Irma sigue ‘debilitándose lentamente’ en su camino por Atlanta

Irma sigue ‘debilitándose lentamente’ en su camino por Atlanta

Las autoridades esperan que se degrade a depresión tropical este martes.

Irma

La tormenta tropical Irma se encuentra a unas 10 millas (15 kilómetros) al este de Albany (Georgia) y a 150 millas (240 kilómetros) al sur de Atlanta, también en Georgia.

Foto:

Stephen Yang / REUTERS

11 de septiembre 2017 , 05:19 p.m.

La tormenta tropical Irma sigue este lunes debilitándose a su paso por el estado de Georgia y "es probable" que se degrade a depresión tropical el martes, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE. UU.

En su boletín de las 21:00 (hora local) de este lunes, el CNH indicó que los vientos máximos sostenidos de Irma han bajado a 50 millas por hora (85 km/h), diez menos que en el boletín pasado, a las 18:00 (hora local), y se prevé que continúe su "lento debilitamiento", por lo que es "probable que se degrade a depresión tropical el martes".

La tormenta tropical Irma se encuentra a unas 10 millas (15 kilómetros) al este de Albany (Georgia) y a 150 millas (240 kilómetros) al sur de Atlanta, también en Georgia. Se desplaza hacia el nornoroeste con una velocidad de traslación de 17 millas por hora (28 km/h).

Se espera que gire hacia el noroeste el martes por la mañana y, según los modelos del CNH, el centro de Irma "continuará moviéndose sobre el suroeste de Georgia esta noche, para desplazarse el martes por el este de Alabama".

Irma tocó tierra dos veces el pasado domingo. La primera, en los Cayos de Florida como huracán de categoría 4. Se desconoce todavía el alcance de la destrucción causada en este rosario de islas localizadas en el extremo sur del estado porque muchas zonas permanecen inaccesibles aún. La segunda vez, desembarcó sobre Marco Island, en la costa suroeste del estado.

Antes de azotar Estados Unidos, Irma golpeó Cuba el viernes pasado como huracán de categoría 5 y dejó al menos 37 muertos a su paso por el Caribe, antes de enfilar hacia Florida.

Se ha cancelado el aviso de marejada ciclónica desde Anna Maria Island hacia el sur, así como el aviso de tormenta tropical desde la frontera de los condados de Flagler y Volusia hacia el sur. Permanece un aviso de marejada para Santee River hacia el sur hasta los condados de Flagler y Volusia y para el norte de Anna Maria Island hacia Ochlockonee River y la Bahía de Tampa. Y hay también un aviso de tormenta tropical para el norte de Suwanee River hasta la frontera con los condados de Okaloosa y Walton.

Se espera un total de lluvia acumulada para el norte de Florida y el sur de Geogia de hasta 15 pulgadas (381 milímetros) y de hasta 10 pulgadas (254 milímetros) en zonas del centro de Georgia, este de Alabama y sur de Carolina del Sur.

Las "intensas precipitaciones de Irma amenazan" la mayor parte de Florida, excepto las zonas situadas más al norte del estado. También es probable que se produzcan "algunos tornados" esta noche cerca de Georgia y las costas de Carolina del Sur, precisaron los meteorólogos del CNH.

Numerosos daños en Miami
Irma

El domingo, el vecindario de Brickell en el centro de Miami, un distrito financiero frente al mar, se inundó por la marejada que superó los diques y se tragó varias cuadras adentro.

Foto:

Carlo Allegri / REUTERS

Miami despertó el lunes con árboles y ramas caídas, semáforos inoperantes, rutas cerradas y botes hundidos, pero los residentes estaban aliviados de que la marejada que se tragó las zonas costeras no causara los daños catastróficos que el huracán Irma prometía.

Los equipos de limpieza comenzaron a trabajar al amanecer para despejar las calles de escombros, árboles, ramas, postes, carteles y señales de tránsito caídas, que quedaron al descubierto luego de que el agua retrocedió este lunes.

El domingo, el vecindario de Brickell en el centro de Miami, un distrito financiero frente al mar, se inundó por la marejada que superó los diques y se tragó varias cuadras adentro.

La costa de Miami, así como sus islas, son proclives a inundaciones serias aún con lluvias menores, un problema endémico de la zona debido a la falta de elevaciones y el aumento del nivel del mar. Algunos residentes que se negaron a evacuar paseaban a sus perros y evaluaban con curiosidad y cierto alivio los daños.

"Si esto hubiera sido un huracán categoría 4, el escenario sería distinto. No tendríamos electricidad por semanas, y en cambio nosotros la recuperamos esta mañana", dijo a la AFP Bob Lutz, un empresario de 62 años.

"Así que todos estamos contentos de que no pasó nada grave", añadió, aliviado de no haber desalojado su apartamento. "Pero era una marejada impresionante, era mucha agua". En el puerto deportivo de Brickell los botes estaban sumergidos y, algunos,
totalmente hundidos.

Más al sur, en un puerto deportivo en Coconut Grove, un puñado de botes habían sido arrastrados tierra adentro por la marejada que, según los vecinos, entró al menos 150 metros. Mientras, las calles de la arbolada zona residencial de Coral Gables estaban cubiertas de ramas caídas y árboles arrancados de raíz, algunos de los cuales cayeron sobre las casas, sin que por el momento se reportaran víctimas.

EFE y AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA