Gobierno de Correa montó sistema de espionaje al servicio de Assange

Gobierno de Correa montó sistema de espionaje al servicio de Assange

Según el diario británico ‘The Guardian’, este dispositivo tuvo un costo de 5 millones de dólares.

Assange

Según ‘The Guardian’ En marzo, se cortó el acceso a Internet de Julian Assange.

Foto:

AFP

16 de mayo 2018 , 10:23 p.m.

El gobierno del expresidente de Ecuador Rafael Correa organizó un caro sistema de espionaje para proteger y dar apoyo a al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, "–refugiado en la embajada de ese país en Londres desde el 2012–, quien a su vez acabó interviniendo las comunicaciones de la sede diplomática, según reveló el diario británico The Guardian.

Según documentos obtenidos por el diario en compañía con el portal de investigación Focus Ecuador, el gobierno de Correa puso 5 millones de dólares al servicio de este dispositivo en el que participó la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) -suprimida luego por el sucesor de Correa, Lenín Moreno- y una empresa de seguridad que vigilaba a los visitantes de Assange, al personal de la embajada y a la policía británica.

El dispositivo, cuya existencia era ignorada por el embajador de entonces Juan Falconí Puig, fue bautizado primero como ‘Operación Huésped’ y luego como ‘Operación Hotel’. Assange era conocido como ‘el huesped’.

El objetivo, al principio, era evitar que irrumpieran en la embajada y arrestaran a Assange. Pero los documentos consultados por The Guardian muestran que se desarrolló algo más complejo: se pasó de protegerlo a espiarlo.

Según los documentos, el esfuerzo de contraespionaje comenzó hace casi seis años cuando un equipo secretamente instaló cámaras de circuito cerrado de televisión en la embajada de Ecuador. Cubrieron el vestíbulo de entrada, una sala de reuniones y el mini balcón desde el cual Assange se dirigía periódicamente a los seguidores. Los agentes filmaron a todos los que entraron y salieron, y vigilaron la calle.

Sin embargo, Assange no se quedó atrás. El diario británico sostiene que Assange acabó creando su propio acceso a internet por satélite y penetró en el cortafuegos informático de la legación, dándole la posibilidad de vigilar las comunicaciones oficiales y personales de los miembros de la embajada.

Además, dijeron que había "violado" las computadoras de la embajada y aparentemente estaba leyendo tráfico diplomático confidencial. El personal de la embajada aparentemente guardó sus archivos en una caja fuerte, el único lugar al que no podía acceder Assange.

‘The Guardian’ apunta que la existencia del registro detallado de visitantes de la embajada podría ayudar a descubrir quién dio a Assange los emails de la campaña demócrata estadounidense de Hillary Clinton, una información que seguramente interesaría al fiscal Robert Mueller, que investiga la posible interferencia rusas en las elecciones de 2016 que ganó Donald Trump. Assange se ha negado a decir cómo llegaron los correos electrónicos a WikiLeaks.

Cada mes, Correa recibía esa lista de visitas. Según ‘The Guardian’, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, también aprobó la operación. Correa no tuvo comentarios inmediatos sobre la operación y previamente ha denunciado los intentos del Reino Unido de arrestar a Assange, diciendo que su país no toleraría el "colonialismo de ningún tipo".

El creador de WikiLeaks, de 46 años, se refugió en 2012 en la casa ecuatoriana en Londres para evitar ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba para que enfrentara supuestos delitos sexuales que él niega.

En su cuenta de Twitter, Wikileaks, la organización fundada por Assange, tildó la información del diario británico de "libelo en la línea de la actual arremetida de los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos contra Assange", negó que Assange penetrara en el sistema informático de la embajada y anunció que demandará al diario.

Assange teme dejar la embajada ecuatoriana, ser detenido y acabar extraditado a Estados Unidos por haber difundido miles de secretos oficiales de este país.

Según ‘The Guardian’, en marzo, se cortó el acceso a Internet de Assange. Se instaló un jammer (dispositivos que bloquean o interfieren la señal de teléfonos móviles) y durante más de un mes, se le han prohibido los visitas.

El actual presidente Lenin Moreno considera "un problema heredado" la presencia de Assange, y esta investigación podría darle nuevos argumentos.

Internacional*
Con información de ‘The Guardian’ y AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.