Rusia interfiere en elecciones colombianas: Frank Mora

Rusia interfiere en elecciones colombianas: Frank Mora

Exsubsecretario de Defensa de EE. UU. dice que usan redes sociales para generar confusión.

Frank Mora, exsubsecretario de Defensa de Estados Unidos

Frank Mora, exsubsecretario de Defensa de Estados Unidos y ahora director del programa para América Latina en la Universidad de la Florida.

Foto:

Raúl Arboleda / AFP

21 de enero 2018 , 10:50 p.m.

Rusia estaría tratando de intervenir en las campañas presidenciales y legislativas que se adelantan en Colombia.

De eso está convencido Frank Mora, exsubsecretario de Defensa de Estados Unidos, y quien acaba de ser nombrado director del programa para América Latina en la Universidad Internacional de la Florida (FUI).

En entrevista con este diario, Mora sostiene que ha venido monitoreando esa intervención desde hace algunos meses en colaboración con el National Endowment for Democracy (NED), un prestigioso centro de pensamiento del país, al igual que con miembros de la actual administración republicana de Donald Trump.

“En el caso de Colombia lo que hemos visto por ahora es que están utilizando las redes sociales para generar desconfianza y confusión entre el electorado”, sostiene Mora.

Están utilizando las redes sociales para generar desconfianza y confusión entre el electorado

De acuerdo con el exsubsecretario, si bien de momento no han detectado el interés de Moscú por favorecer a algún candidato en particular, también tienen claro que el objetivo de fondo es identificar a opcionados que puedan crear un conflicto con EE. UU. y debilitar la alianza que existe entre ambos países.

Según Mora, se trata de un patrón muy similar al que emplearon en las pasadas elecciones presidenciales de EE. UU.


Las agencias de inteligencia de este país ya concluyeron que Rusia no solo intervino en las elecciones sino que intentó favorecer a Trump, que finalmente ganó los comicios.

Tanto el Congreso como la Fiscalía lo que investigan ahora es si existió algún tipo de coordinación entre la campaña del republicano y el Gobierno ruso.

En la entrevista, el subsecretario indicó que los rusos estarían, por ejemplo, tratando de desacreditar a los medios tradicionales de Colombia publicando noticias falsas en redes como Facebook, donde se contradice a estas publicaciones.

“Tratan de crear un mundo en el que el electorado ya no sabe lo que es real o falso. Es una estrategia muy barata que ocasiona caos y que los beneficia”, afirma Mora.

Por supuesto, sostiene, el plan de los rusos no es solo con Colombia.


Ya han documentado esfuerzos similares en México, Argentina y Perú y tienen en la mira otras naciones como Costa Rica y Brasil donde, como en el caso de Colombia, hay elecciones este año.

Eso va muy en la línea de lo que dijo hace poco el asesor de Seguridad Nacional de Trump, general H. R. McMaster.

Este afirma tener evidencia de que Moscú estaría interviniendo en México, probablemente para favorecer a Manuel López Obrador, candidato de izquierda que encabeza las encuestas en este país.

Identifican, afirma Mora, al candidato que más polarización puede crear con EE. UU. y luego trabajan para beneficiarlo. El problema, según el exfuncionario, es que los gobiernos parecen no haber entendido todavía lo real que es esta amenaza ni están tomando medidas para contrarrestarla.

Es por eso que tanto FIU como NED y el American Society han unido fuerzas para realizar un foro este próximo 9 de febrero en el que piensan alertar sobre la situación.

El NED, de hecho, publicó recientemente un nuevo reporte titulado ‘Poder agudo, la influencia creciente del autoritarismo’, en el que definen el modelo que vienen usando países como Rusia y China para penetrar los sistemas democráticos en el mundo.

La teoría del ‘sharp power’ (poder agudo) es que, a diferencia del ‘soft power’ (poder blando) o el ‘hard power’ (poder duro) que se empleó en el pasado para vender o imponer una ideología diferente, este apela a la creación del caos y la desinformación para debilitar y desestabilizar el sistema democrático en países ya de por sí frágiles. El objetivo es el surgimiento de modelos alternativos más afines con sus ideologías y el autoritarismo.

De acuerdo con el NED, las herramientas utilizadas, muchas de ellas aprovechándose de los avances tecnológicos, hacen que sea mucho más difícil de rastrear que la evidente aplicación del “poder duro” o “poder suave” que caracterizó a los años de la Guerra Fría.

En el informe, el NED ofrece un conjunto de recomendaciones para ayudar a los gobiernos a detectar y contener el problema.

Una de ellas es desenmascarar a este tipo de actores.

Para el NED, países como Rusia muchas veces financian proyectos o actividades que van camufladas bajo el manto de ser medios de comunicación u ONG cuando en realidad son un aparato más del Estado.

Así mismo emplean actores locales que hacen propaganda a su favor y se mimetizan como organizaciones independientes.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
En Twitter: @sergom68

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.