Luz de esperanza para el cuarto periodo de gobierno de Merkel

Luz de esperanza para el cuarto periodo de gobierno de Merkel

Socialdemócratas autorizaron retomar negociaciones para intentar lograr la llamada ‘gran coalición’.

Angela Merkel, canciller de Alemania

La canciller alemana Angela Merkel es la líder del partido cristiano democrático (CDU).

Foto:

Axel Schmidt / Reuters

21 de enero 2018 , 11:55 p.m.

Una tenue luz verde se impuso ante el panorama de densas nubes grises que se cernía desde hace varias semanas sobre la cabeza de la canciller alemana, Angela Merkel, líder del partido cristiano democrático (CDU), quien paradójicamente dependía del resultado de la votación de la convención extraordinaria de sus contrarios políticos, los socialdemócratas (SPD), para descartar, por lo menos temporalmente, la obligatoriedad de nuevas elecciones generales.

En unos comicios internos sobrecargados de emociones, tensión y división interna, 362 delegados especiales socialdemócratas provenientes de los 16 estados federados otorgaron a su dirigencia, y en particular a Martin Schulz, el permiso para retomar las negociaciones con el CDU y así intentar lograr la llamada ‘gran coalición’.

De lograrse, ese pacto se convertiría en el formato para el cuarto y último periodo de gobierno de Angela Merkel, líder reconocida en el mundo como la mujer más influyente y poderosa, pero que en su propio territorio ha dejado de ser profeta y se percibe como extremadamente debilitada y cuestionada por su estilo de gobierno.

De no haberse conseguido esa votación, el SPD habría tenido que dar un paso hacia la oposición y a Merkel no le habría quedado más remedio que someterse a la humillación de pasar por dos rondas obligatorias de votación en contra en el Parlamento para que el presidente federal pudiera decretar la emergencia política y la realización de nuevas elecciones.

No es para cantar triunfo sino apenas para esforzarse por sobrevivir al deseo de sus enemigos políticos. Concretamente, el primer acto de supervivencia tendrá que ver con agilizar sin traumatismos las negociaciones con el SPD y tenerlas listas para finales de febrero.

El segundo acto de supervivencia tendrá que ver con estar dispuesta a hacer grandes y significativas concesiones al partido de Schulz, para que a su vez este pueda exhibir logros a sus camaradas, puesto que está previsto que una vez se encuentre listo el pacto, este deberá pasar por el filtro de aprobación de las bases del SPD, compuestas por cerca de 450.000 miembros.

Solamente una vez absueltos los pasos, antes de Semana Santa, SPD y CDU-CSU podrán instalar el gobierno.

Expertos como el politólogo Elmer Wiesendhal, de la Universidad de Múnich, resumen la nueva situación política, en términos gráficos, diciendo que Merkel deberá aprender a dirigir con “un revólver en la sien”.

PATRICIA SALAZAR
Para EL TIEMPO
Berlín

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.