Melania Trump, una modelo rumbo a la Casa Blanca

Melania Trump, una modelo rumbo a la Casa Blanca

La próxima primera dama, silenciosa y discreta, tuvo que tragarse varios sapos y pasó vergüenzas.

fg

Su discurso durante la convención republicana causó polémica por las similitudes con una intervención de Michelle Obama en el 2008.

Foto:

Timothy A. Clary / AFP

12 de noviembre 2016 , 09:16 p.m.

Lo único que tiene en común la futura primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, con su antecesora, Michelle Obama, es su estatura: 1,80 metros.

Silente, con un carisma discreto, si se quiere, sus apariciones pasaron casi inadvertidas, salvo por su discurso en la convención republicana que tenía pasajes sospechosamente parecidos a una intervención de Michelle en la convención demócrata del 2008. Plagio, se le criticó.

“Michelle Obama pronuncia un discurso y todo el mundo lo elogia. Es fantástico, piensan que es absolutamente impresionante. Mi esposa da exactamente el mismo discurso y la gente la crítica. No entiendo”, afirmó días después Trump en una cena benéfica, en modo de broma, como para pasar con humor uno de los episodios más cuestionados de su campaña.

Modelo de profesión, su perfil es completamente diferente al de Michelle, quien siempre se mostró muy activa en las actividades políticas y sociales de su esposo, en consonancia con su formación de socióloga y abogada, graduada de las prestigiosas universidades de Princeton y Harvard.

Ni en la favorabilidad de la opinión pública se acercan. Mientras la esposa de Obama tiene 79 por ciento, la de Trump, 32, las peores cifras para una futura primera dama desde los años 80, según un sondeo de Gallup.

Melania Knauss (su nombre de soltera) nació hace 46 años en Sevnica, una pequeña localidad industrial situada en el este de Eslovenia, que entonces formaba parte de la República Federativa Socialista de Yugoslavia, un territorio con dos millones de habitantes.

Hija de una madre activa en los círculos de la moda y un padre vendedor de automóviles, desde pequeña y gracias al negocio de su madre, estuvo inmersa en el mundo de la alta costura.

Inició su carrera como modelo a los 16 años en su pueblo natal y después siguió su formación en la escuela secundaria de diseño industrial de la capital, Liubliana.

Pero no es una novedad que una modelo llegue a primera dama de EE. UU. Es la tercera, después de Pat Nixon y Betty Ford, esposas de Richard Nixon y Gerald Ford, respectivamente.

En lo que sí fue pionera en lo que respecta al ambiente de las primeras damas es que ha sido la primera y única que ha posado desnuda. Sucedió en el año 2000, cuando apareció en las páginas de la revista masculina GQ. Las fotos fueron tomadas dentro del ‘jet’ privado de Trump, con el que ya sostenía una relación.

Pasarelas

Ya desde 1988 había modelado en pasarelas de Milán y París, y en 1996 se mudó a Nueva York. Cinco años más tarde obtuvo la residencia permanente y en 2006 se naturalizó estadounidense.

Irónicamente, a pesar del discurso de su esposo en contra de los inmigrantes, Melania es la segunda primera dama nacida fuera de EE. UU., desde la esposa del expresidente John Quincy Adams (1825-1829), que era británica.

Durante su juventud cursó estudios de arquitectura, sin llegar a concluirlos. Sin embargo, continuó su carrera como modelo y se interesó por el aprendizaje de diferentes idiomas. Habla esloveno, serbio, italiano, francés, alemán e inglés.

La historia de amor con Trump comenzó a finales de los 90. Lo conoció durante la Semana de la Moda de Nueva York de 1998, y tras siete años de noviazgo se casaron en el 2005, en Florida, convirtiéndose en la tercera esposa del magnate. En el matrimonio lució un vestido de Dior cuyo costo se estimó en 150.000 dólares de la época.

Entre las celebridades invitadas estuvo la propia Hillary Clinton y su esposo, Bill. Eran tiempos en que el multimillonario era cercano al partido demócrata. Un año después tuvieron a su único hijo, Barron, de 10 años.

Pero la vida de Melania al lado de Trump no ha sido fácil, al menos durante la campaña. A la vergüenza por el plagio del discurso de Michelle se sumó una situación muy embarazosa por la polémica desatada tras la publicación de un audio del 2005, en el que su esposo se ufanaba de abusar de mujeres impunemente por su estatus de celebridad.

Como consecuencia, más de una decena de mujeres aseguraron haber sido víctimas de acoso sexual por parte de Trump. Ante esta situación, Melania defendió a su marido: “Esas declaraciones no reflejan al hombre que yo conozco, aunque esas palabras fueron ofensivas e inapropiadas. Él se disculpó conmigo. Yo acepto sus disculpas y seguimos adelante”, aseguró.

En cuanto a la relación con su esposo, aseguró en una entrevista con CNN que a pesar de los 24 años que él le lleva, tiene una relación muy madura y estable: “Los dos somos muy independientes. Yo le dejo ser quien es y él me deja ser quien soy. No intento cambiarlo, es un adulto. Él conoce las consecuencias. Yo le doy mi opinión muchas veces”, explicó, pese a que confesó que en ocasiones no le gusta el tono duro que usa Trump.

Sin duda, su vida ha cambiado por los compromisos políticos de su esposo: Melania solía mostrarse más activa en redes sociales. En Facebook y Twitter publicaba fotografías de sus viajes, eventos sociales y de su cotidianidad. Mostraba su gusto por la comida orgánica, el tenis, el yoga, y destacaba productos de sus líneas de joyería y cuidado de la piel.

Sin embargo, después del lanzamiento de la campaña, sus publicaciones se concentraron en eventos propios de la aspiración de su esposo. No obstante, muy seguramente seguirá destacándose por su glamur y, según ella, pondrá empeño en trabajar por los más “necesitados, sobre todo las mujeres y los niños”.

Ya en la Casa Blanca, su estilo quizás se parecerá más al de las tradicionales primera damas que al de la singular energía de Michelle. Está por verse.

INTERNACIONAL*
* CON AFP Y EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA