Populismo será el gran desafío para el próximo presidente de EE. UU.

Populismo será el gran desafío para el próximo presidente de EE. UU.

Exdiplomático Roger Noriega cree que hay que restaurar la confianza en instituciones democráticas.

fg

La primera responsabilidad del siguiente mandatario es restaurar la confianza en las instituciones democráticas y energizar la economía.

Foto:

Mark Makela / Reuters

08 de noviembre 2016 , 02:23 a.m.

El próximo presidente de Estados Unidos confrontará significantes desafíos en América Latina. Esta región no es solo nuestro vecindario, sino que es un mercado natural de bienes y capital que son críticos para la prosperidad humana. Contamos con esos vecinos, con quienes compartimos fronteras terrestres y marítimas, como una primera línea de defensa en un mundo pos-11-S.

La primera responsabilidad del siguiente mandatario es restaurar la confianza en nuestras propias instituciones democráticas y energizar la economía. El estigma populista que ha desafiado al status quo en América Latina y el Caribe por un largo periodo del último siglo ha dominado el debate en las elecciones en EE. UU. Los ciudadanos de la clase media trabajadora se sienten inseguros de la economía global y desprotegidos por nuestros políticos nacionales. Porciones sustanciales de la población de nuestro país ya no cree más en los beneficios de un comercio global, mucho menos en el compromiso estadounidense con el mundo.

(También: Las propuestas con las que Clinton busca ganar la presidencia)

Restaurar el dinamismo económico y la productividad y reducir el papel del Gobierno en nuestras vidas hará que recorramos un largo camino en pro de recuperar el optimismo de los estadounidenses. También validará la importancia de las asociaciones internacionales para nuestra prosperidad y seguridad. Este último punto es evidente para los desafíos que enfrentamos en América Latina.

Nuestro país ha invertido 10.000 millones de dólares en Colombia, con el ánimo de apoyar los esfuerzos para aplicar el imperio de la ley sobre las organizaciones criminales. Apoyamos todo aquello que esté a favor de una paz estable y duradera. Mientras los políticos e instituciones colombianos buscan mejorar los términos del acuerdo de paz, Estados Unidos puede ayudar suministrando material crítico y apoyo político. A su vez, podemos usar las herramientas de fuerza legal para buscar y confiscar los miles de millones de dólares en activos que la guerrilla ha adquirido con el narcotráfico.

La sociedad y economía venezolanas están colapsando tras 18 años de malos manejos corruptos y gobiernos autocráticos. Estados Unidos debería animar a otros países latinoamericanos a liderar la organización de una defensa regional de la democracia y el imperio de la ley.

(Además: Las cartas con las que Donald Trump busca llegar a la Casa Blanca)

El liderazgo de la Organización de Estados Americanos (OEA) podría ser fundamental una vez los países clave se comprometan a defender la democracia y el marco legal. A los investigadores estadounidenses les debería ser permitido hacer acusaciones formales contra criminales que intenten bloquear una solución pacífica y electoral, haciendo uso del marco legal para darles espacio a una transición ordenada y a la recuperación económica.

En México, nuestro tercer más grande socio comercial, los legisladores están tratando de sentar las bases para una economía más diversa y competitiva. Debemos encontrar el camino para armonizar nuestras dos economías, de forma que podamos crecer juntos. Ningún país puede descuidar el esencial deber de proteger nuestra seguridad común y bienestar de criminales violentos que amenazan a las instituciones y al pueblo.

Según consta en recientes encuestas, una mayoría de los brasileños ha perdido la confianza en la democracia, en el despertar de una esparcida estela de corrupción que le costó la presidencia a Dilma Rousseff. Estados Unidos debe trabajar con otros en la región para promover reformas para el libre mercado, transparencia e instituciones democráticas fuertes. Por supuesto, esta visión no puede ser impuesta desde afuera, pero podemos desempeñar un papel en el impulso de la restauración en el marco de una agenda interamericana que fortalezca y comparta una libertad política y económica.

Las Américas (norte y sur) son ricas en recursos naturales e ingenio humano. Como siempre, el progreso ha sido obstaculizado por instituciones políticas disfuncionales y líderes defectuosos que se han preocupado por defender arraigados intereses económicos más que por promover el crecimiento y la multiplicación de oportunidades.

El populismo radical solo hará que estos problemas empeoren. Sin embargo, un liderazgo comprometido y confiable en cada uno de los países puede ayudarnos a adaptarnos a una economía global cambiante, enfrentando los retos del siglo XXI con la aplicación de la duradera fórmula de la libertad política y económica para empoderar a cada ciudadano.

La campaña estadounidense de este 2016 ha retenido como una esponja la misma clase de populismo que ha acosado a nuestros vecinos. Al enfrentar el problema común reforzando nuestros valores compartidos, el próximo presidente de Estados Unidos puede unir a las Américas como nunca antes.

ROGER NORIEGA*
Exdiplomático y analista

* El autor fue embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos y secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del 2001 al 2005. Es un asociado visitante del American Enterprise Institute, y su firma, Visión Américas LLC, representa a clientes de Estados Unidos y el exterior.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA