Aval de la Corte Suprema de EE. UU. al veto migratorio de Trump

Aval de la Corte Suprema de EE. UU. al veto migratorio de Trump

La polémica medida entrará en vigor para personas de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia y Chad.

Aval de la Corte Suprema al veto migratorio de Trump

Donald Trump, en la Rotonda del capitolio del estado de Utah.

Foto:

George Frey / AFP

04 de diciembre 2017 , 11:17 p.m.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos permitió este lunes la entrada en vigor por completo del veto migratorio proclamado por el presidente Donald Trump, para prohibir el ingreso de los nacionales de seis países de mayoría musulmana (Chad, Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen).

En una breve orden judicial, el Tribunal Supremo aprobó una petición del Gobierno estadounidense para que se eliminaran las restricciones impuestas por cortes inferiores a la última versión del veto migratorio proclamado el 24 de septiembre. El Gobierno apostó a que el Tribunal Supremo sería más receptivo a la versión más nueva del decreto.

En el momento de su entrada en vigor, el 18 de octubre, dos jueces –primero uno de Hawái y luego uno de Maryland– bloquearon la implementación de ese veto al considerar que podría dirigirse contra una minoría religiosa y, por tanto, violar la primera enmienda de la Constitución, que protege la libertad de culto.

No obstante, esos jueces permitieron la entrada en vigor de ese veto para Corea del Norte y Venezuela, países donde viven muy pocos musulmanes y donde, por tanto, no pudo probarse que Trump buscaba discriminar a los miembros de esa religión, el argumento usado para los otros seis países.

Las restricciones relativas a Venezuela no se aplican a toda la población, sino a algunos funcionarios y su familia “inmediata”.

El Tribunal Supremo no dio a conocer las razones que lo guiaron a la hora de tomar su decisión, pero dijo que espera que las cortes inferiores revisen lo antes posible los asuntos que tienen pendientes para que pueda haber una decisión definitiva a nivel federal.

Las juezas progresistas Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor se mostraron en desacuerdo parcialmente con la decisión del tribunal.

Justo esta semana tienen previsto celebrar audiencias para estudiar la legalidad del veto migratorio el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Circuito –con sede en Richmond, Virginia– y el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito –con sede en San Francisco, California–.

Desde que llegó al poder el pasado 20 de enero, Trump ha intentado hasta en tres ocasiones implementar un veto migratorio, cuya primera versión fue proclamada el 27 de ese mes.

Después de un gran caos en los aeropuertos y numerosos reveses judiciales, Trump proclamó en marzo su segunda iniciativa contra refugiados y países de mayoría musulmana, que entró en vigor en marzo y fue sustituida por ese tercer veto, proclamado en septiembre y que ayer comenzó a aplicarse por completo.

La nueva orden de la Corte Suprema no aborda directamente los méritos de los desafíos legales. Debido a que las dos cortes federales de apelaciones están programadas para escuchar los argumentos en los próximos días, el Tribunal Supremo podría acordar considerar las apelaciones más tarde, tal vez lo suficientemente pronto para una decisión durante el periodo actual, que finaliza en junio.

El Gobierno argumentó que la versión mas reciente de la prohibición, anunciada el 24 de septiembre, se implementó solo después de que los funcionarios de seguridad nacional revisaron detalladamente los procedimientos de investigación de cada país. El Departamento de Seguridad Nacional podría agregar o eliminar restricciones de viaje en los países a medida que cambien las condiciones.

Quienes se oponen a la medida dicen que Trump está excediendo su autoridad bajo la ley federal de inmigración y violando la Constitución al apuntar a los musulmanes.

Gobierno recorta 9.200 km a dos parques naturales

El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó reducir en un total de 2,28 millones de acres (9.234 kilómetros cuadrados) el territorio de dos extensas áreas naturales en el estado de Utah que habían protegido sus predecesores demócratas Barack Obama y Bill Clinton.

La orden supone la mayor reducción de territorio de un monumento nacional de EE. UU. –un terreno natural protegido por el gobierno federal– jamás registrada y promete desatar una batalla judicial contra los ecologistas y pueblos nativos que se oponen a la explotación de esos terrenos. La orden afecta a los monumentos Bears Ears, erugido en 2016 por Obama, y Grand Staircase-Escalante, creado por Clinton en 1996.

Efe y Bloomberg / Washington

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA