ONU pide acceso pleno a Birmania por crisis de minoría rohinyá

ONU pide acceso pleno a Birmania por crisis de minoría rohinyá 

La oficina de la ONU en Bangladesh situó en 420.000 los miembros de esa minoría.

Rohinyás

La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió que cese la violencia contra los rohinyás en Birmania. 

Foto:

EFE / Abir Abdullah

19 de septiembre 2017 , 08:05 a.m.

La oficina de la ONU en Bangladesh situó en 420.000 los miembros de la minoría musulmana rohinyá llegados al país desde Birmania (Myanmar) desde hace tres semanas, 5.000 más que los registrados el lunes, y pidió "de manera urgente fondos" para lograr hacer frente a las necesidades de ayuda humanitaria.

"En línea con la tendencia de los últimos tres días, se ha registrado una reducción del movimiento de personas cruzando la frontera el 18 de septiembre", indicó el Grupo de Coordinación Intersectorial en su último informe.

Los refugiados que se alojan en asentamientos "espontáneos" se sitúan en 204.000 (19.000 menos que el lunes), mientras que unos 183.000 (22.000 más que la víspera) están en campamentos preexistentes y otros 33.000 rohinyás se encuentran en comunidades de acogida, precisó.

"Ha habido un movimiento significativo de personas instaladas en campamentos preexistentes hacia la nueva zona expandida del campamento de Kutupalong", en el distrito de Cox's Bazar, en el sureste del país cerca de la frontera birmana, añadió el documento.


Como resultado, se ha producido también una reducción del número de rohinyás instalados "a los lados de las carreteras".

"Puede que el movimiento se haya desencadenado por información sobre la nueva zona expandida de Kutupalong, que se encuentra todavía en desarrollo", detalló el informe.

Además, la ONU pidió "de manera urgente fondos" para "apoyar y aumentar" los servicios humanitarios que se den a los refugiados, una ayuda que se ve limitada también por el complicado acceso por carretera a los lugares donde se encuentran los rohinyás.

La crisis comenzó el pasado 25 de agosto, después de que un grupo insurgente local atacara unas casetas de la Policía y del Ejército en el estado de Rakhine, lo que desencadenó una operación militar que ha sido catalogada por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos como "caso de libro de limpieza étnica".

La ONU pidió al Gobierno birmano que le conceda acceso pleno y sin restricciones al país para verificar los graves abusos cometidos presuntamente contra la minoría musulmana rohinyá, y confió en un cambio de actitud del Ejecutivo ante la magnitud y urgencia de la crisis en el noroeste de Birmania.

"Es importante para nosotros ver con nuestros propios ojos los lugares de las presuntas violaciones y abusos, y hablar directamente con las personas afectadas y las autoridades", dijo ante el Consejo de Derechos Humanos el presidente de la Misión de Investigación de la ONU para Birmania (Myanmar), Marzuki Darusman.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA