Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Nueva ayuda de EE. UU. para Colombia sería de 400 millones de dólares

Domingo 24 de julio de 2016
EE. UU. y Canadá

Nueva ayuda de EE. UU. para Colombia sería de 400 millones de dólares

Este jueves, Obama hará el lanzamiento oficial de un nuevo capítulo de las relaciones bilaterales.

Por:  SERGIO GÓMEZ MASERI | 

Este jueves se conmemoran 15 años del Plan Colombia.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

Este jueves se conmemoran 15 años del Plan Colombia.

compartidos

En algunos años probablemente se recordará este jueves 4 de febrero como el día en que nació el nuevo Plan Colombia.

Este jueves, y tras una reunión bilateral con el presidente Juan Manuel Santos en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama hará el lanzamiento oficial de un nuevo capítulo de las relaciones bilaterales en el que EE. UU. comenzará a redirigir sus recursos para apoyar el escenario de posconflicto que se le avecina a Colombia.

Ambos Gobiernos llevan ya varios meses trabajando en la estrategia y buscando un nombre apropiado que refleje el enfoque hacia la paz.

Obama no solo dará este jueves ese nombre, sino que anunciará un aumento de la ayuda que Washington le entrega al país anualmente y que hoy ronda los US$ 310 millones.

El Gobierno colombiano había pedido informalmente a EE. UU. unos US$ 500 millones anuales por un espacio de cinco años. (Lea también: 'EE. UU. quiere apoyar los acuerdos de paz a corto y mediano plazo')

Sin embargo, y de acuerdo con Dan Restrepo, exasesor de Obama, lo más probable es que la nueva ayuda esté en un punto medio entre lo pedido y lo que ya estaba sobre la mesa. Es decir, unos US$ 400 millones para el 2017.

A eso se sumarían los fondos que ya están aprobados para el 2016 y que incluyen una serie de mecanismos que hacen más fácil reenfocar la ayuda para respaldar desde ya la implementación de los acuerdos de paz.

En cualquier caso, el aumento de los fondos que pedirá Obama ha sido descrito por funcionarios estadounidenses como “significativo”. Especialmente, dada la situación fiscal de EE. UU. y sus obligaciones financieras a nivel mundial, que apuntan más hacia los recortes que a la expansión.

El nuevo Plan Colombia para la paz estaría basado en tres pilares. (Vea el gráfico: La alianza político- militar de EE. UU. y Colombia)

Por un lado, se haría énfasis en programas de desmovilización de guerrilleros y desminado. Así mismo, se pretende utilizar los recursos para llevar desarrollo a zonas marginadas del país que han sido golpeadas por la violencia, ampliando la presencia de la Agencia para el Desarrollo de EE. UU. (Usaid) a más municipios colombianos.

De igual forma, se pretende respaldar a las víctimas y mantener el apoyo a la lucha contra las drogas, pues el negocio no desaparecerá con la desmovilización de las Farc.

La nueva estrategia de Obama para Colombia estará incluida en el nuevo presupuesto de gasto para el año 2017 que el Presidente le piensa presentar al Congreso la próxima semana.

Una vez lo haga, el balón quedará en manos del Legislativo, que es el que aprueba los recursos.

Y aunque Colombia sigue contando con amplio respaldo bipartidista, su trámite no será fácil. Entre otras cosas, porque si bien a Obama le corresponde presentar el presupuesto del año entrante, para entonces ya habrá otro presidente en la oficina oval, al igual que un nuevo Congreso, que será elegido el próximo 8 de noviembre. Y eso, por lo general, se traduce en un año en el que no son muchas las cosas que avanzan en el Congreso. Además, de acuerdo con Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, en Washington es mucho más fácil vender la guerra que vender la paz. “No faltará quien se pregunte por qué EE. UU. debe seguir gastando, y más, en un país al que se ha ayudado por 15 años y al que al parecer le está yendo muy bien”, dice el analista.

Para Restrepo, sin embargo, el compromiso de un presidente de EE. UU. pesa. “Será importante saber quién gana la Casa Blanca y cómo quedan las mayorías en el Legislativo. Pero Colombia ha recibido respaldo de ambos partidos y se trata de un ejemplo de éxito que no requiere de una gran inversión. En Irak nos gastábamos más de US$ 10.000 millones al mes y mire lo que logramos. En Colombia fueron US$ 10.000 millones en 15 años y el esfuerzo grande, tanto financiero como en vidas humanas, fue puesto por los Colombianos”, afirma Restrepo.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington. 

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Siguiente

'EE. UU. quiere apoyar los acuerdos de paz a corto y mediano plazo'

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad