Donald Trump se jugará todas sus cartas dando 'golpes bajos'

Donald Trump se jugará todas sus cartas dando 'golpes bajos'

Intentará dar un giro a su campaña para el debate del 9 de octubre y apelará al escándalo.

fg

La cordialidad en la campaña va a quedar reducida a momentos como este en Nueva York.

Foto:

Timothy A. Clary / AFP

01 de octubre 2016 , 10:59 p.m.

Fueron tan solo 90 minutos. Sin embargo, al parecer suficientes para provocar un nuevo e inesperado giro en la carrera por la presidencia de Estados Unidos.

Aunque los sondeos todavía indican que hay un empate técnico entre el candidato republicano, Donald Trump, y la demócrata, Hillary Clinton, el consenso generalizado a lo largo de esta semana fue que el magnate perdió, y estrepitosamente, durante el primer debate presidencial que ambos sostuvieron este lunes en Nueva York.

Algo que reconocieron hasta sus mismos asesores y otras voces en el establecimiento republicano.

De hecho, prácticamente el único que lo vio como ganador fue el propio Trump, quien, pese a ello, se dedicó a atacar al presentador del evento –un republicano, Lester Holt– por supuestamente estar cargado en su contra.

Según diversos medios, el debate provocó todo un caos dentro de su campaña, a solo días del próximo encuentro con Clinton este 9 de octubre.

Y algo de frustración, pues al parecer Trump decidió no prepararse para el intercambio y optar por la espontaneidad que tan buenos resultados le ha dado entre su base de seguidores.

“Tuvo muchos momentos en los que pudo poner a Clinton a la defensiva. Como, por ejemplo, al traer a colación el uso de un servidor privado para manejar sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado, o el ataque al consulado de EE. UU. en Bengazi, o los nexos de la Fundación Clinton (de su marido) con países y personas que ella respaldó durante sus años en la administración de Obama. En su lugar, mordió el anzuelo y se dedicó a pelear en un terreno que no le es favorable. Indicios de lo volátil que es y de su falta de preparación”, dice Todd Graham, experto en debates de la Universidad de Illinois.

Sus peores momentos llegaron cuando la ex primera dama lo atacó por no revelar su declaración de impuestos y el magnate casi aceptó que era cierto y luego, ya al final, cuando le echó en cara haberse burlado de la ex miss universo Alicia Machado por haber subido de peso y por su origen latino.

Pero en lugar de hacer borrón y cuenta nueva, Trump le echó más leña al fuego al día siguiente al justificar ante diversos medios el haber llamado a Machado ‘Miss Piggy’ y ‘Miss muchacha del servicio’.

Dos comentarios muy ofensivos que no han caído nada bien entre las mujeres y los hispanos, grupos que serán vitales cuando llegue el momento de contar los votos.

Y para rematar su mala semana, un reporte de ‘Newsweek’ reveló que el multimillonario había pagado una gruesa suma de dinero en la década de los 90 a fin de explorar posibles negocios con Cuba para la época en que eso estaba terminantemente prohibido.

Aunque lo negó, el tema podría afectar sus oportunidades de ganar en Florida –un estado vital para sus intereses presidenciales–, donde el peso de los cubanos exiliados aún cuenta.

En todo caso, y de momento, Trump parece no haber aprendido de la lección. Si bien la mayoría de los republicanos le han aconsejado prepararse mejor y concentrarse en temas en los que Clinton es vulnerable (además de los ya mencionados recordándole al público que ella representa a la clase política que tanto detestan), el magnate parece resuelto a una disputa a punta de golpes bajos. Algo que anticipó a la salida del debate de Nueva York al decir que en el próximo intercambio quizá sacaría a relucir la historia de infidelidades del expresidente Bill Clinton.

Y según un memorando interno revelado por la CNN, Trump le ha dicho a su equipo que comiencen a mover ese asunto, haciendo énfasis en la manera como Hillary atacó a las amantes de su marido. Por ejemplo una carta en la que catalogó a Monica Lewinsky –la practicante con la que Clinton tuvo un ‘affair’ durante su presidencia– como a una “loca narcisista”.

Pero muchos creen que sería un error caer en ese juego. De un lado porque Hillary fue la víctima a lo largo de todo el escándalo. Y de otro, pues abriría la puerta para que se discuta su propia historia de infidelidades, que es abundante. En cualquier caso, nada que ganar pero sí mucho que perder frente al voto femenino.

“Necesitamos hablar de las cosas que son importantes para los estadounidenses, como el empleo. Lo de los ‘affairs’ de Clinton es historia antigua”, afirmó el congresista republicano Bruce Babin cuando se le preguntó al respecto.

Sea como sea, lo que sí es claro es que el público verá un Trump mucho más agresivo durante el próximo debate, el cual debe ganar si quiere mantener vivas sus aspiraciones.

Por el lado de Clinton, el ambiente, por supuesto, era mucho más festivo. Tras varias semanas de capa caída, el debate le sirvió no solo para demostrar que está en perfectas condiciones de salud (algo que estuvo en entredicho con su desmayo de hace dos semanas) sino para pasar a la ofensiva con los ‘regalos’ que le hizo el propio Trump.

De allí sus visitas a estados como Iowa y Florida, que podrían garantizarle las llaves de la Oficina Oval si los gana el 8 de noviembre.

¿Y la estrategia para el próximo debate? “Mantener la calma, evitar las provocaciones, concentrarse en los temas que preocupan a la gente y dejar que Trump vuelva a ser Trump”, opina Graham.

Algo que ya hizo, y con muy buenos resultados, durante el primer ‘round’ de una pelea pactada a tres.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA