Ascenso de la ultraderecha alemana, el primer desafío para Merkel

Ascenso de la ultraderecha alemana, el primer desafío para Merkel

AFD es ahora la tercera fuerza política del pais, con más de 80 diputados. Fracaso socialdemócrata.

Ángela Merkel gana elecciones en Alemania

‘Esperaba un mejor resultado’ en las elecciones generales, reconoció la canciller alemana, Ángela Merkel.

Foto:

Tobias Schwarz / AFP

24 de septiembre 2017 , 10:49 p.m.

¡¡Jamaica!!, ¡¡Jamaica!! Desde este domingo y muy seguramente durante los próximos cuatro años, el nombre del país caribeño y más precisamente los colores de su bandera (negro, amarillo y verde) estarán de moda y en boca de todos los alemanes, puesto que corresponden a las formaciones de la coalición tripartidista que, de fructificar las negociaciones, podría gobernar a Alemania desde finales de 2017 hasta septiembre de 2022, ante el rechazo inicial de los socialdemócratas: CDU (Unión Cristianodemócrata de la canciller Ángela Merkel, simbolizada por el color negro) y los partidos FDP (liberales, amarillo) y Verdes.

Los primeros resultados oficiales de las elecciones parlamentarias generales en Alemania, que se cumplieron este domingo entre las 8 de la mañana y las seis de la tarde, confirmaron los pronósticos de analistas y encuestadoras que vaticinaron que el partido CDU de Merkel se consolidaría nuevamente como la primera fuerza electoral del país, lo que permite la reelección por un cuarto periodo consecutivo de gobierno, nuevamente en coalición con otros partidos.

Pero con una sombra enorme e histórica: la entrada al Parlamento de la ultraderecha (AFD), que podría tener una influencia decisiva en las decisiones del Legislativo alemán y que tiene un ideario que les encanta a los movimientos neonazis.

De ahí las protestas que se dieron la noche del domingo en varias ciudades, donde cientos de personas protestaron por la llegada de los ultraderechistas al Bundestag.

Los partidos medianos, FDP (liberales) y Verdes, que alcanzaron 10,5 y 8,9 por ciento, respectivamente, ingresaron, inmediatamente, en la arena de las aproximaciones y de las negociaciones porque 20 minutos después de que se cerraron las mesas de votación, Martin Schulz, líder de los socialdemócratas (SPD), que comparten hasta noviembre gobierno con Merkel, anunció que su partido daba por terminada, a partir de ese mes, la cooperación con esa colectividad y no estaba a disposición para la conformación del capítulo 2 de la presente ‘gran coalición’. Merkel le pidió esperar a este lunes antes de tomar una decisión final.

El SPD asumió así la derrota luego de tener que vérselas con el desastroso resultado de haber conseguido solo 20,8 % de los votos, lo que se traduce en el peor resultado de esa colectividad en toda su historia.

La victoria de Merkel y la CDU también tiene un sabor muy agridulce, puesto que el 32,9 por ciento de votos recibido revela que, en efecto, en los últimos cuatro años Merkel perdió la aceptación de 1,2 millones de electores, 8,6 por ciento de los sufragios, en comparación con el 2013.

Esos votos, según los portales independientes de medición de resultados electorales, grupos de medición y estadísticas electorales, “fueron a parar y a beneficiar al partido ultraderechista AFD (Alternativa para Alemania), que con 13,1 por ciento acaparó para sí la posición de tercera fuerza electoral, extrayéndoles, así mismo, medio millón de votos a los socialdemócratas y nutriéndose de votantes del nazi NPD.

El dato más dramático es que así como a nivel nacional ya son terceros, en lo que era la República Democrática Alemana antes de la reunificación son la segunda fuerza.

El culto a la culpa y la cultura de lo políticamente correcto pertenece de una vez por todas al basurero de la historia

A juicio

La AFD congregó, de esa forma, a cerca de 5 millones de votantes ultraderechistas que serán representados, por primera vez desde la postguerra alemana, por nada menos que 87 parlamentarios, con mandato para modificar o por lo menos impregnar y tratar de influenciar la cultura del debate político en este país.

Uno de esos parlamentarios, Alexánder Gauland, vicepresidente de la colectividad en su primera declaración después de su buen resultado, amenazó a Merkel con llevarla a los estrados judiciales por su política de acogida a los refugiados, que comenzó en 2015.

“Vamos a hacerle cacería a Merkel. Que se arropen bien los que han atentado contra la estabilidad y la seguridad de este país”, sentenció este parlamentario, quien durante la campaña electoral agitó a sus huestes con promesas de impedir que Alemania se convierta en un país mestizo, así como de recuperar la cultura de “honrar a los soldados que murieron por Alemania en las dos guerras mundiales”.

Alice Weidel, su compañera de fórmula, una economista de 38 años de edad, tampoco se ha quedado atrás en la plaza pública a la hora de intentar reanimar ideas nacionalistas con contenidos de rechazo a la cultura de la memoria y la responsabilidad histórica de Alemania con respecto a su pasado.

“El culto a la culpa y la cultura de lo políticamente correcto pertenece de una vez por todas al basurero de la historia”, ha dicho en varios escenarios.

Ante el hecho de la llegada de este partido como fuerza de oposición en el Parlamento, la medida de los socialdemócratas de igualmente dedicar esta legislatura al ejercicio de la oposición ya está siendo bien recibida en Alemania por tres factores: como medida de contención de la anunciada política ultraderechista del AFD, un respaldo sólido de la democracia de Alemania y también como una de las últimas cartas de la socialdemocracia para asegurar su supervivencia.

La tarea de la CDU y la canciller Merkel, a ese respecto, fue expresada por la misma mandataria durante su primera intervención, en la que reconoció que esperaba un mejor resultado: “No hay que darle vueltas, esperábamos un mejor resultado, pero no debemos olvidar que hemos pasado por una difícil legislatura (...). Vamos a rescatar a los electores perdidos que hoy recurrieron a la AFD como forma de manifestar sus miedos y desilusiones”, dijo.

PATRICIA SALAZAR FIGUEROA
Para EL TIEMPO
Berlín

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA