El papa Francisco lloró al escuchar a refugiados rohinyás en Bangladés

El papa Francisco lloró al escuchar a refugiados rohinyás en Bangladés

El pontífice pidió perdón a esta minoría étnica en nombre de quienes los persiguen.

Papa Francisco

El papa Francisco saluda a una mujer durante una reunión interreligiosa por la paz con el papa Francisco en el jardín del Arzobispado en Dacca (Bangladesh).

Foto:

EFE / Abir Abdullah

02 de diciembre 2017 , 06:18 p.m.

El papa Francisco dijo este sábado que lloró al escuchar a 16 refugiados rohinyás la víspera en Daca, y explicó que el hecho de poder conocer a miembros de esa minoría musulmana había sido "una condición" para viajar a Birmania y Bangladés.

"Sabía que conocería a los rohinyás, pero no sabía dónde ni cuando, era la condición del viaje para mí", declaró en el avión que lo llevaba de regreso a Roma tras seis días de periplo.

El pontífice rindió homenaje al gobierno de Bangladés que hizo posible que los refugiados viajaran desde su campo del sur del país hasta Daca para hablar con él. "Lo que hizo Bangladés para ellos es enorme, un ejemplo de acogida", dijo.

Los refugiados, "asustados", formaron una fila india para ir a verlo el viernes tras un encuentro interreligioso. "Lloraba, procuré que no se notara", reconoció el papa. "Ellos también lloraban". "Pensé: 'no puedo dejar que se vayan sin decirles una palabra'", contó Francisco, que tomó el micrófono para pedirles "perdón" en nombre de quienes los persiguen.

El papa precisó que le habría gustado visitar el mayor campo de refugiados del mundo, donde se encuentran 900.000 rohinyás que huyeron de la violencia en la vecina Birmania.

"Se estudió el asunto y no fue posible por varios factores, el tiempo y también la distancia. Pero el campo de refugiados vino con representantes", celebró.

Francisco también respondió a quienes se sorprendieron de su gran prudencia en Birmania, donde nunca mencionó directamente a la minoría musulmana apátrida y evitó llamarla por su nombre, una palabra tabú en ese país de mayoría budista.

"Si hubiera pronunciado esa palabra en un discurso oficial, habría 'cerrado la puerta'" al diálogo con los birmanos, aseguró. En lugar de eso, dijo, "tuve la satisfacción de dialogar, de hacer hablar al otro", explicó el pontífice, que dijo estar "muy satisfecho" de sus entrevistas en Birmania, dando a entender que había expresado su opinión de forma mucho más clara en privado.

Desde finales de agosto, más de 620.000 rohinyás huyeron masivamente a Bangladés para escapar a la represión del ejército en el oeste de Birmania, que la ONU calificó de "limpieza étnica".

AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.