La ultraderecha está en la mira de Donald Trump

La ultraderecha está en la mira de Donald Trump

El presidente de EE. UU. culpó al Caucus de la Libertad por el fracaso de su reforma de la salud.

Donald Trump

Opositores se enfrentan con seguidores de Trump en una marcha en Huntington Beach, California.

Foto:

Felipe Chacon / EFE

27 de marzo 2017 , 01:55 a.m.

La sonora derrota del viernes en el Congreso de EE. UU. de la reforma de la salud con la que el presidente Donald Trump pretendía reemplazar el llamado ‘Obamacare’, comenzó a ocasionar consecuencias políticas.

El mandatario culpó a los congresistas republicanos del ultraderechista Caucus de la Libertad del fracaso de su reforma sanitaria, retirada por la falta de apoyo dentro de su propio partido. “Los demócratas están sonriendo en (Washington) DC porque el Caucus de la Libertad, con la ayuda de (las organizaciones conservadoras) Club For Growth y Heritage, han salvado Planned Parenthood & Ocare”, afirmó Trump en un mensaje en su cuenta de la red Twitter.

(Además: ‘Trumpcare’, otra derrota y el gobierno que no despega)

El presidente se refirió en ese trino a la reforma sanitaria que en el 2010 promulgó el entonces presidente, el demócrata Barack Obama, conocida como ‘Obamacare’, que el magnate quería reemplazar con un proyecto de ley ideado por el Partido Republicano y apadrinado por él.

La propuesta conservadora abogaba también por retirar fondos a Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar de EE. UU., que ha recibido numerosas críticas de los republicanos. Sin embargo, el plan se retiró el viernes por no contar con el apoyo suficiente del Partido Republicano para ser aprobado en la Cámara de Representantes, donde se iba a someter a votación.

El proyecto de ley no salió adelante debido, en parte, a la oposición del Caucus de la Libertad, el grupo ultraconservador de legisladores que cuenta con 30 miembros en la Cámara baja. Los radicales obstaculizaron el acuerdo, para cuya aprobación se necesitaban 216 votos que no se recabaron, porque quieren menos regulaciones y que los ciudadanos elijan qué cuidados médicos cubren sus planes de salud.

El presidente del Caucus, Mark Meadows, dijo que el fracaso del proyecto “no es el fin del debate”.

(Le puede interesar: Continuidad del 'Obamacare', una derrota mayúscula para Donald Trump)

La actual ley fue diseñada para aumentar la calidad de los seguros sanitarios y hacerlos asequibles a ciudadanos con bajos ingresos y ha dado cobertura médica a más de 20 millones de personas que carecían de esa protección.

Pero Trump considera esa ley un “desastre” y, durante la campaña electoral, prometió “revocarla y reemplazarla”.

El fracasado plan republicano desmantelaba las disposiciones básicas de ‘Obamacare’, incluidos sus subsidios para ayudar a la adquisición de seguros médicos y la expansión del Medicaid, un programa para el acceso sanitario a la gente con bajos recursos.

La Oficina Presupuestaria del Congreso, organismo no partidista, calcula que el plan republicano dejaría sin seguro médico a 14 millones de personas en 2018 y a 24 millones en una década y que supondría un ahorro de 150.000 millones de dólares en 10 años.

Ante el fracaso

Como hombre de negocios, Trump ha conocido otros reveses, como la quiebra de sus casinos, pero su insolencia y su capacidad de rebote hicieron que su marca siguiera viva hasta su llegada a la Casa Blanca. El viernes, sin embargo, bajo la luz más intensa, esa que acompaña al presidente de EE. UU. adonde vaya, ya no pudo esconderse. Trump no parecía listo para admitir de frente un fracaso personal.

En un tono que no se le conocía, dijo estar “decepcionado” y “un poco sorprendido”. “Estuvimos muy cerca”, dijo, como si eso tuviera importancia. Después de dos meses en el poder, esta bofetada política pone de relieve una pregunta que podría pesar durante toda su presidencia: ¿Puede Donald Trump gobernar usando las fórmulas que le permitieron llegar al poder?

“El epílogo del viernes es bueno para el país, pero humillante para los dirigentes republicanos”, decía este domingo ‘The New York Times’ en su editorial. “Para Trump, es un recordatorio brutal de que hacer campaña es la parte fácil”, señaló.

EFE Y AFP
Washington

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA