Policía de Bélgica frustra lo que pudo ser una masacre en Amberes

Policía de Bélgica frustra lo que pudo ser una masacre en Amberes

Un hombre intentó atropellar a una multitud. Según las autoridades llevaba un fusil en el auto.

Policía belga frustra lo que pudo ser una masacre en Amberes

La policía inspecciona el auto que conducía en Amberes un hombre cuya acción se calificó como intento de atentado terrorista.

Foto:

Joris Herregods/ REUTERS

23 de marzo 2017 , 08:57 p.m.

Un año después de los atentados de Bruselas y un día después del ataque en Londres, militares y policías belgas abortaron en Amberes lo que podía haber sido en una masacre.

Un hombre, identificado como Mohammed R., de 39 años, fue detenido tras provocar un incidente que el alcalde de la ciudad, Bart De Wever, calificó como intento de atentado terrorista. Las autoridades francesas explicaron que el hombre reside en Francia pero es de nacionalidad tunecina.

El individuo, quien manejaba un auto con matrícula francesa, se saltó un semáforo en rojo a gran velocidad. Una pareja de militares intentó detenerlo, pero se dio a la fuga manejando por el Meir, una de las calles comerciales más concurridas de la ciudad portuaria. Los viandantes lograron esquivar el auto.

Tras una persecución por el centro de la ciudad, una patrulla de policía consiguió detenerlo cerca del canal que abre la ciudad al mar del Norte.

El hombre, quien vestía ropa de camuflaje militar, llevaba en el auto, según la Fiscalía, un fusil como el utilizado por las fuerzas antidisturbios, armas blancas y un bidón con un producto todavía no identificado. La policía utilizó un robot para abrir el auto por temor a que contuviera explosivos.

No hubo víctimas. Según la TV pública belga RTBF, el hombre iba en tal estado de intoxicación etílica que cuatro horas después de su detención aún no había podido ser interrogado. También le encontraron drogas en el auto.

Según los medios belgas, el detenido no estaba en el radar de los servicios de inteligencia ni en ninguna lista de sospechosos de radicalización yihadista, pero sí tiene antecedentes policiales por asuntos menores como manejar autos estando borracho o después de consumir drogas. El jefe de la Policía de Amberes, Serge Muyters, explicó que la vigilancia “se reforzó y hay más seguridad en los lugares de concentraciones de personas”.

El primer ministro belga, Charles Michel, aplaudió la actuación de militares y policías: “Los servicios de seguridad han actuado de forma ejemplar en Amberes. El Gobierno sigue movilizado”.

El caso fue asumido por la Fiscalía antiterrorista “en vista de los primeros elementos recogidos y teniendo en cuenta lo que pasó en Londres”, según el comunicado de esa institución, que evitó referirse al incidente como un ataque terrorista.

Amberes, como toda Bélgica desde los atentados del 22 de marzo del año pasado, está en situación de alerta. El nivel se ha ubicado en 3, en una escala de 0 a 4.

En Amberes tuvo su núcleo durante años Sharia4Belgium, una organización ya desbaratada. Esta estructura radicalizó a decenas de jóvenes que partieron a Siria e Irak para unirse al Estado Islámico y Al Qaeda.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA