Pagan cerca de 1.900 millones de pesos por un atún en Tokio

Pagan cerca de 1.900 millones de pesos por un atún en Tokio

El pez, que pesaba 212 kilos, se convierte en el segundo más caro en la historia de las subastas.

fg

Kiyoshi Kimura muestra con orgullo el atún rojo que adquirió por 636.000 dólares.

Foto:

EFE

05 de enero 2017 , 07:00 p.m.

Un atún rojo se vendió por 74,2 millones de yenes (algo más de 637.000 dólares -1.863 millones de pesos colombianos-) en la que podría ser la última subasta de Año Nuevo en la mítica lonja tokiota de Tsukiji, cuya actividad podría trasladarse a nuevas instalaciones a finales de 2017.

La cantidad abonada por el atún de 212 kilos pescado en Oma, en la prefectura de Aomori (norte de Japón), supone unos 350.000 yenes (unos 3.005 dólares -8.800.000 pesos colombianos-) por kilo y es la segunda más alta pagada en una subasta de Año Nuevo en Tsukiji.

Por sexto año consecutivo la puja ganadora fue realizada por el presidente de la cadena de restaurantes Sushizanmai, Kiyoshi Kimura. El récord histórico lo ostenta el propio Kimura, que en 2013 pagó 155,4 millones de yenes (1,33 millones de dólares) por un atún rojo.

Como viene siendo costumbre, Kiyomura bromeó ante los medios y explicó que el atún adquirido resultó "un poco caro".

El célebre empresario, de 64 años, busca con estas sonadas compras copar la atención mediática para atraer al público a sus restaurantes, ya que la publicidad que logra con sus llamativas pujas -rara vez los minoristas pagan más de 74 dólares por kilo- sale mucho más económica que contratar una gran campaña publicitaria.

Esta subasta de Año Nuevo podría ser la última de este tipo que se organice en las actuales instalaciones del mercado de Tsukiji, una de las atracciones turísticas más populares de la capital japonesa.

El Gobierno metropolitano de Tokio decidió en 2001 trasladar Tsukiji, que abrió en 1935 en el céntrico barrio de Chuo a orillas del río Sumida, a la isla artificial de Toyosu, por la necesidad de crear más superficie comercial. Sin embargo, la detección de restos de sustancias tóxicas en el suelo de la nueva superficie -que solía albergar una planta productora de gas- ha retrasado desde entonces la reubicación.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, reclamó este año nuevos análisis sobre el terreno y volvió a retrasar el traslado ante la posible y persistente presencia de sustancias nocivas, como benceno, en las nuevas instalaciones.

Koike ha asegurado que la mudanza de Tsukiji no tendrá lugar al menos hasta finales de 2017.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA