Rusia no expulsará diplomáticos pese a sanciones de EE. UU.: Putin

Rusia no expulsará diplomáticos pese a sanciones de EE. UU.: Putin

Tensión entre Moscú y Washington tras decisión de Obama de sacar del país 35 diplomáticos.

fg

Vladimir Putin (i.), presidente Rusia, y Barack Obama no han mantenido una buena relación y ahora esta se deterioró todavía más.

Foto:

EFE

30 de diciembre 2016 , 10:10 a.m.

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia no atravesaban un momento tan difícil en muchos años como la que viven hoy por cuenta de las acusaciones de Washington de interferencia de Moscú en la elección presidencial que dio como ganador al republicano Donald Trump, quien se ha manifestado cercano al mandatario Vladimir Putin.

Este jueves Barack Obama ordenó la expulsión de 35 diplomáticos rusos y sancionó a funcionarios de inteligencia de Moscú que Washington cree que estuvieron involucrados en los ataques cibernéticos contra grupos políticos estadounidenses en la elección presidencial del 8 de noviembre.

Sin embargo, pese a que se esperaba una medida similar desde Moscú, el presidente Vladimir Putin no la hará efectiva.

Horas antes, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov había afirmado que  "el ministerio de Relaciones Exteriores [...] propuso al presidente ruso declarar persona non grata a 31 diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Moscú y cuatro diplomáticos del consulado general estadounidense en San Petersburgo", indicó Lavrov en una intervención en la televisión. Sin embargo, Putin señaló  que su país "no va a expulsar a nadie".

"No le vamos a crear problemas a los diplomáticos estadounidenses. No expulsaremos a nadie. No prohibiremos ni a sus familias, ni a sus hijos disfrutar de sus lugares habituales de descanso en las fiestas navideñas", aseguró Putin en una declaración difundida por el Kremlin.pero aclaró que su país se reserva sin embargo "el derecho de tomar medidas de represalia" y "restaurará las relaciones ruso-estadounidenses dependiendo de la política del presidente Donald Trump", precisó el mandatario.

Varias tensiones

Pero este no es el único motivo de discordia: la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia, la intervención militar en Siria por parte de Moscú para apuntalar al régimen de Bashar al Asad que vive una guerra civil próxima a cumplir seis años, desacuerdos por el escudo de misiles estadounidense en Europa, el papel de la Otán y visiones encontradas sobre temas de seguridad, política internacional y economía hacen parte del coctel que tiene a Putin y al mandatario estadounidense Barack Obama en posiciones casi irreconciliables.

Y además, con el agravante de que este último está a cuatro semanas de terminar su segundo mandato, por lo que analistas consideran que es altamente improbable que no haya un cambio de tónica en la relación.

La decisión de Obama

“Estas acciones se dan tras una serie de advertencias al Gobierno ruso en público y en privado, y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para dañar los intereses estadounidenses en violación de las normas internacionales de comportamiento establecidas”, dijo Obama en un comunicado al explicar por qué decidió expulsar a los diplomáticos rusos.

El mandatario sostuvo que en los próximos días se le enviará al Congreso un reporte de su Gobierno sobre los esfuerzos de Rusia para interferir en el proceso electoral de este año.

No está claro si el presidente electo Donald Trump, quien ha elogiado al mandatario ruso Vladimir Putin, intentará dejar sin efecto estas medidas cuando asuma el poder el 20 de enero. (Lea también: 'Rusia tacha de 'indecente' acusación de ciberataque contra EE. UU.')

Obama ha estado bajo una creciente presión desde su propio Gobierno y de legisladores de ambos partidos para responder con mayor fuerza a los ataques cibernéticos, que incluyeron la filtración de correos electrónicos del Partido Demócrata durante la campaña para las elecciones del 8 de noviembre.

Molestia en Rusia

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo que las medidas son contraproducentes y que dañarán la restauración de las relaciones bilaterales. Moscú niega las acusaciones de ‘hackeo’. En tanto, un parlamentario ruso dijo ayer que la medida estadounidense representa “la agonía de cadáveres políticos”.

Obama dijo que el Departamento de Estado declaró como “persona no grata” a 35 agentes de inteligencia rusos y que su país cerrará dos complejos rusos en Nueva York y Maryland que eran usados por personal de Moscú para “propósitos relativos a la inteligencia”.

Originalmente el Departamento de Estado dijo que los 35 eran diplomáticos. Un funcionario de alto rango dijo que la decisión afectaría la embajada de Rusia en Washington y el consulado en San Francisco. “Estas acciones se tomaron en respuesta al hostigamiento a diplomáticos estadounidenses y acciones de los diplomáticos que en nuestra opinión no son consistentes con las prácticas diplomáticas”, agregó.

El Departamento de Estado de Estados Unidos lleva tiempo quejándose del acoso policial a sus diplomáticos en Moscú, y el secretario de Estado, John Kerry, trató el asunto con Putin y su ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov. La fuente no quiso dar a conocer el nombre de los diplomáticos rusos que se verán afectados, pero se cree que el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, no será uno de los expulsados.

Ryan y McCain elogian sanciones

Los líderes republicanos Paul Ryan, John McCain y Lindsey Graham apoyaron las sanciones a Rusia por los ataques cibernéticos que EE. UU. atribuye a ese país en la campaña de las elecciones presidenciales y pidieron más contundencia. Gran parte de los republicanos sitúan a Moscú como uno de los principales peligros para Estados Unidos, aunque el presidente electo, Donald Trump, ha elogiado la figura del gobernante ruso, Vladimir Putin, y ha defendido posiciones de acercamiento a Rusia, del mismo modo que Putin llegó a calificarle de “muy brillante” y “líder absoluto”.

Por su parte, Trump afirmó que Estados Unidos debe seguir adelante en lugar de tomar represalias contra Rusia por interferir en las elecciones del 2016. “Creo que deberíamos seguir con nuestras vidas”, dijo Trump. “Creo que las computadoras han complicado las vidas muchísimo. Toda la era de la computadora ha hecho que nadie sepa exactamente que está pasando”. Sean Spicer, portavoz de la transición de Trump, dijo ayer que si el Gobierno tiene alguna prueba de interferencia extranjera en las elecciones, debería divulgarla. “En este momento necesitamos ver más hechos basados en lo que sí sabemos y lo que está en el dominio público”, comentó.

Redacción Internacional*
* Con Reuters, Efe y Bloomberg

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA