Carles Puigdemont propone a Rajoy dos meses para negociar

Carles Puigdemont propone a Rajoy dos meses para negociar

El presidente catalán insistió en el diálogo pero no respondió si declara o no la independencia.

Carles Puigdemont

El presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont.

Foto:

Reuters

16 de octubre 2017 , 04:48 a.m.

El presidente catalán Carles Puigdemont ofreció este lunes a Mariano Rajoy dos meses de negociaciones y eludió responder claramente si había declarado o no la independencia, tal y como le había requerido el jefe del gobierno español.

"Durante los dos próximos meses, nuestro principal objetivo es emplazarle a dialogar", escribió Puigdemont, según una copia de su carta a Rajoy obtenida por la AFP, en la que habla de "suspensión" del mandato surgido del referéndum de independencia inconstitucional del 1 de octubre.

"Nuestra propuesta de diálogo es sincera, pese a todo lo ocurrido, pero lógicamente es incompatible con el actual clima de creciente represión y amenaza", añade Puigdemont.

Puigdemont no especifica qué quiere negociar, pero afirma que "más de dos millones de catalanes encomendaron al Parlament el mandato de declarar la independencia", en la consulta prohibida del 1 de octubre.

Rajoy había emplazado a Puigdemont a responder claramente a su requerimiento, bajo amenaza de iniciar la aplicación del Artículo 155 de la Constitución española, que podría desembocar en la suspensión de todo o parte de la autonomía catalana.

El mandatario independentista tenía hasta este lunes a las 10H00 (08H00 GMT) para decirle al gobierno central si declaró o no la independencia de Cataluña en una sesión celebrada el pasado martes en el Parlamento regional.

Si el gobierno de Rajoy considera que Puigdemont no ha contestado a la pregunta, el líder catalán tendrá todavía hasta el jueves a las 10H00 para rectificar.

Puigdemont está bajo una tremenda presión tanto política como económica, diplomática y judicial, atrapado entre quienes le reclaman que declare ya la independencia y quienes le piden frenar. En su campaña por el referendo, prohibido por la justicia, los independentistas aseguraron que las empresas no se marcharían de Cataluña y que, ante "los hechos consumados", la comunidad internacional los apoyaría. Sin embargo, 540 empresas se fueron de Cataluña desde el 2 de octubre, y la Unión Europea mostró su apoyo sin fisuras a Rajoy.

Presión de todos lados

Puigdemont elaboró su respuesta en medio de una tremenda presión política, económica, diplomática y también judicial.

Este mismo lunes declaraban por segunda vez ante la Audiencia Nacional en Madrid el jefe de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, y dos destacados líderes de asociaciones independentistas, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Los tres declaran por "sedición", un delito que puede acarrear hasta 15 años de prisión.

Comparacen al hilo de una protesta ocurrida el 20 de septiembre en Barcelona, en la que cientos de manifestantes impidieron durante horas la salida de guardias civiles de un edificio del gobierno catalán en el que estaban efectuando registros.

En el caso de Trapero, comandante de los Mossos d'Esquadra, la acusación de sedición se extiende al 1 de octubre.

Según la Guardia Civil, que intervino utilizando la fuerza para tratar de impedir la votación, los Mossos pecaron de inacción.

La presión también vino del mundo económico: ante la incertidumbre política, del 2 al 11 de octubre 540 empresas hicieron gestiones para sacar sus domicilios sociales de Cataluña.

Los más altos dirigentes de la Unión Europea también se pronunciaron contra una secesión unilateral, al igual que varios países latinoamericanos como México, Colombia y Chile.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.