Lo que la guerra y la violencia le cuestan al mundo

Lo que la guerra y la violencia le cuestan al mundo

Numerosos estudios demuestran la cara económica de la guerra, la inseguridad y los actos violentos.

Presupuesto militar en China

El gobierno chino mueve hoy el 10 por ciento del gasto militar global.

Foto:

Wang Zhao / AFP - Archivo / EL TIEMPO

06 de mayo 2017 , 10:23 p.m.

El mundo se ha acostumbrado a las escenas de guerra o violencia de todo tipo: delincuencial, racial, de género, religiosa, etc. Pero de lo que casi nunca se habla es del enorme costo económico que tiene esto. Según reportes como el Global Peace Index 2016, del Instituto de Economía y Paz (IEP), este fenómeno costó 13,6 billones de dólares tan solo en el 2015.

Esta cifra, que equivale a cinco dólares por cada habitante del planeta al día, es más o menos el 13,3 por ciento del PIB mundial y equivale a aproximadamente 11 veces el tamaño de la inversión extranjera directa en el planeta, que fue de 1.230 millones de dólares en el 2014. Es dinero que podría estar alimentando familias, levantando escuelas u hospitales, o construyendo carreteras.

Entre las principales variables que tiene en cuenta el estudio está el gasto militar, que representa 45 por ciento de los 6,16 billones de dólares que totaliza el impacto económico de la violencia. Estados Unidos ha liderado por años este listado. Washington es responsable del 38 por ciento del gasto militar global, en tanto que el gobierno chino mueve hoy el 10 por ciento.

El gasto en seguridad interna es la segunda variable del estudio y abarca la contención y los costos preventivos de la violencia, que implican gastos policiales, judiciales y penitenciarios, entre otros. En este ítem, la cifra global es de 3,5 billones de dólares en 2015, que es aproximadamente el 26 por ciento de los costos de la violencia en el planeta.

La tercera variable es el homicidio, que representa el 13 por ciento del impacto económico sobre la violencia. En 2015, este fue de aproximadamente 1,79 billones de dólares, lo que representa un aumento del 8 por ciento entre 2007 y 2014. Sin embargo, ha disminuido desde el 2015 en economías avanzadas.

“Los costos directos de homicidio y delitos violentos incluyen costos médicos, pérdida de ingresos y daños a la víctima y al perpetrador”, explica el informe. Los costos indirectos incluyen pérdida de productividad de la víctima, así como familiares y amigos debido a un trauma psicológico.

América Central y el Caribe son las regiones más afectadas por los homicidios, seguidas de América del Sur.

El informe del IEP indica que en el 2015, los gastos de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas, que fueron de aproximadamente 8,27 mil millones de dólares, representaron solo el 1,1 por ciento de las pérdidas económicas de 742.000 millones de dólares causadas por conflictos armados. Aunque el estudio muestra que los gastos de consolidación y mantenimiento de la paz se han duplicado en los últimos nueve años, es evidente que los gobiernos del mundo están gastando demasiado en conflictos y muy poco en paz.

Luego está el costo de arreglar lo que la guerra dañó. Datos del Banco Mundial sugieren que restaurar la infraestructura de países como Libia puede llegar a costar cerca de 200 billones de dólares en los próximos 10 años, y que los gastos de guerra de países como Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto ascienden a 35 billones de dólares, equivalentes al PIB de Siria en el 2007. En Yemen, señala el mismo reporte, el número de personas pobres ha aumentado de 12 a 20 millones, mientras que en Jordania, la afluencia de más de 630.000 refugiados sirios está costando alrededor de 2,5 billones de dólares al año.

En Latinoamérica

Colombia es el séptimo país del mundo al que más le ha costado la violencia. De acuerdo con el estudio del IEP, su gasto equivale al 30 por ciento del PIB, que dicho de otra manera equivale a 2.919 dólares por persona. En América Latina, los costos de la violencia tienen niveles más altos en homicidios, acercándose al 50 por ciento del impacto económico regional de la violencia.

En contraste, Colombia es uno de apenas cinco países (junto a Sri Lanka, India, Chad y Etiopía) en los que se vio una reducción significativa del número de muertes en conflictos armados internos, presumiblemente debido a las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Farc que condujeron a la firma de un acuerdo en 2016.

A pesar de ello, Colombia es el país latinoamericano con mayor percepción de inseguridad y conflicto. Steve Killelea, empresario australiano y fundador del IEP, señaló el año pasado que “uno de los indicadores que hacen que Latinoamérica sea la región con más costos por la violencia en la lista mundial es el alto número de homicidios, que supera al de cualquier otro lugar del mundo, además de los altos niveles de corrupción en el gobierno, la inestabilidad política y los conflictos internos”.

Camilo Herrera, economista y presidente de Raddar, organización colombiana dedicada a la comprensión del mercado, del consumidor y de los ciudadanos, explica que “el costo del conflicto en Colombia desde 1964 es, como mínimo, cercano a los 2.724 billones de pesos, es decir, 3,4 veces el PIB anual que tenemos hoy. Esto se debe a un mayor gasto militar, destrucción de infraestructura, pérdida de oportunidades y destinación ineficiente de recursos”.

Estados Unidos, el país que más dinero gasta en armamento

Según el informe anual del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri), publicado el pasado 24 de abril, Estados Unidos incrementó en un 1,7 % sus gastos militares en 2016, consolidándose como la nación que más dinero invierte en armamento a nivel mundial. El estudio indica que el país norteamericano destina alrededor de 611.000 millones de dólares para esta causa, lo que equivale a casi tres veces el gasto de China, que se ubica en el segundo lugar del escalafón con una inversión de US$ 215.000 millones.

El reporte también revela que Rusia aumentó su gasto militar en un 5,9 %, y que varios países de Europa, entre ellos Italia y Francia, tuvieron un crecimiento en este ítem por segundo año consecutivo.

En contraste, algunos países exportadores de petróleo como Sudán del Sur, Venezuela y Azerbaiyán disminuyeron su gasto debido a la caída de los precios del crudo.

Los países más pacíficos y los más violentos

El Global Peace Index (índice global de paz) es elaborado anualmente por el Instituto de Economía y Paz (IEP) con base en 23 indicadores, entre los cuales se encuentran la participación en conflictos, la seguridad interna y el grado de militarización de cada país. En el 2016, este índice ubicó como las más pacíficas del planeta a tres naciones europeas: Islandia, Dinamarca y, en tercer lugar, Austria. Colombia estuvo dentro del grupo de los países menos pacíficos, en el puesto 147 de una muestra de 163. La siguen Palestina (148) y Nigeria (149).

En los últimos tres puestos del escalafón se encuentran Siria (163), Sudán del Sur (162) e Irak (161), que cerraron 2015 como los países más violentos del mundo.

CATALINA CABRERA MANTILLA
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA