la localización de los depósitos donde guarda lo que le queda de armas. En ellos hay 118 pistolas, rifles y armas automáticas, casi 2.900 kilos de explosivos y 25.700 elementos de detonación y munición. Las Fuerzas de Seguridad son las encargadas de comprobar los sitios y lo que ellos guardan.

En un acto que tuvo lugar en Bayona, ciudad fronteriza con España en territorio francés, algunos antiguos dirigentes de la banda se reunieron con los llamados “artesanos de la paz” (mediadores o facilitadores). El presidente de la Comisión Internacional de Verificación, Ram Manikkalingam, confirmó por la mañana que los mediadores civiles habían recibido la información geográfica y que se les había comunicado a las autoridades francesas.

“Ellas van a recoger y asegurar el arsenal”, dijo. También indicó que se pondría al tanto de todo a un procurador francés.

ETA, que en 2011 anunció el fin del terrorismo, dijo el mes pasado que entregaría sus armas. Ningún político de primera fila acudió a los actos que tuvieron lugar a lo largo de todo el día. Tampoco lo hizo el lehendakari (gobernador vasco) Iñigo Urkullu, pese a que sí participó en la coordinación previa.

“La actuación llevada a cabo hoy [sábado] por la banda terrorista no es más que la consecuencia de su derrota definitiva por la democracia española, con las armas de la ley, la unidad política y la cooperación internacional, así como por la eficacia y entrega de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado”, señaló un comunicado del gobierno.

Los terroristas no pueden esperar ningún trato de favor del gobierno y mucho menos impunidad a sus delitos

También aseguró que “no hará ninguna valoración sobre el armamento” cuya información ETA entregó “hasta que este haya sido analizado por las autoridades y la justicia francesa”.

Algunos cientos de personas estuvieron presentes en la concentración que se reunió en la explanada de Bayona. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) envió al presidente de su ejecutiva en el País Vasco francés, Francisco Arizmendi. También estuvieron los representantes de Podemos Euskadi, Pili Zabala y Andeka Larrea.

Entrega de armas de ETA

Un momento de la concentración en Bayona (Francia), dentro de la jornada de actos organizada en la ciudad francesa para respaldar la entrega de las armas de ETA.

Foto:

EFE

Arnaldo Otegi, antiguo dirigente etarra, resaltó que el desarme se produjo “sin injerencias ni obstáculos” y señaló que los retos que ahora se presentan son “la situación de los presos, las víctimas y la desmilitarización de Euskadi”, en referencia al País Vasco, una zona con regiones en el norte de España y, en menor medida, en el sur de Francia.

El acercamiento al País Vasco de los presos relacionados con las actividades de ETA ha sido una de sus aspiraciones desde hace tiempos. El gobierno ha señalado en varias oportunidades que solo pensará en un cambio de política penitenciaria cuando la banda se disuelva complemente. En el comunicado difundido tras el desarme insistió en que “los terroristas no pueden esperar ningún trato de favor del gobierno y mucho menos impunidad a sus delitos”.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional investigará el arsenal de armas entregado para comprobar si con ellas la banda cometió algunos de los más 300 asesinatos que aún no se han resuelto.

ETA –siglas de Euskadi Ta Askatasuna, que significa “País Vasco y Libertad”- mató más de 800 personas en su lucha armada por la independencia del Estado español. Lo hizo sobre todo con bombas y disparos tanto a civiles como a agentes de las fuerzas de seguridad.

Los analistas coinciden en que, ya desarmada, ETA cuenta con tres opciones para su inmediato futuro: disolverse poco a poco sin realizar más anuncios, terminar y dar a conocer su decisión de hacerlo o formar un grupo político independiente. Esta última fórmula es complicada, puesto que se enfrentaría a la izquierda abertzale, formada por políticos simpatizantes con sus causas que ya hacen parte del escenario político español.

Para el gobierno de Mariano Rajoy la salida es solo una: “ETA está operativamente derrotada, sin futuro y con sus dirigentes en prisión”, señala en el comunicado. “La única respuesta lógica a esta situación es anunciar su disolución definitiva, pedir perdón a las víctimas y desaparecer, en vez de montar operaciones mediáticas para disimular su derrota e intentar sacar rédito político de la misma”.

La entrega de armas simboliza el entierro de un cuerpo que políticamente ya estaba muerto. Y en todo caso significa un alivio para los españoles que durante más de cuatro décadas vivieron con angustia el terrorismo que sembró esta banda a lo largo y ancho del país.

Juanita Samper Ospina
Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA