Presidentes Peña Nieto y Donald Trump intentan reducir tensiones

Presidentes Peña Nieto y Donald Trump intentan reducir tensiones

En una llamada, los mandatarios de México y EE. UU. reconocieron diferencias sobre muro fronterizo.

fg

El presidente de EE. UU., Donald Trump, recibió ayer en la Casa Blanca a la primer ministra del Reino Unido, Theresa May, quien trató de bajar la tensión con Europa. Efe

Foto:

Shawn Thew/ EFE

28 de enero 2017 , 12:26 a.m.

Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de EE .UU., Donald Trump, buscan reducir la tensión en la relación bilateral, tras reconocer las diferencias de sus posiciones sobre el pago del muro fronterizo, y acordaron buscar una solución.

La noticia fue respaldada por el ministro de Economía, Ildefonso Guajardo, quien afirmó que su país no apunta a una “guerra comercial” con EE. UU.

Las divergencias entre ambos países crecieron el jueves pasado, cuando Trump le dio un ultimátum a Peña Nieto para que pague el muro fronterizo con el que quiere detener la migración ilegal, pero el presidente mexicano respondió cancelando una visita a Washington programada para el 31 de enero.

Trump y Peña Nieto “reconocieron” en una llamada telefónica de una hora efectuada el viernes sus “claras y muy públicas diferencias de posición” sobre “el pago” del muro, que Trump ha insistido en que lo debe costear México, reportó en un comunicado la presidencia mexicana.

(Además: Trump planea impuesto de 20% a productos de México para pagar el muro)

Los mandatarios “acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral. También convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema”, añadió el comunicado difundido por el gobierno de México.

Poco después, la Casa Blanca difundió un comunicado casi idéntico, solo que no mencionaba el acuerdo de no hablar en público sobre el pago del muro como lo dice el que difundió la presidencia mexicana. “Fue una llamada muy, muy amistosa”, dijo Trump en una comparecencia de prensa con la primera ministra británica Theresa May (véase recuadro).

Aunque el presidente de EE. UU. también declaró que la relación comercial con México hace que los estadounidenses sean vistos como “tontos” porque el intercambio deja a EE. UU. con un déficit de 60.000 millones de dólares al año.

“Como todos saben, México ha negociado mejor y nos ha hecho papilla gracias a nuestros anteriores presidentes. Nos hace quedar como tontos”, añadió.

(Lea también: Trump buscará tener ejército más fuerte y cerrar puerta a terroristas)

Ese punto también fue abordado en la llamada telefónica, acordada por los equipos de ambos gobernantes. México y EE. UU. están dispuestos a renegociar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN, en vigor desde 1994) por insistencia de Trump, y también están dispuestos a abandonar ese pacto si resultan afectados sus intereses.

Otro punto coincidente en los comunicados es que se menciona la necesidad de que ambos países “trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas”.

Slim sienta posición

Por su parte, el empresario mexicano Carlos Slim dijo el viernes que respalda a Peña Nieto en los difíciles tratos con su homólogo estadounidense, a quien calificó de un hábil negociador y un hombre inteligente.

Slim llamó a mantener la unidad en el país para hacer frente común a la nueva realidad diplomática y comercial que se impone con la llegada del republicano a la Casa Blanca.

Además, el ministro de Economía de México había dicho que la relación bilateral de México y EE. UU., que comparten una frontera de más de 3.200 km, atraviesa un impase, pero que tiene posibilidades de solucionarse.

La situación “es grave en tanto no encontremos un mecanismo para resolverla (...), pero se mantiene la comunicación, y eso es lo que nos da claramente posibilidades de encontrarle una solución”, dijo Guajardo.

Agregó que confía en que Trump y su equipo se darán cuenta de que “la realidad de gobernar es mucho más compleja que una campaña”.

El jueves, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, empañó aún más la situación al sugerir que EE. UU. podría financiar el muro aplicando un arancel de 20 por ciento a la importación de productos mexicanos. Algo que, a juicio de muchos expertos, no haría más que perjudicar a los compradores estadounidenses.

En el mundo, varias voces claman una unión para enfrentar la amenaza que viene con Trump.

Santos se solidariza con México

En momentos en que México se encuentra en la mira de Estados Unidos por la intención del presidente Donald Trump de construir un muro entre los dos países, el presidente Juan Manuel Santos confirmó el viernes que llamó al presidente Enrique Peña Nieto para expresarle su solidaridad con él y con el pueblo mexicano.

El jefe de Estado colombiano también hizo una invitación a fortalecer la unidad en la región.

“Hay nubes inciertas alrededor del mundo, y en estos momentos la forma de proceder es reafirmar la solidez interna de los países y también reafirmar la solidez de las alianzas que producen bienestar a nuestras poblaciones”, dijo.

La declaración de Santos se dio tras sostener una reunión con el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

(Le puede interesar: 'El Jefe', un jaguar que simboliza riesgo del muro de Trump)

Los dos mandatarios acordaron convocar una cumbre virtual extraordinaria entre los países que componen la Alianza del Pacífico: Colombia, México, Chile y Perú, para revisar los problemas de la región.

Acercar posturas, objetivo de Theresa May

El presidente de EE. UU., Donald Trump, dejó clara su sintonía con la primera ministra británica, Theresa May, quien buscó acercar posturas con él en lo relativo al apoyo de EE. UU. a la Otán y la conveniencia de mantener, por ahora, las sanciones que ambos países impusieron a Rusia en 2014.

“Hoy, EE. UU. renueva sus profundos vínculos con el Reino Unido”, dijo Trump, que recibió a May en la Casa Blanca y quien ha apoyado sin tapujos la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

May llegó a Washington con el objetivo de ser la primera en alcanzar un arreglo comercial con el nuevo líder de EE. UU. La ‘premier’ quiso aprovechar su visita para rebajar las tensiones que Trump ha generado con Europa y con la Otán.

AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA