En la calle, miles de mujeres desafían a Donald Trump

En la calle, miles de mujeres desafían a Donald Trump

En Washington, la capital de Estados Unidos, participaron más de 500.000 personas.

fg

En varias ciudades europeas, como Barcelona (España), decenas de personas participaron en la 'Marcha de las Mujeres' contra Trump.

Foto:

Quique García / EFE

22 de enero 2017 , 12:55 a.m.

Centenares de miles de mujeres se manifestaron ayer en numerosas ciudades de todo el mundo en defensa de sus derechos y en protesta por la investidura de Donald Trump como presidente de EE. UU., en una movilización histórica y global que concentró en Washington a medio millón de personas.

A la llamada ‘Marcha de las Mujeres’ llegaron hombres y mujeres de todas las edades que salieron a defender la diversidad, la igualdad, la inclusión, los derechos reproductivos y a condenar el racismo y la misoginia que detectan en Trump.

Sus carteles evidenciaron el amplio abanico de sus causas: “Nosotros el pueblo somos más fuertes que el miedo”; “En las mujeres confiamos”; “La diversidad es estadounidense”; “Los derechos de las mujeres son derechos humanos”; “Respeto para todos”.

(También: Con un decreto contra el 'Obamacare', Trump inicia cambios en EE. UU.)

La principal protesta se celebró en Washington, la capital estadounidense, justo un día después de la investidura de Trump, cuya llegada a la Casa Blanca ha sido recibida como una “amenaza” a los derechos de las mujeres, según denunciaron las organizaciones convocantes.

En la marcha de Washington participaron famosos como el cineasta Michael Moore, quien rompió la portada del periódico de ayer con la noticia de la investidura de Trump.

Por su parte, la cantante Madonna lanzó un mensaje de esperanza: “El bien no ganó en estas elecciones, pero ganará al final”. Antes, las actrices Scarlett Johansson, Ashley Judd y América Ferrera habían enviado duros mensajes de resistencia. “El presidente no es Estados Unidos. Nosotros somos EE. UU. y estamos aquí para quedarnos”, proclamó Ferrera, de origen hondureño.

Uno de los emblemas de la marcha fueron los gorros ‘pussy cat’ (gatito), que se cuentan por miles y son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (‘pussy’, en inglés).

La marcha, en la que también participó el exsecretario de Estado de EE. UU. John Kerry, surgió del impulso feminista de un grupo de jóvenes que no podían creer que un candidato que había sido acusado de acoso sexual por varias mujeres y pronunciado comentarios denigrantes sobre ese género ganara las elecciones de noviembre pasado.

A la convocatoria de Washington se habían sumado más de 600 marchas en todo el mundo, con especial incidencia en Europa. En Londres cerca de 80.000 personas participaron en una marcha hasta la céntrica plaza de Trafalgar, a la que se unió el alcalde, el laborista Sadiq Khan.

(Además: ¿Se plantea una nueva relación bilateral entre Colombia y EE. UU.?)

En París, al menos 2.000 personas se concentraron cerca de la torre Eiffel con pancartas en las que se leía “Libertad, igualdad, hermandad”, en referencia al lema nacional de Francia.

En Barcelona, Roma, Ámsterdam y Ginebra también se llevaron a cabo manifestaciones contra los comentarios de Trump sobre las mujeres. “Debemos defender los valores democráticos”, afirmó Karen Olson.

“Cuando la injusticia se convierte en ley, la resistencia se convierte en un deber”, se podía leer en la pancarta que portaba un manifestante de Barcelona.

En Tel Aviv (Israel) cerca de 1.000 personas desfilaron cerca de la embajada de EE. UU. con pancartas en las que podía leerse: “El odio no es grande”, en alusión al lema de Trump: “Hacer EE. UU. grande de nuevo”. En Budapest, unas 400 personas marcharon, algunas con carteles contra la construcción del muro que Trump quiere levantar en la frontera con México.

En Berlín, cientos de personas se concentraron frente a la embajada de EE. UU., coreando lemas a favor de los migrantes, en un país que en el 2015 dio la bienvenida a cerca de un millón de personas que huían de la guerra y la pobreza.

“Sin odio, sin miedo, aquí los inmigrantes son bienvenidos”, gritaban.

“Queremos expresar nuestro respaldo a los valores como la democracia, los derechos humanos, la ecología y los derechos de las mujeres”, explicó por su parte Johanna Nejedlova, que orquestó la marcha en Praga.

Por otro lado, en Johannesburgo, Sudáfrica, los manifestantes enarbolaron pancartas donde se leía: “La vida de los negros importa”. En Australia, varios miles de personas salieron a las calles de Sídney y Melbourne.

EFE Y AFP
Washington

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA