De Obama a Trump: ¿el redescubrimiento de las redes sociales?

De Obama a Trump: ¿el redescubrimiento de las redes sociales?

Analistas hablan de la llegada de un segundo momento del marketing político en plataformas sociales.

fg

Twitter ha sido uno de los estandartes políticos de la camapaña dll presidente electo Donald Trump.

Foto:

REUTERS

20 de enero 2017 , 06:11 a.m.

Revisar la historia de Barack Obama y su paso por la Casa Blanca es revivir una explosión de primeras cosas en redes sociales. El hoy saliente presidente de Estados Unidos goza de popularidad en el mundo gracias a sus estrategias digitales que, con una receta equilibrada entre inspiración y humor, logró conquistar el mundo.

Reconocido por estudiosos y analistas como el hombre que cambió la forma de hacer política, Obama comenzó a construir su historia digital en el año 2008.

Fue el primer político en contar con estrategias de economía colaborativa en su campaña, uno de los pioneros en registrar su nombre en las principales redes sociales del mundo y el líder de la revolución que convirtió a los ciudadanos en agentes de comunicación capaces de construir un universo que no dependía solo de los medios masivos de comunicación.

El rostro de Obama, el primer Presidente de la era social media, es uno de los más recordados en lanzamientos de tecnología social que hoy son cotidianos en nuestras vidas; pero, también de otros que habitan los principios del olvido. Hangouts presidenciales, relatos en Twitter de momentos tan importantes como el operativo en el que se dio de baja a Osama Bin Laden, recorridos 360 por la Casa Blanca

También, retransmisiones en directo en Facebook Live desde el Despacho Oval y usos de filtros de Snapchat, se convirtieron en noticia por su ingenio. Su nombre y apellido también quedaron registrados en otros escenarios no tan recordados como Hi5 y MySpace. Poco, o casi nada, se escapó de su presencia digital. Incluso, su familia fue participe de la aventura.

Pero hoy Obama no es el único protagonista. Con otro estilo, pero también estableciendo presencias digitales potentes, Donald Trump se posiciona como presidente de Estados Unidos y una de las preguntas, Trending Topic para muchos, es: ¿seguirá siendo la Casa Blanca la protagonista de la era social media?

Las opiniones están encontradas; no obstante, ambos caminos conducen a una respuesta: Sí, pero no será igual. La estrategia Obama se irá con Obama.

Redescubriremos la política en redes sociales

En un ejercicio de síntesis injusto con los estudios académicos que desde 2005 referencian la política 2.0 como una de las grandes novedades del marketing, podría decirse que la era Obama marcó tres cambios fundamentales en la política tradicional.

Primero, dio origen a que en la actualidad cualquier campaña política tenga, entre sus propias herramientas de comunicación, a las redes sociales. Segundo, convirtió a los usuarios de estas plataformas en ciudadanos, dotándolos de capacidades decisivas. Tercero, mostró una de las caras más humanas que no solo Estados Unidos, también otros países, ha conocido de uno de los presidentes más importantes del mundo.

Así lo ratifica Sarita Palacio, periodista magíster en estudios socioespaciales y antigua directora de comunicaciones digitales de la Gobernación de Antioquia.

“Lo más importantes es que Barack Obama fue el inspirador de todas las estrategias de gobierno y marca digital en el mundo. Entendió estas plataformas más allá de las relaciones de amistad y, a través del humor y la inspiración, demostró que podía movilizar comunidades políticas en internet”.

Juan Sebastián Delgado, consultor social media, complementa: “Lo más importante fue que logró acercar al político con el ciudadano. Obama hizo ciudadanía desde las redes sociales, hizo que sus perfiles hablarán un lenguaje universal. Democratizó estas plataformas”.

Como todo buen pionero, 'el Rey de las redes sociales', como lo ha llamado The Washington Post, marcó un estilo.

Sin embargo, la llegada de Donald Trump ha demostrado que no existe un solo camino para hacer política en internet. Mientras que Obama lideró la entrada de la Casa Blanca a la web colaborativa, su sucesor perfeccionó el uso de estas plataformas como uno de los principales pilares de su agenda populista.

Las diferencias radican en la forma, considerada hasta hoy “correcta”, de construir una marca en internet. La estrategia de Obama, por ejemplo, suscita una experiencia que parte de la simpatía, la inclusión, la conciliación y la empatía. Al contrario, Donald Trump se inspira en un Reality Show para administrar sus plataformas.

“Lo hace bajo un factor de resistencia. No es un político amigo, es un empresario”, dice Miguel Jaramillo Luján, magíster en gobierno y consultor político.

Los tres analistas coinciden al afirmar que en la era Trump veremos una reinvención en el uso de las redes sociales. “Tal vez Trump logre capitalizar otro terreno. Obama nos hizo querer las redes sociales desde la simpatía; pero, los nuevos años de gobierno pueden llevarnos a entenderlas desde otras estéticas”, afirma Jaramillo Luján.

Por su parte, Sarita Palacio considera que esta transformación ya se está dando; pero, desde el contenido. “Trump supo captar el interés de un nuevo público que comenzó a aparecer en redes sociales. Capturó lo que la gente sentía y creó un nicho capaz de celebrar que fuera un hombre sin filtros.

Asimismo, entendió que la técnica era aparecer con contenido en los buscadores. Minó el universo digital con su nombre, se volvió atractivo para los medios de comunicación desde otros discursos, como la ira.

El día de las elecciones estadounidenses, las búsquedas de Google Trends se focalizaban solo en Trump. Fue capaz de entender un futuro, el futuro del remarketing y la indexación, el regreso al poder de la información”.

Ya se conocen algunas herencias

Según lo han dado a conocer empresas como Twitter, Instagram y Facebook, algunas dudas ya han quedado resueltas.

Desde este viernes 20 de enero, Trump, o su equipo de trabajo, tendrá a su disposición la cuenta @Potus, conocida por ser la cuenta oficial del Presidente de los Estados Unidos. Por su parte, los tuits que haya escrito Obama quedarán archivados en la cuenta @Potus44 , que quiere decir Presidente de Estados Unidos número 44.

¿Y qué pasará con cuentas como la de la primera dama, el vicepresidente o la Secretaría de Prensa? También serán entregadas a sus sucesores y sus tuits serán archivados por la Administración Nacional de Archivos y Documentos, NARA (por sus siglas en inglés).

Una novedad: aunque tendrán los mismos seguidores, el contador de tuits empezará a marcar con el número 0. Un renacer.

En Instagram y en Facebook el fenómeno será similar. El contenido publicado por Barack Obama estará integrado bajo los dominios Facebook.com/ObamaWhiteHouse  e Instagram.com/ObamaWhiteHouse . Otras plataformas como Youtube y Tumblr seguirán procedimientos similares.

Por su parte, el dominio original de la Casa Blanca será de Trump y los contenidos de Obama estarán archivados por NARA en el link ObamaWhiteHouse.gov

El cambio podría impactar a América Latina

Así como Obama fue un referente para la forma de hacer política en internet, Trump también lo será y el camino está escrito para ello. ¿Se reflejarán en América Latina estas mismas formas de gobierno?

Juan Sebastián Delgado y Sarita Palacio afirman que ya está sucediendo y esto se refleja, entre otras cosas, en fenómenos como el que muestra a los partidos políticos de ultraderecha informando solo desde plataformas como Periscope y Facebook Live.

Trump no es un hombre que quiera las redes sociales. Es de una generación que no las usaba. Pero, luego del profundo odio y las enemistades que generó con los medios tradicionales de comunicación, tuvo que usar mucho más estas plataformas para ejercer la vocería que los medios masivos no le estaban dando”, señala Jaramillo Luján.

¿Surgirán ‘nuevos Trump’ para América Latina? Los tres analistas afirman con preocupación que sí. No obstante, también prefieren esperar el momento del ejercicio político puesto que una vez Trump tome mandato como Presidente, tendrá otras formas de capitalizar su imagen ya sea desde un discurso retador, reconciliador o totalmente novedoso. Otras formas de conectar emociones.

PERLA TORO CASTAÑO
EDITORA UNIDAD DE REDES SOCIALES@PerlaToropertor@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA