Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Pagar multa, hablar inglés y hacer fila pide Obama para la green card

Por: |

Barack Obama

Barack Obama.

"Ha llegado la hora de una reforma integral", advirtió el Presidente en un discurso desde Las Vegas.

Ponerse al día con los impuestos, pagar una multa, aprender inglés, un récord criminal limpio y hacer fila detrás de todos los que ya buscan legalmente obtener la ciudadanía estadounidense. De acuerdo con la propuesta lanzada este martes por el presidente Barack Obama, en Las Vegas, esos serían los requisitos que tendrían que cumplir los 11 millones de indocumentados que, se estima, existen en EE. UU. para obtener la añorada 'green card'.

"Creo que hemos llegado finalmente a un momento en el que una reforma migratoria integral está al alcance", dijo el Presidente, ante un auditorio repleto de estudiantes.

La propuesta es similar a una hoja de ruta para una reforma migratoria que presentaron el lunes ocho senadores demócratas y republicanos. Sin embargo, el mandatario aclaró que si el Congreso no tramita esa hoja de ruta con rapidez, la Casa Blanca propondrá una legislación inmigratoria propia y exigirá que los legisladores la voten (lea también: Parejas gay piden ser incluidas en la reforma migratoria de EE. UU.).

El plan de Obama plantea penas más severas para castigar a las organizaciones criminales que trafican con drogas y armas, y que también se dedican al transporte de ilegales o a la producción de pasaportes y documentos falsos.

Igualmente, contempla un proceso deportación expedito y por vía administrativa para personas que están en el país con visas expiradas y que se considere son una amenaza para la seguridad nacional.

Otro de los ejes del plan es elevar los controles para evitar que empleadores en EE. UU. sigan contratando a ilegales.

La propuesta incluye una verificación obligatoria del estatus migratorio de una persona que aplica a un trabajo, e impone severas multas a los empleadores que no cumplan con este proceso, que tardaría 5 años en ser implementado.

También prevé el otorgamiento de visas de residencia para aquellos que fueron traídos al país de manera ilegal cuando eran muy jóvenes, siempre y cuando presten servicio en las Fuerzas Armadas o asistan a una universidad.

La propuesta de Obama subraya que los ilegales tendrán un camino hacia la ciudadanía siempre y cuando cumplan con los requisitos exigidos. "Sí, rompieron las reglas. Cruzaron la frontera de manera ilegal o se quedaron con visas vencidas. Nadie lo pone en duda. Pero esos 11 millones de personas ya están aquí, y la mayoría contribuye a nuestra sociedad, hace parte de nuestra forma de vida", dijo.

Reacciones tibias a la propuesta

Inmigrantes en EE. UU. dijeron que el plan migratorio del presidente Barack Obama es positivo, pero pidieron más precisiones.

"Me pareció muy positivo, muy fuerte. Me gustó que Obama hablara de reunir a las familias. Eso es lo importante", dijo Petra Falcón, directora del centro de defensa de inmigrantes Promise Arizona, en un estado del suroeste con duras leyes migratorias y 30 por ciento de población hispana.

En cambio, Ángela Sambrano, presidenta del Centro de Recursos Centroamericanos, declaró: "Yo esperaba más detalles. Fue bastante ambiguo. Habló de un reforzamiento de la frontera inteligente, pero no sabemos qué quiere decir".

"Nos congratulamos de que líderes políticos de ambos partidos finalmente escuchen el pedido de los estadounidenses" por una reforma migratoria, dijo el director del Foro Nacional de Inmigración, Ali Noorani, en una reacción tibia al discurso.

'Hay que aplicar la ley'

Por su parte, líderes republicanos recalcaron su posición. "Necesitamos seguridad fronteriza, un sistema de monitoreo para las visas y controles de los empleadores. Nada más se hará, hasta que estos mecanismos estén en funcionamiento" dijo el senador Marco Rubio, uno de los ocho legisladores de la Cámara Alta que respaldan la iniciativa.

Lamar Smith, congresista republicano de Texas, indicó: "Nuestro sistema migratorio no está roto. Lo que hace falta es que se apliquen las leyes ya vigentes. Ya hemos caminado por esta ruta varias veces, y los legisladores siempre proponen más leyes a cambio de una amnistía. Pero ese no es el camino".

SERGIO GÓMEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON (ESTADOS UNIDOS)

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.