Trump elogia el gesto de Kim de liberar a tres estadounidenses

Trump elogia el gesto de Kim de liberar a tres estadounidenses

Mike Pompeo regresó a Washington con los presos acusados de espionaje contra el régimen de Pionyang.

Mike Pompeo y Kim Jong-un

Este jueves se difundieron las primeras imágenes del encuentro que Pompeo (i.) sostuvo con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Foto:

Twitter de Sarah Sanders (@PressSec)

09 de mayo 2018 , 11:12 p.m.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles la liberación de tres estadounidenses detenidos por Corea del Norte, elogiando el “gesto de buena voluntad” del líder norcoreano Kim Jong-un, con quien prevé reunirse en las próximas semanas.

“Me complace informarles que el secretario de Estado, Mike Pompeo, está en el aire y de regreso de Corea del Norte con los tres maravillosos caballeros que todos esperan con ansias”, escribió en Twitter el mandatario de EE. UU., quien anunció que los recibiría este jueves en la madrugada personalmente en la base militar de Andrews, cerca de Washington.

Los tres estadounidenses estaban acusados de espionaje u “actos hostiles” contra el régimen norcoreano y estaban retenidos como prisioneros de guerra.

Dos de los liberados, el experto agrícola Kim Hak-song y el exprofesor Tony Kim fueron arrestados en el 2017, mientras que Kim Dong-chul, un empresario estadounidense nacido en Corea del Sur y pastor de unos 60 años, había sido sentenciado a 10 años de trabajos forzados en el 2016.

“Tenemos a los tres estadounidenses en el avión, lo cual es increíblemente emocionante. Parecen estar en buen estado de salud. Los médicos están con ellos ahora”, señaló Pompeo durante el vuelo de regreso a Washington.

Hemos perfeccionado nuestra capacidad nuclear. Es nuestra política concentrar todos los esfuerzos en el progreso económico del país

El secretario de Estado explicó, además, que otro avión con “capacidades médicas aún más sólidas” esperaba a la comitiva estadounidense en Japón, donde realizaría una escala, en caso de que los presos rescatados necesitasen atención médica.

Las autoridades norcoreanas arrestaron en el pasado a ciudadanos estadounidenses, la mayoría de los cuales quedaron en libertad tras la intervención de personalidades.

El expresidente Bill Clinton, por ejemplo, viajó a Pionyang en el 2009 para la liberación de dos periodistas condenados a 12 años de trabajos forzados por cruzar ilegalmente la frontera.

La decisión de Corea del Norte de liberar a los tres hombres parece allanar el camino de la cumbre entre Trump y Kim, que puede tener lugar a fines de mayo o principios de junio. Además, el líder de Corea del Norte dijo ayer que el encuentro con Trump es una posibilidad “histórica” de construir un “buen futuro”.

Cumbre intercoreana

Kim (i.) y su esposa Ri Sol-ju sereunieron con Moon Jae-in, y la primera dama surcoreana Kim Jung-sook.

Foto:

EFE / Korea Summit Press

Por su parte, Trump afirmó a periodistas en la Casa Blanca que la hora y el lugar del encuentro se anunciarían “en los próximos tres días”, se descarta la Zona Desmilitarizada (DMZ, por sus siglas en inglés) que divide la península de Corea, como sede de la reunión.

Hasta ahora, Trump había mencionado la DMZ –establecida tras el fin de la guerra de Corea en 1953–y Singapur como posibles sitios para la histórica reunión. No obstante, no aclaró si su decisión de descartar la DMZ significa que la reunión tendrá lugar en territorio singapurense.

La DMZ fue sede en abril de la cumbre entre los mandatarios de Corea del Norte y Corea del Sur, la tercera tras la guerra.
En esa cita, Kim y el presidente surcoreano Moon Jae-in reafirmaron su compromiso con el objetivo común de una “desnuclearización completa” de la península. El Norte y el Sur convinieron además mantener conversaciones con EE. UU. y con China para lograr un pacto para fin de año.

Al parecer, estas conversaciones van por buen camino. Kim se reunió con el presidente chino Xi Jinping el martes por segunda vez en seis semanas, lo que deja en evidencia los esfuerzos de estos dos aliados de la Guerra Fría por normalizar las degradadas relaciones entre Pionyang y Washington.

Por otro lado, el funcionario norcoreano Kim Yong Chul, quien se reunió con Pompeo en Pionyang, insistió en que la apertura del país a las conversaciones “no fue el resultado de sanciones impuestas desde el exterior”, sino un cambio en el enfoque del régimen. “Hemos perfeccionado nuestra capacidad nuclear. Es nuestra política concentrar todos los esfuerzos en el progreso económico del país”, dijo.

AFP Y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.