El Papa Francisco canoniza a los niños pastores de Fátima

El Papa Francisco canoniza a los niños pastores de Fátima

La ceremonia fue en Fátima, donde hace 100 años los niños pastores vieron a la Virgen.

Papa canonizó a Jacinta y Francisco

Los cuerpos de Francisco y Jacinta Marto están en la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, que cada año recibe a siete millones de visitantes.

Foto:

Paulo Cunha / EFE

14 de mayo 2017 , 02:56 a.m.

Cien años después de que aseguraron haber visto a la Virgen María, los pequeños hermanos pastores Francisco y Jacinta fueron declarados santos este sábado por el papa Francisco en el santuario portugués de Fátima, ante medio millón de fieles.

Los asistentes a la canonización, muchos de los cuales durmieron al aire libre, rompieron en aplausos cuando el líder de los 1.200 millones de católicos proclamó a los hermanos Francisco y Jacinta Marto nuevos santos de la Iglesia, los más jóvenes de esta religión que no son mártires.

“Declaramos y definimos como santos a los beatos Francisco Marto y Jacinta Marto”, dijo el Papa en la misa de canonización delante de la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, que contó con la presencia de peregrinos de 55 nacionalidades. Para declarar santos a los dos niños, Francisco leyó la tradicional fórmula, pero de manera excepcional lo hizo en portugués y no en latín.

En el santuario, que se encontraba bajo fuertes medidas de seguridad y que cada año es visitado por más de siete millones de personas, se reunieron unos 500.000 fieles, según el Vaticano, por debajo de las estimaciones iniciales que preveían entre 800.000 y un millón de visitantes.

“Como un ejemplo para nosotros, tenemos ante los ojos a San Francisco Marto y a Santa Jacinta”, que con su fe en la Virgen recibieron “la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos”, declaró el Papa en la homilía.

Marie Chantal, de 57 años, devota de toda la vida, viajó más de 9.000 kilómetros desde la isla de Reunión en el océano Índico para asistir a la ceremonia. “Estoy muy emocionada porque este Papa es realmente misericordioso y cercano a la gente y creo que nos traerá muchas cosas buenas”, dijo.

En la homilía, que se realizó al aire libre, Francisco oró para que la Virgen proteja a los miembros más vulnerables de la sociedad, “especialmente a los enfermos y a los discapacitados, a los presos y desempleados, a los pobres y a los abandonados”.

Francisco, el cuarto papa en visitar Fátima en medio siglo, cerró el sábado su peregrinación de menos de 24 horas al popular santuario. El pontífice abandonó Portugal tras almorzar con los obispos de ese país.

Los aplausos fueron la tónica general entre los numerosos peregrinos que, pese a la lluvia, se situaron a lo largo del recorrido para darle su despedida al Papa, que emprendió su vuelo de regreso a Roma.

Hace cien años, el 13 de mayo de 1917, Francisco, entonces de 9 años, su hermana Jacinta, de 7, y su prima Lucía dos Santos, de 10, dijeron haber visto a la Virgen por primera vez.

Ocurriría cinco veces más, siempre los 13 de cada mes.

Considerados como perturbadores del orden público, fueron encarcelados, pero luego liberados por presión popular. Lucía falleció en el 2005 con 97 años. Su proceso de beatificación comenzó en el 2008.

A los pequeños pastores, la Virgen María les habría compartido varias profecías y entregado ‘Los tres secretos de Fátima’. Los dos primeros fueron revelados a mediados del siglo pasado: en el primero se daba una visión del infierno y el segundo hablaba de una guerra peor que las que había entonces.

El tercero solo fue dado a conocer en el 2000, en Fátima, por Juan Pablo II, quien beatificó a los pastorcitos.

Se refería al atentado que sufrió el papa polaco el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro, en el aniversario de la primera aparición de Fátima.

Dos milagros atribuidos a los niños portugueses y reconocidos por la Iglesia permitieron su canonización: el primero, la curación inexplicable en 1997 de una mujer portuguesa, que sufría una paraplejía.

El segundo, la rápida curación sin razón aparente de un niño brasileño que sufrió un traumatismo craneal.

Los pequeños pastores murieron de gripa española a los diez y nueve años, respectivamente, algunos años después de haber visto en 1917 las seis apariciones de la Virgen María.

Aunque las apariciones de Fátima no forman parte del dogma de la Iglesia, es decir, no tienen que ser dadas por verdaderas por todos los fieles, Francisco y Jacinta integran desde este sábado el panteón de santos católicos.

Agotados los rosarios de los pastores

Los rosarios elaborados por varias fábricas de Fátima para conmemorar el centenario de las apariciones y la visita del Papa están agotados en todas las tiendas aledañas al santuario.

Según algunos dueños de los establecimientos de venta, este ha sido el producto más demandado por los cientos de miles de peregrinos que desde el viernes se congregan en el santuario mariano para ver a Francisco. El rosario, del que se elaboraron 300.000 ejemplares en el último año, fue ideado por la Asociación de Empresarios de Ourem. Si el precio inicial fijado para cada unidad fue de 10 euros, el sábado se duplicó, aunque parte del dinero recaudado por su venta se destinará a fines sociales.

EFE-AFP- REUTERS
Fátima, Portugal

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA