Batalla por presidencia de EE. UU. pasa ahora a la salud de candidatos

Batalla por presidencia de EE. UU. pasa ahora a la salud de candidatos

Secretismo con que se guardó neumonía de Clinton y su desmayo, serían aprovechados por el magnate.

Hillary Clinton sufrió un desmayo durante la ceremonia conmemorativa del 11-S | El Tiempo | Septiembre 12 Hillary Clinton sufrió un desmayo durante la ceremonia conmemorativa del 11-S | El Tiempo | Septiembre 12

Desmayo de Hillary Clinton

13 de septiembre 2016 , 09:54 a.m.

La reacción del candidato republicano Donald Trump a la noticia sobre los quebrantos de salud de su rival, la demócrata Hillary Clinton, fue bastante moderada.

“Espero que se recupere pronto”, dijo el magnate neoyorquino causando algo sorpresa pues si algo lo ha caracterizado es su beligerancia a la ahora de atacar rivales. Pero más en privado, no hay duda, Trump y su equipo deben estar frotándose las manos ante la oportunidad que ahora se les presenta. 

Clinton fue evacuada de emergencia este domingo cuando participaba de un momento conmemorativo del 11-S en Nueva York. Pero sus imágenes tambaleándose antes de montar a un carro le dieron la vuelta al mundo y desataron una ola de especulación sobre su estado de salud. Este lunes, su campaña confirmó que Clinton fue diagnosticada con neumonía desde el viernes pasado y que el desmayo estaría atribuido a eso. (Lea también: Neumonía dispara preocupación por el futuro de Hillary Clinton)

Así mismo, que fue incapacitada por dos días y por lo tanto no podrá asistir a una gira que tenía prevista por la costa oeste.

El efecto que tendrá el incidente en sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca dependerá, en buena parte, de cómo evolucione su cuadro médico.

Como decía el diario Washington Post en su edición de este lunes, la neumonía es una enfermedad normal y Clinton podría pasar la página con relativa facilidad si se recupera pronto y se encarrilla nuevamente en el trote de su campaña.

Dicho eso, sostenía el diario, estará “bajo mucha presión” pues ahora debe demostrar que sí está en condiciones físicas para asumir un cargo tan exigente como la presidencia de EE. UU. Y es allí donde Trump puede cosechar.

Este mismo fin de semana, el magnate sugirió que “algo raro” debía estar pasando con la salud de Clinton, haciendo referencia a una ataque de tos que tuvo hace ocho días mientras pronunciaba un discurso.

De forma coincidencial –y allí es donde entra el destino, o la suerte si en eso cree– Trump había comenzado a sembrar dudas sobre las capacidades de Clinton para aguantar los rigores de la Casa Blanca. “Yo no sé, pero lo que me dicen es que se cansa mucho. Que se toma sus siestas todas las tardes. Es una persona baja de energía”, dijo Trump utilizando frases similares a las que empleó para anular al exgobernador de Florida Jeb Bush durante las primarias de su partido. El incidente de este domingo dará más vida, además, a las teorías de conspiración sobre un supuesto cáncer o enfermedad terminal que la aqueja desde hace varios años.

Aunque esos rumores podrían caerse por su peso una vez Clinton presente al público, como lo prometió, una evaluación médica sobre su estado de salud, se verá obligada a seguir dando explicaciones quizá por lo que resta de la campaña. Y para Trump eso es oro. (Además: Imprevisible impacto de la neumonía en la campaña de Hillary Clinton)

Hasta hace pocas semanas, era él quien estaba contra las cuerdas ante ataques que le llegaban hasta de su propio partido y cuyo eje giraba en torno a la falta de preparación y juicio para asumir la Oficina Oval.

De momento no hay encuestas que reflejen esta nueva realidad de la campaña. En la última de ellas, del Washington Post, Clinton superaba a Trump por cinco puntos a nivel nacional. Pero todos los sondeos indican que la carrera se está apretando.

Así mismo, el trastabilleo de Clinton ha tenido doble beneficio para Trump dada la poca transparencia en el manejo que se le dio al incidente: nadie sabía, por ejemplo, que había sido diagnosticada con neumonía desde el viernes y solo se informó a la prensa de su desmayo cuando el video ya era viral.

“Es una nueva prueba del secretismo y la manipulación de la candidata. Nuevamente ha engañado a la gente”, decía la portavoz de Trump, Katrina Pierson.

Si Clinton ha tenido un lado flaco en esta campaña ha sido su credibilidad, particularmente por el uso de un correo privado para manejar asuntos de seguridad nacional cuando era secretaria de Estado y que, según los republicanos, fue una forma de evadir los controles establecidos para el servicio público. Y el desenlace de su neumonía y posterior desmayo solo afianza esa percepción.

Si será este el trampolín que necesita Trump para ganar en noviembre es lo que está por verse. A 56 días de las elecciones cualquier cosa podría pasar.

El mismo Trump, que a sus 70 años sería la persona más vieja en asumir la presidencia, tiene rabo de paja en este tema, pues aún está pendiente su evaluación médica seria. La única que ha presentado terminó siendo un chiste luego que su doctor lo certificara como “el candidato con mejor salud en toda la historia de Estados Unidos”. Con todo y eso, por ahora, es el barco de Hillary el que enfrenta las tormentas.

Lo que dicen los estatutos partidarios en caso de reemplazo del candidato

Washington (AFP). En caso de que un candidato se vea imposibilitado de continuar la carrera por cualquier motivo, la Constitución estadounidense no tiene nada previsto. Hay que buscar, pues, en los reglamentos internos de los partidos para encontrar una respuesta. En el Demócrata, el artículo 2, sección 7 de sus estatutos prevé que “en caso de vacante en la fórmula presidencial, debe ser convocada una reunión especial a pedido del presidente” del partido. El escenario es casi igual en los republicanos.

En esa reunión del comité nacional demócrata se deberá tomar una decisión por mayoría de los presentes. Pero no existe ningún marco preciso para orientar la decisión.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA