¿Qué implica que Trump sea investigado por obstrucción a la Justicia?

¿Qué implica que Trump sea investigado por obstrucción a la Justicia?

Podría llevarlo a un juicio político en el Congreso si se demuestra que actuó de manera 'corrupta'.

Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, se encuentra contra las cuerdas por las investigación sobre la posible colusión de su campaña con Rusia en los comicios presidenciales del año pasado.

Foto:

AFP

15 de junio 2017 , 03:23 p.m.

El presidente estadounidense, Donald Trump, está contra las cuerdas. El fantasma ruso, inmerso en su mandato desde que asumió el poder, no da señales de irse. Y, por el contrario, son cada vez más las informaciones y las filtraciones que cierran el cerco entorno a una premisa, que si bien no ha sido comprobada judicialmente, sí está presente en todos los pasillos de la Casa Blanca, el Capitolio, las agencias de seguridad y las calles estadounidenses: la posible colusión entre la campaña de Trump y el Kremlin ruso para influir en las elecciones presidenciales del año pasado.

La más reciente controversia sobre este tema la reveló el periódico The Washington Post  el miércoles. Según el diario, el fiscal delegado para las pesquisas sobre la posible injerencia rusa en los comicios del 2016, Robert Mueller, estaría investigando a Trump por supuesta obstrucción a la Justicia, lo que caldea aún más los ánimos en el recinto presidencial.

El gobierno, por supuesto, rechazó la publicación y consideró de "escandalosa, inexcusable e ilegal" la filtración, que atribuye a fuentes del FBI. Sin embargo, el artículo cita anónimos de la administración estadounidense.

Mueller

El fiscal delegado para las pesquisas sobre la trama rusa en los comicios presidenciales de 2016, Robert Mueller, estaría investigando una posible obstrucción a la Justicia por parte de Trump.

Foto:

AFP

Todo esto puso sobre la mesa, nuevamente, el tema de un posible 'impeachment' contra Trump, pues el delito de obstrucción a la justicia es suficiente para iniciar un juicio político en el Congreso. No obstante, todavía hay que esperar cómo se termina de desarrollar la investigación y, si es el caso, qué tantas posibilidades tendría de prosperar un 'impeachment' en un Capitolio de mayoría republicana.

El despido

Según la publicación de The Washington Post, la investigación de obstrucción a la justicia inició cuando el presidente estadounidense despidió en mayo al entonces director del FBI, James Comey. La razón es que el sacar a Comey , quien estaba a cargo de la investigación sobre la trama rusa en las elecciones, del Buró Federal puede ser visto como un intento por alterar el curso de las pesquisas que adelantaba y, en consecuencia, se podría hablar de obstrucción a la Justicia.

Si bien es cierto que en el testimonio que brindó ante el Comité de Inteligencia del Senado la semana pasada, Comey no confirmó este delito, sí fue claro al decir que no sería él, en esa instancia, quien podría decidir si hubo o no obstrucción a la Justicia, sino que serían las personas encargadas, y a su tiempo, las que tomarían esa decisión. Comey también confirmó en su declaración que fue despedido por las pesquisas que adelantaba sobre la injerencia rusa. Esto abre la puerta aún más, según algunos expertos, a la investigación de Mueller, quien quedó a cargo del caso tras el despido de Comey.

Comey

El exdirector del FBI James Comey declaró el jueves ante la Comisión de Inteligencia del Senado y aseguró que Trump no le pidió parar la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones.

Foto:

AFP

Aunque también hay otro componente. El 16 de mayo pasado el diario The New York Times reveló que el presidente Trump habría pedido a Comey que dejara la investigación contra el exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn (investigado por su relación con la injerencia rusa en los comicios), pues aseguraba que era un "buen muchacho". Para muchos Senadores y analistas esto también tipificaba como obstrucción a la justicia. Comey lo confirmó en su testimonio pero no lo calificó como delito.

El delito

Comprobar si Trump obstruyó o no a la Justicia es, en primera instancia, un asunto jurídico. Las leyes federales de Estados Unidos describen este delito como cualquier forma "corrupta" que haya utilizado una persona para "influir, obstruir o impedir (...) la correcta la aplicación de la leyes". La palabra "corrupta" no es vano y es la primera dificultad para demostrar que sí hubo dicho violación a las normas, pues si bien es cierto que Trump carga cuesta arriba con estas acusaciones también lo es que demostrar que su actuar se dio de manera "corrupta" es muy complicado.

Existen actuaciones que si se demuestran aplicarían para este caso como sobornar a alguien implicado en las investigaciones o la destrucción de pruebas. Pero hay otras que contempla la ley y que pueden llegar a hacer más ambiguas como utilizar la metodología de las amenazas o el uso de la fuerza por medio de una carta u otra comunicación.

Flynn

El exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, renunció por su relación con la trama rusa. Trump habría pedido a Comey que cesara la investigación en contra de su antiguo funcionario.

Foto:

EFE

Hay varias cosas que se aproximan a lo anterior. Por ejemplo, la frase del discurso que dio Comey ante el Senado, en la cual dejó claro que todo lo que le decía el mandatario lo tomaba como una orden. En el tema de la amenaza, también hay un hecho a considerar, que los propios legisladores demócratas plasmaron en una carta enviada a las directivas del Congreso. Cuando Trump despidió a Comey, y ante el miedo de que este diera declaraciones a los medios, aquel trinó advirtiéndole al ex jefe del FBI que ojalá no hubiese grabaciones de las conversaciones entre los dos.

Para muchos, esto último se podría tomar como una amenaza. Pero la gran dificultad que enfrentará Mueller será dar cuenta de la intención del mandatario y en ese caso demostrar que actuó de manera "corrupta".

'Impeachment'

Suponiendo que la acusación se haga formal y las pruebas demuestren que efectivamente Trump obstruyó la Justicia, podría empezar el proceso de 'impeachment' o juicio político en el Congreso, que es la única forma de juzgar y destituir a un presidente en Estados Unidos.

Para ello, en primera instancia, se requiere que la Cámara de Representantes apruebe por mayoría simple el inicio del 'impeachment'
. Algo que podría no ser tan sencillo, aun formulada la acusación y presentadas las pruebas, pues la Cámara Baja es controlada por los republicanos, el partido del presidente, que se ha mostrado hasta ahora fiel, pese a que hay algunos legisladores de la colectividad que se han apartado de Trump por sus escándalos e investigaciones.

Y en el caso hipotético de que sea aprobado, el caso pasaría al Senado, donde se definiría la permanencia del mandatario. Para una eventual destitución, se requieren de dos tercios de los votos de los senadores. Y aquí aparece el mismo escollo que en la Cámara, pues el Senado también es controlado, si bien con una mayoría más modesta, por los republicanos.

Muy pocos son optimistas con que un juicio político, en caso de darse, prospere en el corto plazo. La única opción que ven algunos analistas e incluso políticos estadounidenses es que el partido Republicano pierda las mayorías del Congreso en los comicios legislativos del próximo. Ahí sí otra historia podría ser empezada a contar. 

*Con información de 'The Washington Post'

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA