Donald Trump: el ascenso del populismo en Estados Unidos

Donald Trump: el ascenso del populismo en Estados Unidos

Según expertos, el resultado de las presidenciales es consecuencia de efectos de la globalización.

fg

Trump atacó en su campaña presidencial a las minorías y también los acuerdos comerciales que EE. UU. tiene con otros países.

Foto:

Mandel Ngan / AFP

12 de noviembre 2016 , 10:55 p.m.

Pasa en varios lugares del mundo, y lo llaman populismo. La victoria del magnate multimillonario Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos ha puesto una vez más sobre la mesa cómo un discurso basado en el miedo y que, aparentemente, apela a las necesidades de la gente ha vuelto a ganar espacio en el escenario político.

En su campaña, Trump viajó por el país repitiendo las mismas ideas: que los puestos de trabajo de EE. UU. fueron desplazados a China; que la economía del país estaba destruida y los tratados de libre comercio eran un “desastre”; que los inmigrantes ponían en peligro los empleos y la cultura americana; y que solo él podría arreglar la situación y “devolverle la grandeza” a EE. UU.

Pero Trump no es el único ejemplo. En junio pasado los británicos fueron a un referendo para decidir la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE) y votaron por irse.

(También: La 'tormenta perfecta' que elevó al magnate a presidente de EE. UU.)

Los que promovieron la campaña por el ‘brexit’ también apelaron al miedo y les echaron la culpa de todos sus males a los acuerdos comerciales de la UE y a los inmigrantes provenientes de Siria y África subsahariana.

En otros países de Europa como Francia, Hungría Austria y Alemania el mismo discurso euroescéptico y antiinmigrante se ha reproducido a tal punto que en las últimas elecciones regionales muchos puestos políticos han sido ganados por miembros de la extrema derecha.

Y en Filipinas, Rodrigo Duterte logró llegar al poder prometiendo seguridad y haciendo alarde de un odio infinito a EE. UU.

Analistas estiman que el auge del populismo está relacionado de manera directa con dos cosas: una crisis en las clases políticas tradicionales y los cambios económicos generados por la globalización, que conllevan al nacionalismo.

Desgaste de los políticos

Por un lado –explicó a EL TIEMPO Jorge León, sociólogo y profesor visitante de la Universidad de Quebec en Montreal– hay una desconexión muy grande entre lo que hacen los políticos y la realidad de la gente.

“Existe una crisis, más que de la democracia, de la política misma. La democracia, el sistema de representación, está perdiendo significado. En los estados de EE. UU. en los que ganó Trump la gente se quejaba de que los políticos nunca están presentes, que hablan solo pare ellos y que no se les entiende”, señala el analista.

La clave es que líderes como Trump rompen cualquier vínculo de conexión con los partidos tradicionales y crean una comunicación directa con los votantes. “Trump explicaba las cosas de una manera simple. La ventaja del populismo es que reduce las cosas a la simpleza”, añade.

“Ese desgaste de las figuras políticas tradicionales hace que las personas sean más sensibles a esos discursos que evocan a los sentimientos y al nacionalismo”, le dijo a este diario Miguel García, codirector del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes.

(Además: 'Estados Unidos vivirá un estancamiento con la llegada de Trump')

Aunque en el caso de los jóvenes la desconexión se ve traducida en la abstención en el momento de votar, que también ayuda al surgimiento de los populistas.

Por el otro lado, la lógica de la globalización que apelaba a una integración comercial y de tener los brazos abiertos a los migrantes es ahora cuestionada.

En países posindustriales como EE. UU. o el Reino Unido, por ejemplo, donde existió un auge económico, “la globalización llevó al desplazamiento del empleo, a que la clase media perdiera su productividad y sus ingresos y a que esté con la idea de que todo tiempo pasado fue mejor”, señaló a este diario Eduardo Gamarra, analista político y profesor de la Universidad Internacional de Florida.

“Entonces, la época de la globalización y la lógica de la integración ha terminado (...). Ver a los refugiados como una amenaza tiene que ver con el retorno al proteccionismo, no solo en términos de mercado de producción de bienes y servicio, sino al proteccionismo de humanos. Ya no se quiere ni productos, ni servicios, ni humanos de otra parte”, agrega.

La apuesta de los populistas va dirigida a volver a recuperar la prosperidad y clausura que se tuvo en el pasado. Hay “un miedo al cambio, un miedo ‘al otro’, un miedo a la ‘contaminación cultural”, explicó a la AFP Jeremy Shapiro, director de investigación del European Council on Foreign Relations.

Ahora –menciona García– “la prueba para la democracia americana es que el discurso intolerante no se convierta en una amenaza a los derechos de esas poblaciones (minorías como los afroamericanos, los musulmanes e incluso las mujeres) que fueron el objeto del ataque de Trump”.

Los efectos del discurso usado por líderes populistas ya se han empezado a ver. En redes sociales y en medios de comunicación locales de EE. UU. y Europa, se han registrado ataques racistas y xenófobos en los últimos días, pues la victoria de Trump alentó más al populismo.

“Lo que está en juego ahora es la justicia social”, afirma León.

El riesgo es controlar a sectores de la población que quieren respuestas ya y que buscan recuperar su seguridad económica y laboral. Y la esperanza –dice Gamarra– está en las instituciones, que pueden poner el freno a decisiones arbitrarias de los líderes populistas. El problema estará en donde esas instituciones no son fuertes.

SANDRA RAMÍREZ CARREÑO
INTERNACIONAL
En Twitter: @esalgosimple

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA