Se cumplen 15 años del 11-S y la guerra aún no termina

Se cumplen 15 años del 11-S y la guerra aún no termina

Funcionarios de EE. UU. dicen que hay control de atentados mayúsculos, pero no de los caseros.

fg

El World Trade Center quedó arrasado llevándose la vida de casi 3.000 personas.

Foto:

Hubert Michael Boesl / AFP

11 de septiembre 2016 , 08:08 a.m.

Elen Castellanos recuerda el 11 de septiembre del 2001 y los días que siguieron al peor ataque terrorista en suelo estadounidense en toda su historia como si fuera ayer.

“Fue horrible. Todos los días, en la medida (en) que se confirmaban los muertos, había un nuevo funeral en nuestra comunidad. Y nosotros asistimos a la mayoría”, dice Castellanos, una residente de Long Island, Nueva York, que vivió en primera fila aquel fatídico día.

(Lea: Un museo para 'sanar' el 11-S en Estados Unidos)

Ella, como miles en este país, volverán a honrar hoy a las más de 3.000 personas que perecieron ese día, cuando miembros del grupo terrorista Al Qaeda estrellaron dos aviones contra las Torres Gemelas, uno contra el Pentágono y otro cargado de gente que se precipitó a tierra en Pensilvania cuando, se cree, iba hacia el Congreso o la Casa Blanca.

Es muy doloroso volver a revivirlo, pero necesario. Mantener con vida ese recuerdo es la única manera que tenemos para tratar de asegurar que algo así no vuelva a repetirse”, asegura Castellanos.

Esa, en parte, es la misión del Memorial del 11-S, el monumento edificado en la zona donde antes se erguían las imponentes torres y que hoy es punto de peregrinación para millones. Entre ellos, el papa Francisco, quien lo visitó recientemente durante su visita a Estados Unidos.

(Además: La mujer de la foto icónica de atentados del 9/11 murió de cáncer)

Desde que abrió sus puertas en el 2011, el memorial ha sido visitado por más de 23 millones de personas, y otros cinco millones han recorrido las salas de su museo, el cual fue abierto al público en el 2014. Y que, por supuesto, será el epicentro de las conmemoraciones de este fin de semana.

Algo lógico. Aunque han pasado 15 años, el 11 de septiembre fue un evento que no solo marcó a Estados Unidos para siempre sino el catalizador de toda su política exterior desde entonces.

No en vano ya son varios los académicos y expertos que se refieren a este día como el inicio de la primera guerra estadounidense del siglo XXI. Y una que sigue vigente así hayan cambiado rostros y países.

Esta misma semana, la controversia seguía viva luego que la Cámara de Representantes aprobó un nuevo proyecto de ley que permitirá a las víctimas del 11-S elevar demandas judiciales contra Arabia Saudí por su rol en esos ataques. Aunque nada se ha establecido con plena certeza, la investigación que adelantaron el FBI y la CIA sí apunta a que miembros de la familia real quizá tuvieron contacto con los terroristas e incluso los habrían financiado a través de terceros.

(Lea también: Murió la perrita que salvó vidas en la caída de las torres gemelas)

El proyecto ya fue aprobado por el Senado y requiere aún la firma del presidente Barack Obama. Sin embargo, el mandatario amenaza con vetarlo, pues considera que se trata de un tema de política exterior que debe ser manejado por el Ejecutivo o el Legislativo, mas no por las autoridades judiciales. Si el proyecto termina convirtiéndose en ley, las demandas contra ese país, uno de sus principales aliados en Oriente Próximo, serían de miles de millones de dólares en reparaciones.

El tema, además, ha cobrado vigencia a raíz de la escalada terrorista en algunos países europeos y en varias ciudades estadounidenses, la cual ha sido dirigida o se ha inspirado en el Estado Islámico, un grupo de alguna manera asociado a la guerra contra Occidente lanzada por Osama bin Laden y su grupo Al Qaeda a comienzos de la década pasada. De acuerdo con fuentes oficiales de EE. UU., los ataques terroristas a nivel mundial vienen en ascenso desde el 2012.

Y aunque Irak y Afganistán siguen siendo los países donde más se presentan este tipo de asaltos, los ataques en Francia (París y Niza), Bélgica y Alemania han elevado las alarmas. Y si bien en EE. UU. no han detectado conexiones directas con el EI, los atentados de San Bernardino, California y Orlando convirtieron en realidad la pesadilla de un terrorismo interno desatado por nacionales del país que se han radicalizado.

Y el tema, por supuesto, ha marcado el ritmo de la campaña presidencial para la sucesión de Obama en la Casa Blanca.

Los republicanos atacan al presidente –y, por arrastre, a la candidata demócrata Hillary Clinton– alegando que el repliegue de tropas que ordenó en Irak dejó un vacío que fue llenado por el EI para crecer y luego expandirse.

De hecho, Donald Trump, el candidato de la oposición, acusó a Obama de ser “el creador” del EI, pues, sostiene, fueron sus políticas las que le permitieron retomar el control de enormes porciones de Irak y lanzar la embestida contra el régimen de Bashar al Assad en Siria.

Trump, además, ha sabido explotar el temor que se ha propagado entre la población tras los atentados terroristas de este año y la posibilidad de otro ataque mayúsculo como el de hace tres lustros.

Y ahora vende la idea, aunque sin dar detalles, de que podría derrotar al EI en seis meses si lo premian con la oficina Oval.

Aunque es claro que el magnate inmobiliario pesca en río revuelto, la situación es verdaderamente compleja. De acuerdo con James Clapper, el mandamás de la inteligencia en Washington, Estados Unidos enfrenta en este momento el nivel de amenaza terrorista más alto desde el 11-S. Según Clapper, el extremismo islámico cuenta hoy en día con el mayor número de combatientes en toda la historia (más de 100.000, entre ellos unos 7.000 occidentales radicalizados) y tiene presencia en al menos 40 países del mundo.

Por eso, este 11 de septiembre, aparte de conmemorar a los caídos, también servirá como recordatorio de que la batalla que comenzó ese día está lejos de concluir.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
En Twitter: @sergom68
Washington.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA