Desfile militar en Francia con Trump como invitado de honor

Desfile militar en Francia con Trump como invitado de honor

El desfile militar al que asiste este viernes Donald Trump es por la conmemoración del 14 de julio.

MacronTrump123

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, es claro con sus diferencias con el presidente estadounidense, Donald Trump. Sin embargo, manifiesta que está abierto a un diálogo.

Foto:

AFP

14 de julio 2017 , 04:46 a.m.

Aislado en la escena internacional pero "amigo" de Francia, Donald Trump asistía el viernes en París al tradicional desfile militar del 14 de julio junto al presidente Emmanuel Macron que viajará después a Niza (sur) para conmemorar el primer aniversario del atentado que dejó 86 muertos.

El presidente estadounidense, de visita en Francia desde el jueves, es el invitado de honor del desfile de los Campos Elíseos en la capital francesa que conmemora este año el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

En total, 3.720 militares, 211 vehículos, 241 caballos, 63 aviones y 29 helicópteros participan en el desfile, el primero que preside Macron, quien asumió la presidencia de Francia en mayo.

Los "Sammies" -el nombre con el que se designaba a los soldados estadounidenses que combatieron en el primer conflicto mundial- abrieron el desfile.

"Esta es una celebración nacional maravillosa. Estamos muy contentos de participar", declaró entusiasta el jueves Donald Trump durante una conferencia de prensa conjunta con Macron en el palacio del Elíseo.

"Nuestras dos naciones están unidas, juntas, para siempre, en el espíritu de la revolución y de la lucha por la libertad", agregó.

Macron dará un breve discurso tras el desfile, desde la tribuna presidencial, para "recordar el significado de esta fiesta nacional, que ahora es también el aniversario de un atentado que enlutó Francia", indicaron fuentes de su círculo.

Hace un año, precisamente durante las celebraciones de esta fiesta nacional, un extremista embistió con un camión a una multitud en la ciudad de Niza, en el sureste de Francia, que se había congregado para admirar un espectáculo de fuegos artificiales, dejando 86 muertos y 450 heridos.

Este año, en lugar del tradicional espectáculo de fuegos artificiales, la célebre avenida marítima de Niza, que fue blanco del ataque de 2016, habrá velas, un libro de oro y un discurso solemne del presidente Emmanuel Macron.

El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico (EI) pero la investigación no logró confirmar ninguna conexión entre el grupo yihadista y el autor del atentado, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino de 31 años, abatido por la policía.Nueve personas siguen detenidas en relación a este ataque, por haber presuntamente ayudado al sospechoso a obtener armas.

Relación 'inquebrantable'

El desfile de este año se produce en un clima de tensión entre el jefe del Estado francés y el jefe del estado mayor del ejército, el general Pierre de Villiers, que criticó los recortes presupuestarios previstos por Macron para 2017 que afectarán a la defensa.

Pese a esto, la ministra de la Defensa Florence Parly indicó el viernes que el general de Villiers asistiría al desfile junto al presidente.

Tras las festividades en París, Macron viajará a Niza donde se reunirá con las familias enlutadas por el ataque. Un desfile militar tendrá lugar antes de la ceremonia solemne en honor a las víctimas, que será retransmitida en pantallas gigantes.

Por la noche habrá un concierto, que cerrará con una ceremonia en la que se soltarán globos y se prenderán 86 luces en honor a las víctimas.

Francia, en estado de emergencia desde los atentados de París de noviembre de 2015, celebrará su fiesta nacional bajo estrictas medidas de seguridad. Alrededor de 86.000 policías, además de 7.000 militares y 44.000 bomberos, fueron desplegados en todo el territorio.

La ola de atentados yihadistas que ha sacudido Francia ha dejado 239 muertos en ocho ataques desde enero 2015, y varios ataques han sido frustrados en los últimos meses.

Donald Trump, acompañado en su viaje por su esposa Melania, regresará este viernes a Estados Unidos, en plena tormenta política por una presunta colusión con Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016.

En momentos en que Trump se encuentra aislado en la escena internacional, Macron extendió al presidente estadounidense la alfombra roja en esta vista en la que ambos hicieron hincapié en la relación "inquebrantable" que los une, pese a sus numerosos desacuerdos, sobre todo sobre el clima.

"No debemos olvidar que nuestra historia nos supera (...) Y las peripecias de nuestras personalidades o temperamentos (...) no deben hacernos olvidar esto", señaló Macron el jueves.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA