Donald Trump se apresta a realizar más nombramientos de su gabinete

Donald Trump se apresta a realizar más nombramientos de su gabinete

Con su futuro 'vice', Mike Pence, definirá cargos, mientras aumenta el temor por la intolerancia.

fg

El presidente electo, Donald Trump, se reunirá en Nueva York con su futuro vicepresidente Mike Pence, para trabajar en la composición de la próxima administración de Estados Unidos.

Foto:

AFP

15 de noviembre 2016 , 11:01 a.m.

El presidente electo Donald Trump se reunirá este martes en Nueva York con su futuro vicepresidente Mike Pence para trabajar en la composición de la próxima administración de Estados Unidos, que despierta una intensa lucha interna según medios locales.

Una fuente anónima citada por 'CNN' describió las negociaciones como una "lucha mortal". El empresario inmobiliario y el gobernador de Indiana "van a examinar una lista de nombres" para los diferentes puestos del próximo gobierno, explicó el encargado de la comunicación del equipo de transición, Jason Miller, a periodistas congregados en la torre Trump de Manhattan.

El presidente electo parece tironeado entre su promesa de campaña de sacudir el "establishment" de Washington y la necesidad de apoyarse en un equipo de profesionales que disponga de buenos contactos en el Congreso.

Los medios estadounidenses dicen que el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y el diplomático John Bolton optan al puesto de secretario de Estado. (También: Trump les baja el tono a sus explosivas propuestas de campaña)

Trump nombró el domingo Reince Priebus como próximo jefe de gabinete de la Casa Blanca y al dueño del portal de noticias de extrema derecha Breitbart, Steve Bannon, como principal asesor. 

¿Se liberaron los fantasmas?
rtyhfgh

Embajada de Estados Unidos en Londres. AFP

Foto:

Organizaciones defensoras de los derechos humanos temen que la elección de Donald Trump haya liberado fantasmas en Estados Unidos, ante la proliferación de agresiones verbales racistas u homófobas, e incluso actos violentos contra minorías criticadas por el presidente electo.

Pintadas con esvásticas y consignas nazis en Filadelfia, cantos xenófobos en liceos de Nueva York, cartas amenazantes distribuidas en los buzones, insultos y ataques en los campus universitarios: desde el martes 8 de noviembre, las denuncias de tales hechos se multiplican a través de las redes sociales. "Yo uso pañuelo en la cabeza, hoy alguien me pasó en un embarcadero y me dijo: 'Tu hora llegó, mi pequeña'", escribió en Twitter la periodista Mehreen Kasana.

La minoría latinoamericana, blanco de ataques de Trump durante toda la campaña, parece particularmente expuesta, constató la organización Southern Poverty Law Center (SPLC), que comenzó a censar los recientes desbordes racistas. Interrogado sobre esos ataques xenófobos, Trump afirmó que se trata de un "muy pequeño número" de hechos. "Deben parar" afirmó. (Además: La respuesta de Los Simpson tras predecir la presidencia de Trump)

"Hagan sus valijas"

Un educador del Estado de Washington (noroeste) relató: "En la cafetería, el miércoles en el almuerzo, algunos comenzaron a corear 'Construyan el muro'. En mi clase algunos alumnos gritaban: 'Si no nacieron aquí, hagan las valijas'".

Del martes al viernes, el SPLC registró más de 200 actos similares contra negros, mujeres, miembros de la comunidad LGBT. "No es como en la época (de la segregación y) del movimiento de los derechos civiles. Nadie incendia iglesias", comentó Richard Cohen, presidente del Southern Poverty Law Center, al diario 'The New York Times'. "Pero sin duda alguna hay un resurgimiento" de la intolerancia.

La policía federal hizo público un informe dando cuenta de un incremento de 67 % de los actos antimusulmanes en 2015.

En ocasiones se trata solamente de grafitis en los baños. En esas inscripciones, el eslogan de la campaña de
Trump de "Hacer a Estados Unidos grande otra vez" algunas es veces modificado: "Hacer a Estados Unidos blanco otra vez".

Extremistas envalentonados

A ello se suma el peor vocabulario xenófobo y despreciativo para designar a los negros, latinoamericanos y gais.

En Nueva York, aparecieron esvásticas pintadas en el barrio de Brooklyn, llevando a la policía a abrir una investigación. "No toleraremos actos de violencia en nuestra ciudad, tan bella por su diversidad", advirtió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. (Lea: Por teléfono, Putin y Trump hablan de 'cooperación constructiva')

Con frecuencia, los actos de odio no se limitan únicamente a las palabras. Una estudiante musulmana de la universidad de San Jose relató que un hombre blanco había intentado arrancarle su velo, llegando casi a asfixiarla.

Otra estudiante de la universidad de Ann Arbor, en Michigan, dijo haber sido abordada por un hombre que amenazó con prenderla fuego con su encendedor si no se quitaba el chador. En la ciudad de Missoula, en Montana, se distribuyeron volantes del American Nazi Party en zonas residenciales, acusando a los judíos de controlar los medios.

La sinagoga local solicitó a la policía un refuerzo de la seguridad.

En este clima inquietante, Trump nombró como alto consejero de la Casa Blanca al sulfuroso Steve Bannon, un ultraconservador conocido por sus nexos con supremacistas blancos.

Esta decisión "no hace sino envalentonar más a los sectores extremistas en este período tan tenso", concluyó Oren Segal, director de la organización Anti-Defamation League (ADL).

Ciudades se ofrecen como santuario para inmigrantes

El lunes, Chicago se unió a otras importantes aglomeraciones del país, anunciando que continuará siendo una "ciudad santuario" para inmigrantes, en abierto desafío al presidente electo.

Los Angeles, Nueva York, Seattle y San Francisco habían hecho similares anuncios luego de la elección de
Trump el martes, señalando que se negarán a encarcelar a los inmigrantes indocumentados a fin de ser deportados y se comprometieron a continuar ofreciendo servicios públicos sin tener en cuenta el estatus legal de la persona.

El candidato republicano ahora electo hizo campaña bajo la promesa de deportar a millones de inmigrantes indocumentados.

En una entrevista emitida durante el fin de semana en el programa "60 Minutes" de la cadena CBS,
Trump dijo que planea deportar inmediatamente o encarcelar hasta tres millones de inmigrantes con antecedentes penales, desde que asuma la presidencia, el 20 de enero. "Lo que vamos a hacer es que los criminales, los que tienen antecedentes penales, miembros de pandillas, narcotraficantes, a mucha de esa gente -probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones- los expulsaremos del país o los encarcelaremos", advirtió Trump.

NUEVA YORK (AFP)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA