Crece polémica por posición antiambientalista de Trump

Crece polémica por posición antiambientalista de Trump

Eligió a Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático, al frente de la Agencia Ambiental.

fg

Scott Pruitt, de 48 años, es un republicano que ha dedicado gran parte de su tiempo a combatir las regulaciones de la EPA.

Foto:

John Taggart / EFE

08 de diciembre 2016 , 09:55 p.m.

Los ambientalistas se preparan para combatir al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, quien este jueves anunció el nombramiento de Scott Pruitt, un aliado de la industria de las energías fósiles y escéptico del cambio climático, para conducir la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés).

“Por demasiado tiempo la Agencia ha gastado dinero de los contribuyentes en políticas antienergía que están fuera de control y que destruyeron millones de puestos de trabajo, mientras afecta a nuestros granjeros, negocios e industrias”, señaló Trump en una nota oficial.

(También: Noticias falsas cortan primera cabeza en equipo de Donald Trump)

De acuerdo con el empresario, Pruitt “revertirá esa tendencia y restaurará la misión esencial de la Agencia de mantener nuestro aire y nuestra agua limpios y seguros”. “Mi administración cree firmemente en la protección ambiental, y Scott Pruitt será un defensor de esa misión al tiempo que promoverá empleos, seguridad y oportunidades”, añadió.

Ya en su campaña, Trump había prometido retroceder en la legislación en normas de protección del medioambiente y en la lucha contra el calentamiento global. Trump advirtió además que podría retirar a Estados Unidos –segundo país emisor de gases de efecto invernadero en el mundo, por detrás de China– del acuerdo global del clima de París, firmado en 2015 por 192 países. Pero el magnate inmobiliario modificó su postura desde que ganó la elección el 8 de noviembre.

En una entrevista reciente con ‘The New York Times’, Trump insinuó que podría apoyar acuerdos globales sobre cambio climático al decir que tiene “una mente abierta”. Como candidato, Trump se refirió al calentamiento global como un engaño, pero en la entrevista con el diario estadounidense reconoció que había “cierta conexión” entre la actividad humana y el cambio climático.

“Algo, un poco. Depende de cuánto”, dijo el mandatario electo agregando que seguiría preocupado por cuánto podrían “costar a nuestras compañías” las medidas ecologistas.

(Además: El auge de los populismos en el mundo)

Trump mantuvo el pasado lunes una larga reunión en Nueva York con el exvicepresidente demócrata Al Gore, un ambientalista clave y líder en la lucha contra el cambio climático.

“Tuve una conversación extremadamente interesante que será continuada, y ahí lo dejo”, dijo Gore a la prensa después de hablar con Trump.

Los ambientalistas se preparan para la llegada de Trump al poder el próximo 20 de enero, con su Partido Republicano controlando el Congreso. “Si Trump intenta retroceder en la protección del medioambiente y el cambio climático, se topará con una maraña de gente organizada que lo combatirá en los tribunales, en el Congreso y en las calles”, advirtió Michael Brune, director ejecutivo de Sierra Club, una de las organizaciones ambientalistas más grandes, con 2,4 millones de integrantes.

“En las tres semanas transcurridas desde la elección se ha unido más gente a Sierra Club que en todo el año (...) con 9.000 nuevos donantes al mes”, dijo Brune en una entrevista. “La gente está preocupada y enojada”.

Y los temores se consolidaron aún más ayer después de que Trump confirmara el nombramiento de Pruitt, un republicano de 48 años. La EPA, con la que Barack Obama puso en marcha medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de las centrales eléctricas de carbón, podría ser el vehículo usado por Trump precisamente para revertir esas nuevas regulaciones.

En el pasado, Pruitt actuó en defensa de empresas petroleras y otras contaminantes. Además ya procesó varias veces a la propia Agencia que ahora presidirá, por considerar que la entidad era “activista”.

Algunos programas de televisión han tomado la posta de la movilización ambientalista contra Trump, como John Oliver, el presentador británico del programa semanal de HBO ‘Last Week Tonight’. Oliver pidió a los estadounidenses que hagan donaciones y se unan a organizaciones de protección del medioambiente.

La otra polémica que afronta Trump tiene que ver con el nombramiento del empresario Andy Puzder como futuro secretario de Trabajo, a quien encargó la tarea de conseguir para los trabajadores empleos más seguros y mayor prosperidad.

Puzder es el máximo ejecutivo de una cadena de restaurantes y últimamente se ha destacado por oponerse a que se eleve el salario mínimo a nivel federal. Por ahora, hay que esperar a que el Senado, controlado por los republicanos, confirme los nombramientos.

Pelea con sindicatos

El presidente electo de EE. UU., Donald Trump, se enzarzó ayer en Twitter con un sindicalista que le acusó de mentir sobre los puestos de trabajo que el republicano presumió haber salvado la semana pasada. “Chuck Jones, el presidente del sindicato Steelworkers 1999, ha hecho un pésimo trabajo representando a los trabajadores”, tuiteó el multimillonario.

AFP Y EFE
Washington

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA