Con aprobación de reforma fiscal en Senado, Trump suma una victoria

Con aprobación de reforma fiscal en Senado, Trump suma una victoria

Impuestos a empresas bajarán al 20 por ciento. Demócratas dicen que es “traición” a la clase media.

Reforma fiscal en Estados Unidos

A lo largo de la semana, varias personas protestaron en contra de la reforma fiscal en Estados Unidos.

Foto:

Spencer Platt / AFP

02 de diciembre 2017 , 11:23 p.m.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, logró este sábado una primera victoria con la aprobación por el Senado de su reforma fiscal, presentada como “la mayor reducción de impuestos de la historia”.

El plan, que según el Gobierno busca impulsar el crecimiento, aumentar los salarios, los beneficios de las empresas y repatriar las ganancias de las multinacionales, es criticado por muchos que dudan de que esta vaya a intensificar la expansión económica y, al contrario, haga que se multiplique la deuda pública.

El texto, aprobado por un estrecho margen de 51 votos a favor y 49 en contra, debe ser armonizado ahora con la versión adoptada por la Cámara de Representantes el 16 de noviembre y votado de nuevo antes de fin de año.

Si se concreta, será la primera gran reforma del mandato del 45.º presidente de EE. UU., que no logró cumplir su promesa de derogar la ley sobre el sistema de salud de su predecesor, Barack Obama.

“Por primera vez desde 1986, la Cámara y el Senado adoptaron una gran reforma fiscal”, se congratuló el presidente republicano de la Cámara, Paul Ryan. “Una oportunidad como esta solo se presenta una vez por generación, debemos aprovecharla”, dijo.

Ansioso por reivindicar una victoria en uno de los mejores días de su mandato hasta ahora, Trump tuiteó: “Estamos un paso más cerca de dar recortes tributarios ENORMES a las familias trabajadoras en todo EE. UU. (...)”, agregó.

Todos los senadores republicanos, con una excepción, votaron a favor de la reforma, a la que se opusieron los 48 representantes demócratas. Previamente se habían adoptado dos enmiendas, una demócrata y una republicana, durante una larga serie de votaciones.

La mayoría republicana cumplió así, pese a algunas horas de retraso, con su calendario. Y como no quiere perder el impulso, convocará este lunes  una comisión bicameral encargada de forjar un compromiso entre las dos cámaras. El mandatario insiste en que los republicanos no tienen derecho al error, tras el humillante fracaso de su reforma del ‘Obamacare’.

Trump hizo de la reducción de impuestos el caballo de batalla de su política económica, con el objetivo de dar más poder adquisitivo a la clase media y estimular el crecimiento de la economía y el empleo.

La ley privilegia primero a las empresas, que verán una baja de impuestos del 35 al 20 por ciento, y a las multinacionales, que serán invitadas a repatriar sus beneficios a EE. UU. “Todo esto son estímulos para innovar, invertir y a hacerlo en EE. UU.”, resume Holtz-Eakin, de American Action Forum, quien asegura que esos gastos en capital dinamizarán la productividad, clave del crecimiento.

El razonamiento del Gobierno es que luego mejorarán los salarios, en un momento en el que los ingresos reales de los trabajadores estadounidenses están estancados desde hace tres décadas.

Aunque el proyecto prevé recortes de impuestos para familias e individuos, el Comité Conjunto de Impuestos del Congreso aseguró en su última estimación que tan solo el 44 por ciento de los estadounidenses verán una reducción anual de más de 500 dólares.

Según Robert Reich, exsecretario de Trabajo del presidente Bill Clinton, citando al Tax Policy Center, el uno por ciento más rico saldrá favorecido con la reforma hasta el 2027.

Además, la ley reducirá en un billón de dólares los ingresos del Estado en los próximos diez años y aumentará otro tanto una deuda, que ya asciende a 20 billones de dólares.

La minoría demócrata solo pudo expresar una oposición simbólica. En lo que se refiere al fondo, denunciaron un texto que “tima” a la clase media. “¡Esta noche el Tesoro federal fue saqueado!”, dijo el senador Bernie Sanders.

La ley también deroga la obligación de contratar un seguro médico instaurada por el ‘Obamacare’, una medida que podría desestabilizar el sistema de salud, y abre tierras protegidas de Alaska a las perforaciones petroleras. “Los senadores republicanos traicionaron a la clase media estadounidense”, denunció Nancy Pelosi, la líder demócrata en la Cámara de Representantes.

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA