Muere a los 88 años el rey Bhumibol de Tailandia

Muere a los 88 años el rey Bhumibol de Tailandia

Estuvo en el trono por más de 70 años y ahora su hijo Maha lo sucederá en el cargo.

fg

El rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej (izq), la reina Sirikit y el Príncipe heredero Maha Vajiralongkom, durante una audiencia en la Casa Real con motivo de su 80 cumpleaños.

Foto:

EFE

13 de octubre 2016 , 11:02 a.m.

El rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej falleció este jueves tras más de 70 años de un reinado que le convirtió en el monarca más longevo en el trono, y sumió a Tailandia en una era de gran incertidumbre por su estatus de padre de la Nación.

"Falleció plácidamente en el hospital de Siriraj", informó el palacio real en un comunicado. Tenía 88 años. Minutos después, el jefe de la junta militar, el general Prayut Chan-O-Cha, anunció que el príncipe heredero Maha Vajiralongkorn sucederá a su difunto padre, e instó a la población a "un duelo de un año".

Todas las cadenas de televisión interrumpieron su programación, cambiándola por una pantalla gris, y en el recinto del centro médico donde estaba internado el rey cientos de personas rompieron en llanto, constató un periodista de la AFP.

Aunque no tenía poderes políticos, el rey conservó en esta sociedad budista su imagen tutelar y protectora de sus súbditos. Los tailandeses le consideraban el único cimiento de una nación muy dividida.

Bhumibol Adulyadej subió al trono en 1946, tras la muerte inexplicada de su hermano y muchos tailandeses no han conocido nunca a otro soberano. El rey, hospitalizado casi ininterrumpidamente desde hace dos años -fue tratado recientemente por una infección pulmonar, problemas cardíacos e hidrocefalia- no había vuelto a aparecer en público desde hacía casi un año.

El príncipe Maha Vajiralongkorn, de 64 años, es menos conocido y venerado por sus compatriotas que su padre, y hasta ahora vivía la mayor parte del tiempo en Alemania.

De formación militar, sobre todo en la Academia de Duntroon, en Australia, tiene un rango honorífico de general en las fuerzas armadas y en los últimos años reemplazó a menudo a su padre en ceremonias oficiales, aunque raramente ha tomado la palabra.

Estatus de semidiós

Bhumibol Adulyadej tenía un estatus de semidiós en Tailandia desde hace décadas. Sus retratos están omnipresentes en todo el país y el culto a la personalidad del rey se reforzó todavía más desde el golpe de Estado militar del 22 de mayo de 2014.

En esta sociedad budista, el rey ha conservado su imagen tutelar y protectora de sus súbditos. El rey, la reina, el heredero y el regente están protegidos por una ley que reprime los crímenes de lesa majestad, una de las más severas del mundo.

Desde la llegada al poder de la junta, las demandas se multiplicaron y las condenas se endurecieron.

La última década de su reinado estuvo marcada por una gran inestabilidad política, con dos bandos enfrentados: las élites ultramonárquicas (identificadas como los "amarillos") y los partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra (los "rojos").

El último de una larga serie de golpes de Estado se llevó a cabo en nombre de la salvaguardia de la monarquía por unas fuerzas armadas preocupadas por blindar la escena política al acercarse la sucesión.

La consultoría BMI Research advirtió esta semana en una nota a sus clientes sobre el impacto económico que podría tener "un largo periodo de duelo" de varias semanas en Tailandia.

El rey Bhumibol de Tailandia, padre de una nación dividida

Sus retratos con marcos dorados adornaban las calles y carreteras del país mostrándolo a todas las edades, del joven apasionado por la fotografía, con su cámara colgada del cuello, al más maduro, visitando a campesinos.

La fotografía de Bhumibol presidía comercios, hogares, escuelas... Los niños tailandeses seguían desde hacía décadas una enseñanza especialmente dedicada a la historia de la familia real, impregnada de respeto y de devoción.

Criticada hace algunos años, especialmente por universitarios, la represiva ley que sanciona el delito de lesa majestad (castigado con 15 años de cárcel) conllevaba una fuerte autocensura sobre el tema, especialmente en los medios de comunicación. Y nadie hablaba de lo que ocurría entre los muros del palacio.

Este tabú en torno al rey se reforzó tras el golpe de Estado del 22 de mayo de 2014 perpetrado, una vez más, por militares realistas que alegaron la necesidad de defender la monarquía.

El rey veía a las fuerzas armadas "como una asociación para desarrollar el país", explica Paul Handley, autor de una biografía prohibida "The king never smiles" (El rey nunca sonríe) y este jueves periodista de la AFP.

El 25 de agosto de 2014, el soberano aprobó el nombramiento del primer ministro, el general Prayut Chan-O-Cha, líder del golpe, una etapa simbólica crucial para la legitimación del poder de los militares.

Deesde hacía décadas, en todos los cines del país, el público se ponía en pie (so pena de acciones judiciales) cuando sonaba el himno real, acompañado de imágenes que mostraban los logros obtenidos durante el reinado de Bhumibol, apasionado por los proyectos agrícolas en general y los lagos artificiales en particular.

Bhumibol era considerado el padre de la nación, o incluso un semidios, en esta sociedad profundamente dividida entre élites tradicionales monárquicas y masas seducidas por la política social desarrollada por el multimillonario ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

Éste fue derribado por un golpe de Estado en 2006, lo que no impidió a sus partidos ganar todas las elecciones nacionales celebradas desde entonces.

Para desgracia del rey, exasperado por Thaksin desde su primera victoria en las legislativas de 2001, según los analistas. El monarca condenó en 2006 los comicios "no democráticos" organizados de forma apresurada por el poderoso magnate de las telecomunicaciones convertido en político.

Fortuna colosal

Hábil estratega político a pesar de su falta de poder constitucional (desde la abolición de la monarquía absoluta en 1932), Bhumibol logró reafirmar la monarquía e imponerse como una figura tutelar irremplazable.

Esta imagen se forjó sobre todo en su intervención durante el levantamiento popular de mayo de 1992, cuando exhortó a hacer la paz a los jefes de los dos bandos, en cuclillas ante él en señal de sumisión, ante las cámaras de televisión.

Bhumibol, cada vez más debilitado, ya no intervenía más que en raras ocasiones en los últimos años para llamar a la unidad nacional. Entre los temas tabú, además de su fortuna colosal (Forbes lo puso en el primer lugar entre los monarcas del mundo en 2011), destacaba la misteriosa muerte por bala de su hermano mayor, el rey Ananda Mahidol, en el palacio en 1946. Bhumibol se convirtió entonces en el rey Rama IX, noveno monarca de la dinastía de los Chakri.

Precedió en siete años a Isabel II de Inglaterra, que ahora le sucede como la monarca con más tiempo en el trono. Entre 1946 y 1950, el hombre que se vio de repente propulsado al primer plano regresó a terminar sus estudios en Suiza, país en el que pasó gran parte de su juventud tras su nacimiento el 5 de diciembre de 1927 en Estados Unidos.

No cesó a partir de entonces de construir su imagen de sabio, protector de la nación y encargado de la misión de mejorar la vida de su pueblo, imponiéndose como el denominador común de un país que registró 19 golpes o intentos del golpe de Estado a lo largo de su reinado.

En junio de 2006 celebró el 60 aniversario de su acceso al trono ante un millón de personas y 25 reyes y reinas de todo el planeta.

Bangkok (AFP)

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA